Economía y Sistema Financiero

Depreciación del real empodera a Brasil hacia 2025

El gigante sudamericano atraviesa una de sus peores crisis financieras, pero hacia el futuro la depreciación consolidará a Brasil como uno de los cinco países que concentrarán el 70% de las exportaciones mundiales de productos básicos agroalimentarios.

28-11-2016 11:31 Por : Arena Pública
En 2025 se prevé que Brasil domine más del 40% de las exportaciones mundiales de azúcar y soya.
En 2025 se prevé que Brasil domine más del 40% de las exportaciones mundiales de azúcar y soya.

Brasil sacará partida a la depreciación de su moneda.

El gigante sudamericano atraviesa una de sus peores crisis financieras de los últimos 25 años. Tan sólo el año pasado el real se depreció poco más de 48% frente al dólar y rebasó el máximo histórico del tipo de cambio a 4 reales por dólar. El ajuste cambiario le ha costado a los brasileños un desempleo mayor a 11% y un alza constante de precios.

Pero hacia el futuro la depreciación traerá beneficios al país. De aquí a 2025 Brasil se consolidará como uno de los cinco países que concentrarán el 70% de las exportaciones mundiales de productos básicos agroalimentarios como trigo, arroz, azúcar, maíz, carne de vaca, entre otros.

Incluso reemplazará a Estados Unidos como principal exportador de soya y a la India como principal exportador de carne de vaca.

“Una de las razones detrás es la actual depreciación del real brasileño que hace que sus exportaciones sean más competitivas,” revela el informe de Perspectivas de la Agricultura 2016-2015 elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en conjunto con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En 2025 se prevé que Brasil domine más del 40% de las exportaciones mundiales de azúcar y soya; en proporción similar Tailandia controlaría las exportaciones de raíces y tubérculos; Nueva Zelanda las de leche entera en polvo y mantequilla; Canadá otras semillas oleaginosas y Australia la carne de oveja.

La dominancia alimentaria de esos países trae riesgos “particularmente agudos” al resto si dejan de exportar, ya sea por choques a su producción o por cambios políticos, advierte el informe.

Se prevé que en 2025 la exportación más concentrada sea la de soya, donde los cinco principales exportadores representarán casi 95% de las exportaciones totales con Brasil a la cabeza.

El posicionamiento de Brasil en las exportaciones de la leguminosa podría afianzar su relación con China, pues a pesar de que las importaciones de productos básicos agroalimentarios tendrán una dispersión relativa en la próxima década, el país asiático seguirá siendo el principal importador de algunos de esos productos, principalmente de Soya, asegura el informe.

La soya es consumida principalmente en países asiáticos como China, Japón e Indonesia donde la usan para preparar ingredientes como el tofu y la salsa de soya, pero la mayor parte se consume indirectamente, el 75% de la producción mundial se utiliza para alimentar al ganado para consumo humano, mientras que una pequeña proporción de 2% para la producción de biodisel.