Empresas y Empresarios

Inconformes con su apariencia, mexicanos prefieren publicidad con güeros

Sufren un colonialismo interno, la arraigada idea de que es mejor tener una apariencia europea que la propia. “Es un asunto que quedó desde la época de la Colonia, cuando llegaron los españoles, un adoctrinamiento que se fue introduciendo: era mejor ser español que ser criollo o en último caso ser indígena,” asegura el artista plástico Michael López Murillo.

31-10-2016 11:30 Por : Arena Pública
Después de los escándalos como el caso de Aeroméxico y las cajas de leche Lala en 2013, las empresas reinciden en esta práctica. Imagen caja de Leche 2016.
Después de los escándalos como el caso de Aeroméxico y las cajas de leche Lala en 2013, las empresas reinciden en esta práctica. Imagen caja de Leche 2016.

Los mexicanos no están conformes con su aspecto, aspiran a lucir un perfil europeo, más güero.

La publicidad es sólo un reflejo de ello.

En el país existe un colonialismo interno, explica el artista plástico Michael López Murillo. Se refiere a que culturalmente existe la creencia arraigada de que es mejor tener un genotipo europeo que el propio.  

“Es un asunto que quedó desde la época de la Colonia, cuando llegaron los españoles, un adoctrinamiento que se fue introduciendo: era mejor ser español que ser criollo o en último caso ser indígena,” asegura el artista, quién en 2013 hizo una campaña vía Change.org, a través de la cual solicitó a la empresa Lala cambiar a la familia que aparecía en la caja de leche por otra más acorde al prototipo mexicano.

Campaña del artista plástico Michael López Murillo, contra la publicidad de Lala en 2013.

Los medios se aprovechan de ese colonialismo para vender sus productos o hacer campañas. Cuando se hacen estudios de mercado, por ejemplo, la gente prefiere ver a los “güeros,” si sigue existiendo esa preferencia es porque la gente lo sigue pidiendo, explica López Murillo.

“Se buscan chicas de 24 a 26 años, que midan 1.70 sin tacones, look latino internacional, guapísimas, agradables, expresivas, que hablen a cuadro.” Éste es un anunció habitual de las castineras en México, dice Vanesa Duarte, una joven que por dos años se dedicó al modelaje y que asegura haber sido rechazada en distintas ocasiones por su tez morena.

En el look latino internacional -uno de los más requeridos- no encajan los morenos o bajitos, se refiere más bien a gente de tez blanca o apiñonada, cabello castaño claro y ojos miel o verdes, Aislinn Derbez es un buen ejemplo de este, explica Duarte.

“Este banco de imágenes no concuerda con los genotipos étnicos del país, son etnotipos importados, normalmente eurocéntricos, que generan un racismo muy fuerte,” explica el artista plástico Michael López Murillo.

El Palacio de Hierro y la marca Chester & Peck grabaron un comercial en la ciudad de Zacatecas. Los rasgos físicos de los modelos no corresponden al de la mayoría de los habitantes de la ciudad de la cantera, donde además, no hay un Palacio de Hierro.

 

Durante los castings, Vanessa de 26 años se sentía discriminada por ser morena. Recibía buenos comentarios, les gustaba su sonrisa, le decían que su belleza representaba a la “mujer mexicana” y que era expresiva. En algunas ocasiones fue pre-seleccionada, pero a última hora no quedaba, al final seleccionaban a las blancas con cabello castaño claro, tirando a güero,” dice Vanessa.

“Llegas a una castinera y el lugar está lleno de extranjeras, en su gran mayoría argentinas, venezolanas, brasileñas y una que otra mujer con aspecto de Europa del Este,” es el retrato que Duarte hace del panorama de las castineras en las que pasó horas esperando su turno.

Las grandes compañías siguen transmitiendo un estereotipo de belleza irreal con relación al consumidor mexicano, ello exhibe la insatisfacción personal que existe con el entorno familiar y social, señala López Murillo.

En México los güeros son una minoría. Una encuesta publicada dentro del estudio Etnicidad y Raza en América Latina, reveló que el 64% de los mexicanos que participó se declaró mestizo, 12% indígena, casi 3% negro o mulato y 13% blanco.

Publicidad de la tienda departamental Liverpool, a principios de 2016. 

Berenice Campos es otra joven que -por su estatura- sufrió discriminación en el mundo del modelaje para México.

“Me he sentido discriminada […] soy una joven que mide 1.55, chaparrita, tengo una cicatriz en el abdomen que con ciertas prendas sí se llega a notar, entonces me dicen: - ¡ah no! - ya estás partida a la mitad, ya no me sirves; tienes una estatura pequeña ya no me sirves, tienes el cabello corto, muy delgada ya no me sirves...”.

Decepcionada por su poca fortuna en las castineras, la joven de 23 años se alejó de la senda del modelaje. Hoy cursa el segundo semestre de pedagogía, una carrera de la que espera salir mejor librada.

El caso de Berenice y Vanessa recuerdan el escándalo que envolvió a Aeroméxico en 2013, cuando se abrió un casting para un comercial donde buscaban a personajes con “look Polanco,” es decir, con aspecto similar al de la gente que vive en esa exclusiva zona de la Ciudad de México. Los anunciantes especificaban que no querían a “nadie moreno.”

El asunto elevó los ánimos de la ciudadanía en las redes sociales -a tal grado- que la empresa culpó a la castinera y se vio obligada a disculpase públicamente.

El término colonialismo interno fue propuesto por el sociólogo y crítico mexicano Pablo González Casanova, quien sostiene que los países libres y soberanos que tuvieron un pasado colonialista -como México- reproducen en el presente estructuras que prevalecieron durante esa época, explica el artista plástico Michael López Murillo.

 

A FONDO: Resumen ejecutivo proyecto sobre etnicidad y raza en américa latina (PERLA), 2015. 

A FONDO: Página oficial de Michael López Murillo, arstista plástico. 

A FONDO: Haz que te llamen para un casting, blog de Allegra Models

MÁS INFORMACIÓN: Industria del maquillaje va por los hombres, Arena Pública 2016.