Economía y Sistema Financiero

Peso se deprecia por las débiles finanzas públicas: Junta de Banxico

La Junta de Gobierno está preocupada por la decisión tomada por la secretaria de Hacienda -al principio del sexenio- de aumentar el nivel de deuda, pues los precios y la moneda nacional ya están cobrando la factura.

13-10-2016 12:15 Por : Arena Pública
La moneda nacional está pagando los platos rotos de un mal manejo de las finanzas públicas.
La moneda nacional está pagando los platos rotos de un mal manejo de las finanzas públicas.

La moneda nacional está pagando los platos rotos del mal manejo de las finanzas públicas.

La mayoría en la Junta de Gobierno del Banco de México coincidió en que hay una percepción de que las finanzas públicas se están debilitando, y ello, es el principal factor -interno- que ha depreciado a la moneda nacional frente al dólar, lo denunciaron en la minuta de la reunión de política monetaria que sostuvieron el 29 de septiembre de 2016.

La minuta muestra la preocupación de los responsables de defender el poder adquisitivo de los mexicanos, frente a la decisión tomada por la secretaria de Hacienda -al principio del sexenio- de aumentar el nivel de deuda, pues los precios y la moneda nacional ya están cobrando la factura.

La mayoría de los miembros de la Junta coincidió en que, a consecuencia del acelerado crecimiento de la deuda pública en relación con el PIB en los últimos años, los indicadores de prima de riesgo han aumentado, es decir, ha crecido la tasa de interés que exigen los inversionistas para comprar bonos de gobierno.

Uno de los miembros incluso enfatizó en que la prima de riesgo en México ha crecido por encima que en otras economías con calificación de capacidad de pago similar a la del país.

“La percepción de fragilidad fiscal se confirma con las advertencias emitidas este año por las agencias calificadoras,” coincidieron algunos de los miembros, quienes se referian a las advertencias que Moody's y Standard & Poor's hicieron al gobierno, respecto de que si no disminuía su nivel de deuda podrían rebajar la calificación de su capacidad de pago.

Otro factor que está depreciando al peso -aunque en menor medida que las débiles finanzas públicas- es el crecimiento del déficit de la cuenta corriente, es decir, que cada mes es más amplio el margen de los productos y servicios que se importan, respecto de los que México exporta, señalaron algunos miembros de la Junta.

Uno de los miembros aseguró incluso que la falta de información plena sobre el plan de negocios de Petróleos Mexicanos también está debilitando el peso.

En cuanto a los factores externos, la preocupación sobre los resultados de las elecciones presidenciales en Estados Unidos -el próximo 8 de noviembre- es por excelencia lo que más debilita al peso, pues los cinco miembros de la Junta coincidieron en ello.

También debilita al peso la incertidumbre ante la decisión de incrementar la tasa de referencia que podría tomar la Reserva Federal de Estados Unidos en los próximos meses, y el impacto que este hecho tendría en el país.

“Un ajuste de la tasa de referencia en Estados Unidos sin una respuesta de la política monetaria en México podría dar lugar a salidas desordenadas de capital con consecuentes riesgos para la inflación y la estabilidad financiera,” advirtió uno de los miembros.

Depreciación del peso, principal riesgo para la inflación

El principal riesgo para que los precios no se puedan mantener es que el peso se siga depreciando frente al dólar, coincidieron los miembros de la Junta de Gobierno del banco central.

La depreciación de la moneda nacional ya cobró factura a la inflación, principalmente a los precios de los alimentos, que comenzaron a incrementarse por efecto de la debilidad del peso, explica la minuta.

“El traspaso de la depreciación del tipo de cambio a los precios de las mercancías se ha hecho más evidente en las últimas semanas, al mostrar dicho subíndice (alimentos) tasas de crecimiento anual cercanas a 4%,” explicó un miembro.

Uno del quinteto del Banco de México advirtió una pésima noticia para el bolsillo de los mexicanos: existe la posibilidad de que el tipo de cambio se ubique en niveles por encima de lo previsto durante un periodo prolongado, dijo. Un dólar alto podría significar también alza de precios y por tanto pérdida del poder adquisitivo de los mexicanos.

Una de las formas para contener la inflación es que la economía siga creciendo por debajo de lo esperado, explicó la Junta en la minuta. Cuando el consumo es débil -porque la economía no crece- los productores y fabricantes absorben los aumentos de precios, es decir, no los trasladan a sus productos y servicios finales ante el temor de que el consumidor compre menos.

 

A FONDO: Minuta 46 de Banxico, correspondiente al 29 de septiembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Decisiones recaudatorias de Hacienda hacen crecer los precios. Arena Pública, 7 de octubre de 2106.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Cómo afecta la devaluación del peso? Alza de precios, tasas de interés y recorte a programas sociales. Arena Pública, 3 de octubre de 2016.

OPINIÓN: El gran negocio del gobierno con la depreciación del peso. Samuel García. Arena Pública, 3 de octubre de 2016.

OPINIÓN: La fuerte depreciación del peso y la verdad oficial, Samuel García. Arena Pública, 9 de agosto de 2016.