Gobiernos y Finanzas Públicas

Peña firma declaración a favor de migrantes, pero realidad dista de buenas intenciones

México tiene una ley que criminaliza a los migrantes, mantiene en condiciones carcelarias a los niños y adultos que detiene en las estaciones migratorias y, con los desplazados, el problema esta tan insuficientemente atendido que ni siquiera hay una estadística confiable del fenómeno.

20-09-2016 09:39 Por : Arena Pública
La Declaración de Nueva York es considerado insuficiente por las organizaciones de derechos humanos.
La Declaración de Nueva York es considerado insuficiente por las organizaciones de derechos humanos.

De buenas intenciones está lleno el infierno, dicen las abuelitas.

Y con razón, éstas nunca han logrado un cambio sustancial.

El Presidente Enrique Peña Nieto acaba de adoptar para México la Declaración de Nueva York sobre migrantes y refugiados, texto a través del cual los 193 miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se comprometen a proteger a cabalidad los derechos humanos de todos los refugiados, migrantes y desplazados, sin importar su estatus.

Pero la realidad en México dista mucho de esta buena intención: el país tiene una ley que criminaliza a los migrantes, mantiene en condiciones carcelarias a los niños y adultos que detiene en las estaciones migratorias y, con los desplazados, el problema esta tan insuficientemente atendido que ni siquiera hay una estadística confiable del fenómeno.

Migrantes criminalizados

En México los asuntos migratorios son de seguridad nacional, pues se considera que los migrantes pueden traer o ser causa de amenazas a la nación como violencia generalizada, conflictos armados, enfermedades, pandemias, entre otros, es decir, se criminaliza a los migrantes.

La Ley de Migración tiene un doble carácter, es una legislación garantista y protectora de derechos, y por otro lado un asunto de seguridad nacional, una clasificación contradictoria y que impide que verdaderamente se garanticen, protejan y promuevan sus derechos, explicó la investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de México, Luisa Gabriela Morales Vega.

Las estaciones migratorias son como cárceles, así lo han documentado diversas organizaciones como Human Rights Watch o la prensa local. Dentro de ellas los migrantes sufren de condiciones insalubres y maltrato.

Un caso recientemente documentado fue el de un grupo de cubanos aprehendidos en la estación migratoria más grande del país, la Siglo XXI, en Tapachula, Chiapas, quienes se quejaron de no recibir atención médica luego de contagiarse con un brote de chikungunya dentro de la estación, según lo informó Quadratin Chiapas.

Más de 35,000 niños fueron detenidos en centros de inmigración en 2015 -la mitad de ellos no estaba acompañado- ello a pesar de que la ley mexicana establece que los niños sólo pueden ser detenidos bajo circunstancias excepcionales y que deben ser transferidos a refugios operados por el DIF, lo documentó Human Rights Watch.

Aun los que “tienen la suerte” de ser trasladados a un centro DIF, viven condiciones carcelarias, al igual que en las estaciones migratorias los mantiene aislados, no asisten a las escuelas locales, no tienen visitas supervisadas a jardines infantiles, parques o iglesias, o cualquier otro tipo de interacción con la comunidad, señala la organización, quien en su informe recuerda que mantener a los niños encerrados viola las leyes internacionales.

México voltea la cara para no ver a los desplazados

Las ciudades de la frontera norte se han convertido en un reservorio de mexicanos desplazados, concluyó un informe de la American Friend Service Committee y la Coalición Pro Defensa del Migrante.

Ambas asociaciones documentaron la llegada de 1,106 personas desplazadas por la violencia, inseguridad o extorsión a la ciudad de Tijuana, Baja California. Este número corresponde tan sólo a una de las muchas organizaciones que apoya a los desplazados, el Instituto Madre Asunta, y a un periodo de tres años de 2013 a 2016.

Sobre el desplazamiento forzado, que afecta principalmente a personas de Guerrero y Michoacán, el gobierno no tiene una estadística oficial, tampoco se conocen acciones serias de los gobiernos -de ningún nivel- para apoyar a esta población, reveló dicho informe.

En México no hay cifras oficiales de desplazados por la violencia, tal es la desatención al problema, que diversas organizaciones y el mismo gobierno han hecho desfilar datos que van de entre las 150 mil a un millón 600 mil personas.

El país todavía no tiene una ley general que incorpore los principios que a nivel internacional son aplicables a las víctimas de desplazamiento forzado interno. A pesar de las diversas iniciativas que se han presentado en el Congreso desde 1998.

Discurso vacío

"México seguirá trabajando para que se reconozca a los migrantes como agentes de cambio y desarrollo; para que se garanticen sus Derechos Humanos y se destierren los discursos de odio y discriminación en su contra."

Éste fue el mensaje del Presidente Enrique Peña durante la 71 Asamblea General de la ONU, en la reunión de alto nivel para atender los grandes movimientos de refugiados y migrantes.

La Declaración de Nueva York sobre migrantes y refugiados -que México acaba de adoptar- es un documento sin carácter vinculante, es decir, que no obliga a ningún país a hacer o cambiar lo que ahí se propone, es meramente una sugerencia para los países.

El documento se plantea como el comienzo de un proceso que concluirá en la firma del Pacto Global para la Migración Ordenada, Segura y Regular y el Pacto Global sobre Refugiados en 2018.

Peña ofreció al país como sede para la realización de una de las reuniones preparatorias que se llevará a cabo en 2017.

La Declaración de Nueva York es considerado insuficiente por las organizaciones de derechos humanos consultadas por el diario El País.

La ONU acoge por primera vez en 71 años de historia una cumbre dedicada a los refugiados, quienes se convirtieron en el centro del debate por el éxodo que ha desatado la guerra civil de Siria hacia los países vecinos y hacia Europa.

 

 

A FONDO: Asamblea General adopta la Declaración de Nueva York sobre migrantes y refugiados, CINU, septiembre 2016. 

MÁS INFORMACIÓN: Migración se oculta tras “seguridad nacional” para actuar con opacidad, Arena Pública, 14 de septiembre de 2016. 

MÁS INFORMACIÓN: Huyen al norte guerrerenses y michoacanos desplazados por la violencia, Arena Pública, 07 de septiembre de 2016. 

MÁS INFORMACIÓN: Niños migrantes son detenidos en condiciones carcelarias, Arena Pública, 22 de agosto de 2016. 

MÁS INFORMACIÓN: Los desplazados en México, una danza de cifras que revela la indiferencia, Arena Pública, 12 de agosto de 2016.