Gobiernos y Finanzas Públicas

'Imprevistos' salen caros en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología

Los recursos para estos imprevistos son obtenidos del Ramo General 23, un instrumento presupuestal a disposición de los gustos de Hacienda, sin una ley que regule sus funciones y su manejo.

16-09-2016 09:15 Por : Arena Pública
En el caso del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología este 'guardadito' equivale al 270%, 266 mil millones, de los 98 mil millones destinados a salarios
En el caso del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología este 'guardadito' equivale al 270%, 266 mil millones, de los 98 mil millones destinados a salarios

Al repartir un presupuesto la gente precavida deja un “guardadito” para cualquier imprevisto.

En el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología ese “guardadito” que la secretaría de Hacienda destinará para imprevistos es casi igual al monto que ha presupuestado para realizar incrementos de salario y prestaciones a sus trabajadores.

El paquete presupuestal 2017 incluye un rubro del gasto denominado previsiones salariales y económicas que se divide en tres partes: incremento de salarios y prestaciones, creación de nuevas plazas y un último llamado otras medidas de carácter económico, laboral y contingente, que es utilizado para el pago de imprevistos y es poco claro.

Imprevistos como liquidaciones, fondos de ahorro y contingencias ambientales, todo esto y más cabe en ese tercer rubro, que en promedio equivale a 33% del presupuesto total para previsiones salariales y contingencias de las diversas dependencias que integran el gobierno federal.

El presupuesto para "otras medidas de caracter económico" en 2017 será de 2,724 millones de pesos.

En el caso del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología el gasto para "otras medidas de carácter económico" representarán una quinta parte de su presupuesto total para previsiones salariales y económicas, esto es 66 millones de pesos de un total de 364 millones, o el 67% de lo presupuestado para incrementar salarios y prestaciones.

Los recursos para estos imprevistos llamados “otras medidas de carácter económico” son obtenidos del Ramo General 23, cuyo  manejo se encuentra a disposición de los gustos de Hacienda, pues no existe una ley que regule sus funciones y administración, reveló un estudio de la organización México Evalúa.

El presupuesto administrado a través del Ramo 23 no depende de un organismo en concreto, la secretaría de Hacienda lo reparte entre diversos administradores - como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología - que a su vez lo distribuyen a su criterio, lo que dificulta el seguimiento de estos recursos, explicó el estudio.

En el presupuesto 2017 a diversas dependencias se les asignó un monto casi igual para incremento de salarios y prestaciones que para “otras medidas de carácter económico.”  

Es el caso de la secretaría de Educación Pública, a la cual se le asignó un monto de 1,906 millones de pesos para estos imprevistos y de 1,949 millones para incrementos de salario. En la secretaría de Marina se presupuestaron 216 millones para imprevistos, frente a los 243 millones para incremento de salarios.

 

A FONDO: Presupuesto de egresos de la federación para el ejercicio fiscal, SHCP, septiembre 2016. 

A FONDO: Descifrando la caja negra del gasto, México Evalúa, abril 2014. 

A FONDO: Provisiones Salariales y Económicas, SHCP.

MÁS INFORMACIÓN: Meta de ahorro del gobierno federal pende de un hilo, Arena Pública, 15 de septiembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Presupuesto 2017 con la misma receta: más gastos y menos ingresos, Arena Pública, 9 de septiembre de 2016.