Gobiernos y Finanzas Públicas

#RenunciaYa, pero leyes no permiten revocación de mandato por iniciativa ciudadana

#MotivosSobran a los mexicanos para exigir la renuncia de Peña Nieto, pero no existen los instrumentos jurídico-constitucionales para revocar el mandato por medio de una iniciativa ciudadana, como una consulta popular, por ejemplo.

15-09-2016 09:26 Por : Arena Pública
En México la revocación de mandato sólo puede ocurrir bajo dos supuestos: la renuncia o que el presidente sea culpable de traición a la patria.
En México la revocación de mandato sólo puede ocurrir bajo dos supuestos: la renuncia o que el presidente sea culpable de traición a la patria.

#MotivosSobran para exigir la renuncia de Enrique Peña Nieto, claman los ciudadanos en las redes sociales.

El hashtag se convirtió en el eslogan de una campaña que invita a los ciudadanos a marchar para exigir la renuncia del Presidente durante la fiesta patria del 15 de septiembre.

Pero la Constitución mexicana no dispone todavía de un reglón que avale una destitución presidencial por vía de una iniciativa ciudadana.

El clima social en México está enardecido. La invitación a marchar refleja la crisis de confianza y el hartazgo por un sexenio protagonizado por la corrupción y las violaciones a derechos humanos.

El hashtag #MotivosSobran alude a casos puntuales que quedarán marcados en la historia de México: la desaparición de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, Guerrero -un caso irresuelto-; las ejecuciones arbitrarias de policías federales a civiles en Tanhuato, Michoacán, o las 22 personas ejecutadas por elementos del ejército en Tlatlaya, Estado de México.

El sello imborrable de corrupción que dejó el caso de la llamada 'Casa Blanca' en la imagen presidencial, las promesas rotas de un déficit cero y el alarmante crecimiento de la deuda pública, entre otros aspectos de la vida nacional.

Pero por más argumentos que existan no hay instrumentos jurídico-constitucionales para revocar el mandato del titular del Poder Ejecutivo por medio de un referéndum.

En países como Venezuela, por ejemplo, la Constitución señala que todos los cargos de elección popular son revocables, incluyendo el del titular del Poder Ejecutivo. La revocación se lleva a cabo a través de un referéndum popular, una recolección de firmas.

En México se han presentado –sin éxito- iniciativas para que la revocación de mandato pueda ejercerse a través de un referéndum. En 2008, por ejemplo, se presentaron iniciativas que quedaron archivadas, estas sugerían reformas a diversos artículos constitucionales para que la revocación procediera con una solicitud no menor al 35% de los electores inscritos en una consulta.

Por el momento la revocación no es tan sencilla como parece. En México sólo puede ocurrir bajo dos supuestos: que el presidente renuncie o que sea culpable de traición a la patria.

La renuncia

A menos que el Presidente libremente lo decida existiendo una “causa grave” de por medio, pero la constitución en el artículo 86 no define que se entiende por “causa grave”. Ni la obra del destacado constitucionalista Felipe Tena Ramírez se ocupa de desarrollar este concepto, “dicho término tiene una connotación más de tipo política que legal,” se explica en la obra Derecho Constitucional Mexicano.

En caso de que existiera esa "causa grave", la renuncia debería ser presentada ante el Congreso, que debe autorizarla. Luego, nombrar a un presidente interino o substituto y convocar a una nueva elección en un plazo no mayor a nueve meses.

En tanto, el secretario de Gobernación -en este caso Miguel Ángel Osorio Chong- asumiría provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo por 60 días, según el artículo 84 constitucional.

Lo que quiere decir que si este escenario se hiciera realidad el sucesor del presidente emergería del PRI –aunque sea de manera provisional- el partido que forma parte del enojo ciudadano, por tanto no habría tal cambio que pretende la iniciativa ciudadana del 15 de septiembre.   

Por traición a la patria

La otra opción que avala la Constitución para la revocación de mandato es que el Presidente sea acusado de “traición a la patria y delitos graves del orden común”, como lo establece el artículo 108 constitucional.

Este tipo de traición a la patria está más asociado a la conspiración bélica, es decir, a un caso donde el Presidente apoye a un país extranjero o atente contra la integridad y la soberanía de México.

Especialistas analizaron la posibilidad de que el Presidente haya caído en este supuesto al invitar al país al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, ya que es conocida su postura contra el comercio con México y las ofensas públicas hechas a los mexicanos.

El hecho “rozó en el delito de traición a la patria,” pero no lo fue, aseguró el doctor en Derecho Constitucional, Elisur Arteaga, a la revista Proceso.

Un mal momento para la renuncia

"El país sufre un síndrome de inmunodeficiencia y está débil para poder soportar el hecho de que un Presidente ya sea por la buena o por la mala tuviera que irse, no nos haría bien, debemos ver qué es lo que falla para que un hombre que no cuenta con la suficiente capacidad llegue a ser Presidente," asegura el abogado, Benjamín Orozco. 

 

A FONDO: “La Revocación del Mandato como un instrumento de la sociedad mexicana para destituir al titular del Poder Ejecutivo Federal frente a una crisis de confianza”, Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Centro de Estudios Parlamentarios (CEP). 

MÁS INFORMACIÓN: Nueve meses de salida de capitales del país, no vista desde la crisis de 1994-1995, Arena Pública, 12 de septiembre de 2016. 

MÁS INFORMACIÓN: Presupuesto 2017 con la misma receta: más gastos y menos ingresos, Arena Pública, 08 de septiembre de 2016. 

MÁS INFORMACIÓN: Peña Nieto pide perdón por 'Casa Blanca'... pero nada dice sobre la investigación. Arena Pública, 18 de julio de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Peña Nieto, incapaz de resolver problemas en México: revela encuesta. Arena Pública, 4 de julio de 2016.

OPINIÓN: El peor escenario para el peso, Samuel Garcìa, Arena Pública, 15 de septiembre de 2016. 

OPINIÓN: ¿Sigue pendiente la renuncia de Osorio?, Eduardo Revilla Arena Pública, 15 de septiembre de 2016.