Gobiernos y Finanzas Públicas

Presupuesto 2017 con la misma receta: más gastos y menos ingresos

El Paquete Económico 2017 no cumplió con las expectativas esperadas por el mercado, no registró un recorte significativo del gasto público, coherente con su meta de superávit primario. Contempló un gasto mayor que los ingresos y un crecimiento económico en un rango superior al que pronóstican analistas.

08-09-2016 18:09 Por : Arena Pública
Reunión de trabajo previo a la presentación del Paquete Económico 2017
Reunión de trabajo previo a la presentación del Paquete Económico 2017

Cambio el secretario de Hacienda pero no la receta.

Quien antes llevara las riendas de las finanzas públicas, Luis Videgaray, dejo la sopa presupuestal hecha y servida sobre la mesa.

El presupuesto 2017 se cocinó con los mismos ingredientes que los años anteriores: mayor gasto, más deuda, aunque hubiese menores ingresos.

El próximo año se gastarán casi 500,000 millones de pesos más de lo que se ingrese a las arcas públicas, de acuerdo con los Criterios Generales de Política Económica 2017.

El presupuesto contempla ingresos por 4.309 billones de pesos y gastos por 4.804 billones. El gasto del próximo año será mayor que el presupuestado para 2016 por 4.763 billones o el de 2014 por 4.480 billones.

El gasto que más crecerá es el más difícil de fiscalizar, el no programable, con 12% anual en 2017. Al interior de este rubro, los gastos para intereses y comisiones de la deuda serán los que más se incrementaran con 19% anual, mientras que el presupuesto que se repartirá entre estados y municipios aumentará 5.3% anual.

Los ingresos petroleros, que hasta hace tres años todavía representaban poco más de la tercera parte del presupuesto público, caerán 16% anual en 2017, mientras que los ingresos tributarios crecerán 10%, bajo la misma comparación.

El crecimiento de los ingresos tributarios no fue explicado por el secretario de Hacienda recién nombrado, José Antonio Meade, cuando entrego a los diputados el Paquete Económico 2017 para su aprobación.

En su discurso reiteró -como antes lo hizo Videgaray- que en 2017 ni se crearan nuevos impuestos, ni se elevará la tasa de los ya existentes.

 

Insuficiente el recorte al gasto público

El gasto público de 2017 sufrirá un recorte de 239,700 millones de pesos.

Totalmente insuficiente para lograr el superávit primario de 0.4% del PIB que se ha propuesto el gobierno, y reducir a 2.9% del PIB el déficit de la deuda más amplia, aquella que contempla las obligaciones del gobierno federal, PEMEX y CFE, pensiones, entre otros y es conocida como los Requerimientos Financieros del Sector Público.

La secretaria de Hacienda duplicó la meta de superávit primario que se había propuesto con anterioridad en el documento de pre criterios generales de política económica, pero no duplicó el monto del recorte al gasto público, necesario para lograr la meta.

Tan sólo para lograr un superávit primario de 0.2% del PIB -la mitad de lo que al final se propuso la Secretaria de Hacienda- el recorte tendría que rondar entre los 250,000 y los 300,000 millones de pesos, de acuerdo con un cálculo elaborado por el economista José Miguel Moreno.

Otra alternativa para poder alcanzar la mitad del superávit que se propuso Hacienda sería que el Banco de México le entregara un nivel de remanentes similar al de 2016 -por 378,235.8 millones de pesos-, según Moreno.

 

Preocupación por nivel de deuda se cristalizan

El saldo de la deuda ampliada, la que se viene acumulando desde sexenios anteriores, representará 50.2% del PIB el próximo año, de acuerdo con los Criterios Generales.

Un nivel que las calificadoras de riesgo han descrito como alarmante, ya que limita el margen de maniobra fiscal del gobierno.

Standard & Poor's y Moody´s han mostrado su preocupación por el hecho y advertido que si el gobierno no realiza un esfuerzo por disminuir su nivel de endeudamiento podrían bajar en los próximos dos años la calificación de la capacidad de pago del país.

 

Crecimiento e inflación entusiastas

La secretaria de Hacienda espera que la inflación se ubique en 3% al cierre de 2017, un pronóstico muy entusiasta si se toma en cuenta que los analistas del mercado -encuestados mensualmente por el Banco de México- han pronosticado que los precios cerrarán el próximo año en 3.4%.

El mismo entusiasmo se reflejó en el crecimiento económico esperado, de entre 2% y 3% para 2017. Un día antes de la entrega del paquete económico, la casa de análisis de la institución financiera más grande del país, Bancomer, redujo su expectativa de crecimiento del próximo año a 2.2% desde un 2.8% anterior.

 

A FONDO: Criterios Generales de Política Económica 2017, SHCP.

MÁS INFORMACIÓN: Videgaray renuncia ante presiones por errores en finanzas públicas y visita de Trump. Arena Pública, 7 de septiembre de 2016.