Salud y Medio Ambiente

Un virus “bueno” podría ser la ruta para la vacuna contra el VIH

Un grupo de científicos en Texas planean insertar un virus “bueno” para combatir a uno “malo”.

08-07-2016 19:43 Por : Arena Pública
Científicos no descartan que en el futuro cercano se encuentre una cura definitiva para las más de 35 millones de personas infectadas con el VIH.
Científicos no descartan que en el futuro cercano se encuentre una cura definitiva para las más de 35 millones de personas infectadas con el VIH.

La vacuna definitiva para el VIH aún está lejos. Sin embargo, este nuevo descubrimiento ha ampliado las posibilidades de encontrarla.

Un equipo de científicos en la Universidad de Texas puede que haya descubierto  una forma de entorpecer el crecimiento del VIH y reducir drásticamente la infección. La propuesta a simple vista es sencilla: infectar a las células dañadas con otro virus capaz de inmunizarlas.

El integrante de la UT, Mattew Paff, junto con su equipo esperan utilizar ingeniería genética para suprimir de forma considerable el virus del VIH, previniendo de esta forma un contagio masivo en los sistemas.

No obstante, uno de los mayores problemas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana es la constante mutación, lo que se convierte en una constante carrera entre el virus y los científicos que buscan la cura.

 

Un proyecto a largo plazo

Los científicos han comenzado a realizar pruebas en la bacteria E. coli, un organismo comúnmente utilizado en laboratorios de microbiología como modelo de sistema funcional, en el cual un par de bacteriófagos (virus que infectan exclusivamente a bacterias) son utilizados como sustituto del VIH.

En concreto lo que sucede es que dañan intencionalmente el ARN del sistema. El bacteriófago funge como virus terapéutico atacando únicamente las partes heridas.

La idea es infectar las colonias dañadas con el virus amigable, restaurando parcialmente las estructuras que se encuentran en la superficie de las bacterias antes de exponerse a la infección. Los resultados han mostrado que las poblaciones expuestas al experimento han sido favorables, mientras que aquellas no tratadas se desploman sin posibilidad de recuperación.

Gráfica comparativa entre el huesped que fue inyectado con virus terapéutico (rojo) y otro que no fue inyectado (azul), y su éxito de sobrevivencia.

A pesar de las conclusiones derivadas de las pruebas, no significa que esto sea un tratamiento viable para el VIH en el ser humano. Tan solo demuestra que el uso de un virus terapéutico es posible como un mecanismo de interferencia bastante práctico.

Los investigadores externaron el deseo de llevar las pruebas a organismos más complejos, a pesar de esto tomará un tiempo poder implementarlo.

“Es demasiado pronto para identificar los agentes reales que podrían ser utilizados en una aplicación contra una infección crónica humana, como el VIH, e incluso si fueran conocidos tales agentes transmisibles, las cuestiones reglamentaria, quizá impidan la aplicación en un futuro próximo. Nuestro enfoque sugerido -aunque futurista- está a sólo unos pasos de las prácticas actuales".

Los investigadores sugieren que los virus terapéuticos podrían un día ser diseñados para prevenir las infecciones virales o incluso para destruir los virus malignos.

 

MÁS INFORMACIÓN: Guerra de virus: utilizando un virus para frenar el esparcimiento de otro. - Reporte de investigación en PeerJ