Economía y Sistema Financiero

Las ganancias cambiarias de Banxico harán sostenible la deuda del gobierno: Carstens

Para el banquero central la entrega de 239 mil millones al gobierno en remanentes de operación, "va a fortalecer la situación financiera del gobierno federal”, dijo en entrevista con Arena Pública. El gobierno no indujo la devaluación del peso para obtener beneficios, dijo tajante

12-04-2016 07:33 Por : Arena Pública
“La decisión (de entregar remanentes) debe ser congruente con el espíritu de la ley”, dijo el gobernador Agustín Carstens
“La decisión (de entregar remanentes) debe ser congruente con el espíritu de la ley”, dijo el gobernador Agustín Carstens

La entrega de las millonarias ganancias cambiarias que obtuvo en 2015 el Banco de México al gobierno federal, colocará a la deuda en una trayectoria sostenible, dijo Agustín Carstens, gobernador del Banco Central.

Las ganancias cambiarias que obtuvo el Banco de Central en 2015 forman parte de los remanentes de operación que la Junta de Gobierno determinó en 239,093.8 millones de pesos el día de ayer. El Banco de México informó que sus resultados netos ascendieron a 378,235.8 millones de pesos en 2015.

“Lo que se verá en este mes, en los diferentes anuncios sobre el uso del remanente, van a poner a la trayectoria de la deuda en una situación indubitablemente sostenible” dijo Carstens en una entrevista realizada el viernes pasado, poco antes de que el Banco Central diera a conocer los datos sobre sus estados financieros de 2015 este lunes.

Para el banquero central la entrega de los remanentes “desde una perspectiva macro, va a fortalecer la situación financiera del gobierno federal”.

“Es un factor (el de los remanentes) que se suma a todos los demás que sí reflejan que el gobierno está actuando en consecuencia para estabilizar el saldo (de la deuda) y ponerla en una trayectoria claramente sostenible”, dijo el gobernador.

“Parte importante del aumento de la deuda pública en esta administración ha sido el resultado del efecto cambiario sobre la deuda, entonces el hecho de que el remanente se use mayoritariamente para cancelar deuda hace todo el sentido y da mucha más estabilidad financiera y alinea mejor los incentivos entre el Banco de México y el Gobierno Federal”

 

El gobierno no indujo a una devaluación del peso

A la pregunta expresa sobre la tentación del gobierno federal de inducir una devaluación del peso frente al dólar para generar ganancias cambiarias que, luego, sean trasladadas del banco central a la arcas públicas para enfrentar su gasto, Carstens respondió que no hubo ninguna intención del gobierno federal de devaluar el peso para generar financiamiento artificial.

“La propia ley le da al Banco de México la capacidad de hacer las reservas; entonces si vemos que hay una depreciación inducida para generar financiamiento artificial para el gobierno, podemos reservar las utilidades y no darle los recursos que sean pretendidos para el gobierno”

Carstens se dijo convencido de que el cambio reciente en la Ley de Presupuesto acerca mucho más los incentivos comunes de estabilidad entre el gobierno federal y el banco central.

“Creo que se han reforzado los arreglos institucionales para que el financiamiento de parte del Banco de México, el acto de obligación de entregar el remanente, no vaya en contra del mandato propio del banco (central)”, puntualizó Carstens en la conversación.

De acuerdo a la Constitución mexicana una de las obligaciones del banco central es mantener el poder adquisitivo de la moneda nacional. De allí que “la decisión (de entregar remanentes) debe ser congruente con el espíritu de la ley”, dijo el gobernador.

 

16.40 ¿la paridad mínima para un capital cero del banco central?

¿Cuáles son los criterios para determinar los remanentes? Se le cuestionó dado que la Ley del Banco de México no lo especifica.

“Al fin del día es preservar el capital objetivo. Nosotros tenemos que ver que esas reservas sean congruentes con el escenario que vemos hacia delante en términos de todos los resultados del banco”, respondió Carstens sin entrar en mayores detalles sobre la posibilidad de que una revaluación del peso frente al dólar coloque en cifras negativas al capital del banco central; ni tampoco cedió en estimar un tipo de cambio mínimo para que esto no llegue a ocurrir.

El valor de las reservas tiene que ver con un valor mínimo del tipo de cambio, explicó Agustín Carstens, al respecto. El presupuesto aprobado para este año por el Congreso de la Unión, estimó un tipo de cambio promedio de 16.40 pesos por dólar; una paridad de equilibrio para un capital cero del banco central.

En su comunicado de prensa el Banco de México señaló que la Junta de Gobierno destinó 109 mil 142 millones de pesos “a incrementar la reserva de capital”, mientras que incrementó “la reserva de revaluación de activos en 30 mil millones de pesos… para proteger el capital objetivo, en previsión de una posible apreciación de la moneda nacional frente al dólar”.

 

MÁS INFORMACIÓN: La trayectoria de tasas deberá apoyar la inversión: Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, en entrevista con Arena Pública. Vídeo completo de la entrevista.