Gobiernos y Finanzas Públicas

Los excesos y lujos en los viajes al exterior de los funcionarios anticorrupción del gobierno

La agencia Reuters reveló hoy casos de funcionarios de la Secretaría de la Función Pública que derrochan los recursos públicos en lujosos restaurantes en sus viajes al exterior. La SFP admite no tener control sobre los detalles de los viajes de sus funcionarios

19-02-2016 17:35 Por : Arena Pública
Virgilio Andrade, titular de la dependencia federal encargada de combatir la corrupción, no tiene idea de cuántos funcionarios han viajado al exterior, ni cuánto se han gastado.
Virgilio Andrade, titular de la dependencia federal encargada de combatir la corrupción, no tiene idea de cuántos funcionarios han viajado al exterior, ni cuánto se han gastado.

En medio del discurso gubernamental de recortes al gasto, los auditores anticorrupción del gobierno gastan en lujos en sus viajes al exterior.

Una nota que publica la agencia Reuters muestra casos de funcionarios de la Secretaría de la Función Pública, SFP, comiendo caviar y bebiendo champán en sus viajes de trabajo al exterior, cuando desde 2015 el gobierno federal había anunciado medidas para recortar el gasto público ante la drástica caída de los ingresos petroleros.

Sin embargo el gasto corriente y los gastos en servicios personales siguieron creciendo el año pasado.

Peor aún es que el propio gobierno no tenga información precisa de en qué gastan los viáticos sus funcionarios cuando viajan al exterior en misiones de trabajo.

Es una ironía que la dependencia encargada en México del control, supervisión y rendición de cuentas de los funcionarios públicos del gobierno, tengan tan poca idea de cómo sus mismos empleados gastan el dinero público en sus viajes, como lo muestra Reuters en la nota firmada por Elinor Comlay.

Un mamotreto de papeles, con cerca de mil páginas, en cajas de cartón, fue la respuesta de la SFP a la periodista sobre el número de empleados que viajaron el año pasado, cuánto duraron y cuánto se gastaron.

En pocas palabras, la SFP no tenían idea de lo que ocurría con los viajes de sus funcionarios.

Una muestra que deja en entredicho la nueva ley de transparencia aprobada el año pasado, por la que agencias gubernamentales y entidades tienen que publicar electrónicamente sus gastos de viaje.

No obstante, Virgilio Andrade, titular de la SFP -el mismo que absolvió de conflictos de interés al presidente Enrique Peña Nieto, a su esposa y al secretario de Hacienda Luis Videgaray en la compra de diversos inmuebles- dijo a Reuters “estoy revisando esto para asegurarme que las mejores prácticas se apliquen a este tipo de gastos", cuando se le preguntó si podrían proporcionar más detalles de cómo gastan sus funcionarios el dinero público en sus viajes al extranjero.

Sin embargo los funcionarios no entregan cuentas detalladas de sus gastos, excepto los boletos de avión y recibos de hotel, por lo que una buena parte de los gastos son discrecionales y ostentosos, como lo muestra la información publicada hoy.

Hilda García, funcionaria de lucha contra la corrupción, cenó champán, caviar y salmón ahumado en Harrods, una de las tiendas departamentales más exclusivas y costosas de Londres. Rebasó su límite de 450 dólares diarios de dieta de viaje, el año pasado.

Cuestionada por Reuters dijo que tuvo otras comidas en Starbucks y que la cena en Harrods fue una recompensa a un día de duro trabajo en Londres. "No no nos damos el lujo ni tenemos el privilegio de cenar en Harrods todos los días", se justificó García.

Jorge Pulido, director de la unidad de Asuntos Jurídicos de la SFP; quien fue enviado a Kuala Lumpur para una conferencia, se las arregló para gastar más en taxis y comidas durante una escala en Frankfurt, que en sus seis días de estancia en el hotel en Malasia.

Alejandro Bonilla, Vocero de la SFP, viajó a Hawai para las negociaciones de la Asociación Trans-Pacífico y disfrutó tanto de los calamares en su hotel en Kona, que se comió tres rondas en 24 horas. 

Jaime Cerdio, quien dirige el departamento de transparencia y rendición de cuentas, fue el más austero: en un viaje a Washington vivía con 10 dólares comiendo sándwiches y refrescos y devolviendo casi un tercio de su asignación diaria (450 usd) a las arcas del gobierno. De hecho fue el único que, de enero a agosto del año pasado, proporcionó recibos de lo que gastaba.

 

También se sobregiran 

El Congreso le aprobó el año pasado a la Secretaría de Función Pública (SFP) un presupuesto de mil 484 millones de pesos, sin embargo terminaron gastando mil 897 pesos. Con respecto al gasto programado se sobregiraron 28% respecto a lo aprobado. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Nota Reuters Caviar, Champagne at Harrods: Some Mexican anti-graft busters live large, publicado el 19 de febrero de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Gasto neto del Sector Público 2015. Secretaría de Hacienda y Crédito Público.