Economía y Sistema Financiero

La depreciación del peso llegó para quedarse, responde Moody’s Analytics a la postura de Hacienda y Banxico

Pensar que la paridad puede regresar a los niveles de 2014 es desconocer e ignorar que las condiciones globales han cambiado de manera estructural, dice Alfredo Coutiño, director para América Latina

27-01-2016 12:32 Por : Arena Pública
El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, han declarado por separado que el peso está subvaluado frente al dólar y que habrá una importante corrección
El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, han declarado por separado que el peso está subvaluado frente al dólar y que habrá una importante corrección

La depreciación del peso llegó para quedarse y no regresará a los niveles anteriores, dice José Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics.

“El peso está regresando a niveles consistentes con la nueva realidad de astringencia monetaria y dada la naturaleza permanente de los eventos globales que lo están afectando. Por ello, la depreciación del peso ha llegado para quedarse y es difícil ver un regreso del peso a paridades de 15 o 16 (pesos por dólar) como incluso hay quienes todavía lo auguran”, explicó Coutiño en entrevista esta mañana.

“Pensar que la paridad puede regresar a los niveles de 2014 es desconocer e ignorar que las condiciones globales han cambiado de manera estructural”, señaló el doctor en economía.

El domingo pasado el diario The Wall Street Journal publicó una entrevista con el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, en la que dijo que espera una “fuerte corrección” del peso mexicano, sin especificar a qué nivel de paridad se refería.

“Mi sensación es que aquí ha habido una sobre reacción, en particular en el tipo de cambio” dijo Carstens en la entrevista y añadió, “con el paso del tiempo, esta presión tiende a desaparecer. Esto puede dar lugar a una fuerte corrección, en el caso de México, por ejemplo, lo cual es algo que yo estaría esperando”, le dijo el gobernador al WSJ.

El peso mexicano se depreció el jueves pasado hasta 18.73 pesos por dólar en el mercado al mayoreo, mientras que al menudeo superó los 19 pesos por dólar. Ayer el dólar Fix (que calcula el banco central a las 12:00 hrs) se fijó en 18.4715 pesos con una ligera ganancia frente a los 18.5352 del lunes.

Las presiones contra el peso han continuado y el banco central ha vendido 2 mil millones de dólares a través de subastas en lo que va de 2016 y más de 25 mil millones de dólares el año pasado. El saldo de las reservas internacionales netas cayeron en 2 mil 20 millones de dólares en los primeros 22 días de enero.

 

¿Subvaluación del peso frente al dólar?

El gobierno mexicano ha señalado que el peso está subvaluado frente al dólar.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, lo explicó así en una entrevista con el diario El Financiero durante la reunión del Foro Económico Mundial en Davos: “Los inversionistas hoy no quieren tomar riesgos de ningún tipo y estamos viendo como hay movimientos muy abruptos en los mercados…Y por supuesto, este fenómeno tiene efectos importantes en los mercados financieros mexicanos. Hemos visto una depreciación del peso frente al dólar, lo que también ha ocurrido con otras monedas”. 

“Claramente nuestra convicción es que este es un fenómeno global y vemos ya una sobrerreacción del mercado respecto al peso. Bajo cualquier forma de medición nuestra moneda ya luce claramente subvaluada y somos de la convicción de que eventualmente el mercado habrá de retomar su nivel siempre y cuando en México seamos disciplinados de fortalecer los fundamentos de la macroeconomía”, dijo Videgaray.

Sin embargo para el economista de Moody’s, Alfredo Coutiño, tal subvaluación de la moneda mexicana frente al dólar no existe, porque la moneda mexicana está regresando al nivel que debió tener en ausencia del exceso de liquidez que hubo en el mundo hasta hace unos meses.

“Si consideramos que el peso debe volver a la paridad que hubiera tenido en ausencia del exceso de liquidez global bombeado por los bancos centrales del mundo industrializado en los últimos seis años de “flexibilización cuantitativa”, entonces la paridad de consistencia debería estar alrededor de los 18 pesos por dólar, en el rango de 17.50 a 18.50”, explicó Coutiño.

“Esto lo que implica es que ‘tarde o temprano’ todo precio en la economía tiene que regresar a su nivel de equilibrio o consistencia; así, todo el fortalecimiento que logró el peso durante los años de exceso de liquidez, ahora lo está perdiendo de manera natural, por lo que hablar de ‘sub o sobrevaluación de un precio’ tiene un componente subjetivo muy fuerte, porque depende del punto de comparación y en muchos casos no incopora el cambio en las condiciones estructurales de los mercados y las economías”, dijo el responsable para América Latina de Moody’s Analytics.

El peso mexicano se ha depreciado alrededor de 26 por ciento en los últimos 12 meses, mientras que el real brasileño lo ha hecho en 59 por ciento y el peso colombiano en 39 por ciento en este periodo. Sin embargo, monedas latinoamericanas como el peso chileno o el sol peruano han mostrado una mayor solidez frente al vendaval financiero con depreciaciones menores, de 15 por ciento en el último año.

 

¿Cuestión de confianza?

En la entrevista con El Financiero, el secretario Luis Videgaray afirmó que la economía mexicana tiene fundamentos sólidos para enfrentar el vendaval financiero que azota, sobre todo, a las monedas emergentes y que, en todo caso, podría desatar una crisis en algunas economías.

Los funcionarios del gobierno mexicano, incluyendo al presidente Enrique Peña Nieto, han reiterado la confianza que tienen los capitales externos en la economía mexicana; reiteración que volvió a hacerse patente en la reciente gira del presidente mexicano por cuatro países de Medio Oriente.

“Poco a poco, cuando la calma regrese a los mercados, los inversionistas van a diferenciar. Siempre ocurre así. Y claramente México tiene elementos muy positivos de diferenciación”, le dijo el secretario de Hacienda a El Financiero.

Y reiteró: “Los mercados van a retomar las aguas. Claramente, esta sobrerreacción que estamos viendo, eventualmente habrá de disiparse y los mercados van a distinguir a los países que tienen fundamentos sólidos, como es el caso de México”, dijo Videgaray.

Sin embargo para Coutiño no queda clara la confianza de los capitales en el peso mexicano en medio de la actual volatilidad que vive la economía global.

“Si bién no se puede afirmar que existe una salida de capitales que se registre en la balanza de pagos, el hecho de que se hayan esfumado más de 25 mil millones de dólares de las reservas internacionales a lo largo del 2015, solo por intervenciones en el mercado a través de las subasta de dólares, es una indicación de que hubo una descolocación en pesos para cambiarse a dólares, los cuales no necesariamente salieron del país pero sí se refugiaron en el dólar.

Esto es evidencia de que sí hubo una pérdida de confianza en la fortaleza del peso, tan anunciada en los años anteriores, y que siempre se atribuía a la fortaleza económica”, dijo José Alfredo Coutiño desde sus oficinas en Pennsylvania.

 

MÁS INFORMACIÓN: El gobernador del Banco de México prevé una corrección para el peso. The Wall Street Journal (en español) 25 de enero 2016

MÁS INFORMACIÓN: Bajo cualquier medición, el peso ya luce claramente subvaluado: Videgaray.  El Financiero, 20 de enero 2016