Economía y Sistema Financiero

¡Atención! Graves peligros de las economías emergentes acechan al mundo: The Wall Street Journal

Los síntomas y los riesgos que entrañan la salud de las economías emergentes del mundo son para preocuparse, dice el equipo de análisis del diario The Wall Street Journal

11-01-2016 20:12 Por : Arena Pública
Con 10 argumentos los analistas del WSJ advierten sobre una crisis en las economías emergentes con efectos globales
Con 10 argumentos los analistas del WSJ advierten sobre una crisis en las economías emergentes con efectos globales

Más que nunca habrá que poner la atención en las economías emergentes, particularmente en las más grandes.

Y es que los riesgos derivados de su deterioro económico son evidentes y su potencial impacto en el resto de las economías es atemorizante.

Lo anterior se deriva de las conclusiones a las que llegó el equipo de análisis del Wall Street Journal (Real Time Economics) y que presenta en 10 gráficos (Why Emerging Markets Are Melting Down, and Why It Matters, in 10 Charts):

 

1. La fiesta se acabó. En los últimos cinco años los economistas han recortado, consistentemente, sus pronósticos sobre las economías emergentes. Generalmente se han quedado cortos –bastante cortos- convenciéndose de que varias de las economías emergentes han perdido el impulso para dejar de serlo, como se pensó.

2. Algunos de los emergentes que se asumieron como líderes de la estabilidad global, han decepcionado según las previsiones hacia los próximos años. Es el caso de Rusia y Brasil; pero también de China.

3. Tomaron decisiones incorrectas suponiendo que los precios de las materias primas se mantendrían elevados por muchos años y no aprovecharon los años del ‘boom’ para realizar transformaciones de fondo. Ahora enfrentan problemas de finanzas públicas y de elevadas deudas.

4. Fueron desobligados. No supieron aprovechar el largo periodo de bonanza para hacer más productivas –y, por lo tanto, competitivas- a sus economías sentando bases firmes para un crecimiento sostenido en el futuro. Por el contrario, el ‘factor total de productividad’ ha venido reduciéndose en los últimos años; y  siguen dependiendo de mano de obra barata y de flujos de capitales externos.

5. El envejecimiento demográfico es ya un problema en muchas economías emergentes. Ello no solo limita su potencial crecimiento económico futuro, sino que para muchos –por ejemplo China- ya significa una disminución en el crecimiento de su fuerza laboral y un serio problema de finanzas públicas al acumular grandes pasivos sin capacidad de financiamiento de largo plazo.

6. Han financiado su crecimiento inflando su deuda. Este es uno de los mayores problemas que enfrentan las economías emergentes en el corto plazo. Tomaron grandes cantidades de deuda barata en la época del dinero fácil a tal grado que ya representa el 200% de su PIB, una cifra nunca antes vista. Ha sido el sector privado el que más se ha endeudado. Las empresas y familias tienen deudas por 120% del PIB, una situación grave que aunado a la depreciación de las monedas locales y el incremento en las tasas de interés pueden provocar serios problemas a las finanzas públicas y al sector financiero.

7. Y, con todas las advertencias encima, se siguen endeudando; asumiendo que ésta situación es coyuntural. Las empresas en China, Turquía, Sudáfrica, Polonia o México han continuado endeudándose en 2015 –si bien se encuentran en mejores condiciones financieras que en décadas pasadas cuando estallaron las crisis en AL o en Asia- con los graves riesgos que ello conlleva en el contexto actual.

8. Se han quedado sin municiones. Es evidente que ahora los gobiernos de las economías emergentes tienen menos herramientas de política económica para enfrentar una crisis o para estimular su crecimiento, que antes del estallido de la crisis financiera de 2008. Los gobiernos tienen déficits más elevados, 4% en promedio del PIB, y sus márgenes para reducir tasas de interés son escasos y con inflaciones al alza.

9. Los efectos globales de las crisis en los mercados emergentes son mucho mayores ahora que antes. Los llamados países BRICS –Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica- representan el 25% del PIB mundial; de allí que el Banco Mundial estime que por cada punto porcentual de caída en el crecimiento de los BRICS, los emergentes se contraerán 0.8 puntos y el mundo en 0.4 puntos. Entonces, hay un considerable contagio de riesgo por las crisis en los emergentes, en las economías avanzadas.

10. Los efectos podrían ser más graves, si esta caída viniera acompañada de fuertes tensiones en sus sectores financieros, en las finanzas públicas o en el balance de sus empresas más importantes.

Por todas estas razones, los analistas del WSJ señalan que debe preocupar lo que está ocurriendo en los mercados emergentes.

 

MÁS INFORMACIÓN:  Why Emerging Markets Are Melting Down, and Why It Matters, in 10 Charts; Real Time Economics, WSJ, 7 de enero 2016