Gobiernos y Finanzas Públicas

¿Tabasco es un edén? Sus pobres servicios e infraestructura lo cuestionan

La falta de inversión en servicios públicos e infraestructura es notoria en Tabasco, según denuncian sus pobladores. El Gobierno estatal acusa al anterior régimen de haber dejado un endeudamiento que los paralizó

28-12-2015 14:21 Por : Arena Pública
La falta de drenaje, el agua podrida en las calles y la pestilencia, no es la única penuria en servicios públicos que padece el Ejido Santo Domingo, Comalcalco, Tabasco
La falta de drenaje, el agua podrida en las calles y la pestilencia, no es la única penuria en servicios públicos que padece el Ejido Santo Domingo, Comalcalco, Tabasco

Ana Julia, habitante del Ejido Santo Domingo en el municipio de Comalcalco, Tabasco, lo dice a bote pronto y sin tapujos, “llevamos más de 50 años sin drenaje”.

“Muchas personas tienen sus casas en terrenos chicos, se tiene que hacer una fosa séptica, pero la fosa se les desborda y hay charcos de agua por cualquier parte del ejido; entonces el drenaje hace mucha falta” se queja esta mujer, ya entrada en años, y delegada de Santo Domingo.

A pesar del tiempo y las gestiones gubernamentales, doña Ana no se rinde. Ha acudido a la presidencia municipal a solicitar una solución, pero le dijeron que como ya se termina el gobierno en 2015 “ya no podrían solucionarlo ellos”. Ahora tendrá que esperar hasta la siguiente administración, después de las elecciones del próximo año.

El Ejido Santo Domingo es una comunidad de poco más de 2 mil habitantes. La falta de drenaje, el agua podrida en las calles y la pestilencia, no es la única penuria en servicios públicos que padece. Hay un 30 por ciento de la población con falta de electricidad y la mayoría de las carreteras están sin pavimento; la única con asfalto es la avenida principal.

“Las calles están horrorosas. Un ejemplo es la colonia 27 de Febrero. En ese lugar cada año se inunda con un nivel arriba de las rodillas, le ponemos relleno pero esto no es suficiente, porque la misma agua se lleva lo que es la arena, todo se escurre”, relata doña Ana Julia quien confiesa que no ha ido a pedir ayuda al gobierno estatal, pero que lo intentará “porque no estamos como deberíamos estar”.

 

La respuesta del gobierno

El gobierno estatal se defiende. En el tema de infraestructura básica tenemos muchas necesidades, “nos dejaron el estado saqueado por el químico (Andrés) Granier. Fue como un huracán que se llevó todo y ni las ligas dejaron”, dice Juan José Martínez Pérez, subsecretario de Obra Pública de la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas del gobierno de Tabasco.

Con las arcas locales casi vacías, el funcionario destaca que por el momento tienen un proyecto: Es el libramiento a Cunduacán; son aproximadamente 18 kilómetros. “Además, vamos a manejar el fondo metropolitano donde se hace una ampliación de cuatro carriles a lo que llamamos nosotros la entrada de Pomoca, en el municipio de Nacajuca, la licitación será en mes y medio aproximadamente”.   

Respecto al apoyo por parte del gobierno federal, el funcionario dice que no hay nada pendiente ahora. “Si necesitamos algo lo pedimos, pero no tenemos nada pendiente en lo que estemos metiendo a instituciones federales”.

El estado de Tabasco, con una población de 2 millones 383 mil habitantes, registra ingresos anuales por 43 mil 462 millones de pesos, de los que 40 mil 116 millones son ingresos federales y solo 3 mil 346 millones provienen de recaudación local. Su deuda a marzo de 2015 fue de 0.8 por ciento del PIB estatal.
 

Falta inversión y crecen los riesgos

Sin embargo desde la sociedad civil la mirada es distinta. Manuel del Valle Sánchez, doctor en Ciencia Política por la Universidad de la Sorbona en París y originario de Tabasco, denuncia que en la administración de Arturo Núñez no se ha invertido en infraestructura y el pretexto es que la administración de Granier los dejó endeudados.

Es notorio en todo el estado la falta de inversión en servicios básicos –observa el académico- y lo peor –dice- es que no se ve que cambie esta tendencia para el próximo año, porque a estas alturas ya se debió gastar el presupuesto para infraestructura.

Recuerda que en la pasada administración, familiares de Granier vendían costales de arena para proteger a Villahermosa de las inundaciones.  “Se colocaban los costales de arena en los bordes de la ciudad, por ejemplo en los bordes del río, de la laguna, de las partes donde se inundaba la capital; pero lo que se necesitaba eran obras para desviación y ante la presión de la gente se hicieron en el último año de Granier”.

Otro gran problema en Tabasco son los residuos sólidos, según Del Valle Sánchez. No se da una separación de la basura, “se hacen tiraderos de basureros al aire libre, no hay una política del estado en la recolección; todo se va junto y es uno de los principales puntos de contaminación del estado. Ahí Banobras tendría que ofrecer créditos para ayudar a solucionar este problema.

“En los municipios los tiraderos son abiertos; en Tenosique, por ejemplo, el ingenio descarga todos sus residuos directamente al río Usumacinta”, remata.

Aquél slogan de antaño de que Tabasco es un edén, pareciera que se ha desdibujado según sus habitantes. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Ficha de información presupuestal estatal 2015 de Tabasco. Instituto Mexicano para la Competitividad, IMCO

MÁS INFORMACIÓN: Obligaciones financieras de entidades federativas, municipios y organismos, 3er Trimestre 2015. SHCP