Gobiernos y Finanzas Públicas

Salida del ministro de Hacienda, ahondaría la crisis en Brasil

La renuncia del conservador Joaquim Levy y la designación de Nelson Barbosa, un economista cercano a Lula y a la presidenta Dilma Rousseff, ha sido interpretado como una señal del regreso a las políticas fiscales populistas

19-12-2015 21:09 Por : Arena Pública
El viernes se anunció la salida de Joaquim Levy como ministro de Hacienda. El déficit brasileño alcanzó 9.5% del PIB en octubre y la inflación se acerca al 10%
El viernes se anunció la salida de Joaquim Levy como ministro de Hacienda. El déficit brasileño alcanzó 9.5% del PIB en octubre y la inflación se acerca al 10%

La presidenta Dilma Rousseff está dispuesta a ganar simpatías en el Congreso castigando las políticas de ajuste fiscal.

Esa lectura es la que se ha dado entre la comunidad de inversionistas después de que este viernes el ministro de Hacienda Joaquim Levy renunciara a su cargo después de fuertes diferencias con Rousseff, y la presidenta nombrara en su lugar a Nelson Barbosa, un economista cercano a Lula y a Rousseff y quien desempeñaba el cargo de ministro de Planificación.

Levy, un economista de la universidad de Chicago que llegó al gobierno por las presiones que ejerció el sector empresarial, se había distanciado de Rousseff por sus diferencias con la Presidenta sobre el tamaño de la contención del gasto público y la aplicación de una política fiscal más reestrictiva, mientras que los líderes del Partido del Trabajo (PT) y una fracción en el gobierno, como Barbosa, son partidarios de una política más expansiva.

La última y definitiva diferencia entre ambos se dio en la reciente aprobación del presupuesto para 2016. Según publica El País, fue la decisión de Rousseff de no tocar el presupuesto del popular programa Bolsa Familia –instaurado por Lula- y que destina recursos para los hijos de familias pobres en edad escolar, la que dio la estocada final a la relación con Levy.

La salida de Levy era una decisión que se veía venir y, con ella, los temores del regreso a políticas fiscales populistas que han llevado a Brasil a la recesión económica y a los crecientes temores de los inversionistas de una nueva crisis económica en el gigante sudamericano. El déficit alcanzó 9.5% del Producto Interno Bruto en octubre y la economía se debate en una recesión no vista desde la Gran Depresión, además de la crisis política que ha colocado a Rousseff en una ruta de juicio político.

En previsión a la salida de Levy del gobierno, el miércoles pasado la calificadora Fitch Ratings rebajó, por segunda ocasión en el año, la calificación de crédito soberano de Brasil debido –dijo la calificadora- al creciente déficit, a la profunda recesión mayor a lo esperado y a la crisis política. La reducción llevó a la deuda brasileña a un terreno especulativo de BB+ con perspectiva negativa.

La nueva reducción en la calificación de Fitch, junto a Standard & Poor’s que ya lo había hecho, podría debilitar aún más el real brasileño y la salida de capitales en los próximos días. El viernes el dólar cerró en 3.98 reales, desde los 3.87 reales del día anterior; mientras que el índice Bovespa de la bolsa brasileña cayó 2.98%, su menor nivel desde abril de 2009.

"Los mercados reaccionarán negativamente debido a la buena reputación del ministro saliente, y también por el temor a que el reemplazo de Levy señale un cambio brusco de vuelta al populismo fiscal", aseguró Alberto Ramos, economista senior de Goldman Sachs en Nueva York en declaraciones a la agencia Reuters.

La salida de Joaquim Levy se ha interpretado como la más clara señal de que la presidenta Dilma Rousseff se ha empeñado en debilitar los esfuerzos de mayores recortes presupuestales y de una política fiscal mas restrictiva, como lo han pedido los inversionistas y empresarios, en el afán de enfrentar la amenaza de juicio político y de su eventual destitución del gobierno.

Rousseff busca votos en el Congreso, y particularmente en el Senado, de sus aliados de la izquierda para impedir el juicio político y este afán pasa por moderar las políticas restrictivas que pretendía Levy.

 

MÁS INFORMACIÓN:  Comportamiento de la Bolsa Brasileña, índice Bovespa. Bloomberg

MÁS INFORMACIÓN: Dimite el ministro de Economía de Brasil por divergencias con Rousseff. Nota de El País del 18 de diciembre de 2015