Empresas y Empresarios

ICA se asoma a la bancarrota

Su acción cae 24% en los mercados accionarios después de que la empresa decidió no pagar intereses de un bono. La empresa anuncia cambios en su estructura operativa y financiera para hacer frente al vendaval

18-12-2015 18:55 Por : Arena Pública
ICA tomó esta decisión con el fin de preservar la liquidez, priorizar las operaciones vigentes y fondear proyectos que se encuentran en fase de desarrollo, dijo la empresa en un comunicado
ICA tomó esta decisión con el fin de preservar la liquidez, priorizar las operaciones vigentes y fondear proyectos que se encuentran en fase de desarrollo, dijo la empresa en un comunicado

ICA se encuentra en graves problemas, que podrían llevarla al default de su deuda.

Su problema es la liquidez. No tiene efectivo para cumplir con sus compromisos financieros por lo que sus acciones se derrumbaron 23.9% al cierre de hoy en la Bolsa Mexicana de Valores. Mientras que en Nueva York sus acciones cayeron 24.6%, después de que se conoció que la mayor constructora del país dejará de pagar este mes 31 millones de dólares en intereses de un bono que vence en el 2024.

Ya ICA se había acogido a un periodo de gracia de 30 días para pagar estos intereses; sin embargo su consejo de administración decidió “preservar la liquidez, dar prioridad a las operaciones y proyectos de recaudación actualmente en desarrollo'', dijo la compañía en un comunicado.

El 30 de noviembre pasado ICA se acogió a un periodo de gracia de 30 días para pagar intereses por 31 millones de dólares lo que provocó una baja en sus calificaciones y fuertes caídas en el precio de sus acciones ante la posibilidad de que la empresa llegue a la moratoria de su deuda.

En el comunicado ICA dice que “su Consejo de Administración decidió que no realizará el pago de intereses por aproximadamente 31 millones de dólares, con vencimiento original el 30 de noviembre, correspondientes al cupón de 8.875% del bono con vencimiento en 2024, previo al vencimiento del periodo de gracia de 30 días el cual expira el 29 de diciembre de 2015.

ICA tomó esta decisión con el fin de preservar la liquidez, priorizar las operaciones vigentes y fondear proyectos que se encuentran en fase de desarrollo. Durante los siguientes 30 a 60 días, con el apoyo de sus asesores financieros, Rothschild México y FTI Consulting, ICA trabajará en un plan para reestructurar y recortar los costos. ICA espera que el plan inicial sea completado a mediados de febrero de 2016”

¿La punta del iceberg?

Sin embargo este parece ser solo la punta del iceberg. ICA reportó en septiembre pasado deudas en moneda extranjera equivalentes a 38.8 mil millones de pesos; unos dos mil 280 millones de dólares. De éstos, 690 millones de dólares son deudas de corto plazo.

En el reporte al tercer trimestre del año, ICA presentó pérdidas por 2 mil 258 millones de pesos, las más altas para un trimestre; acumulando pérdidas netas en 2015 de 3 mil 323 millones de pesos.

Sus ingresos por construcción -su principal negocio- en los primeros nueve meses de este año cayeron en relación al año pasado en casi 700 millones de pesos, mientras que sus costos de ventas se incrementaron, a la vez que su deuda crecía y sus pérdidas por fluctuaciones cambiarias se multiplicaron por diez, en estos nueve meses.

ICA pasó de una pérdida por fluctuación cambiaria neta de 417 millones de pesos en el periodo enero-septiembre de 2014, a 4 mil 416 millones de pesos para un periodo similar en este año.

A una mala estrategia financiera que ha golpeado severamente las finanzas de la compañía se añaden los fuertes adeudos que tiene el sector público mexicano con la empresa por obras concluidas o por obras en proceso que han sufrido modificaciones o están suspendidas. Un alto ejecutivo de ICA, que pidió no ser citado, comentó a Arena Pública que estos adeudos alcanzan los 20 mil millones de pesos.

“Es un problema estructural”, dijo. La fuente reconoce errores en su estrategia, sin embargo la falta de pago, por razones políticas, de proyectos como la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México por 2 mil 500 millones de pesos; o proyectos carreteros que tuvieron problemas por derechos de vía o problemas de corte social –dice- han afectado los flujos proyectados de la empresa.

“Allí están proyectos como la México-Tuxpan o proyectos carreteros en Oaxaca” que han minado la caja de la empresa, mientras que ICA ha debido invertir en nueva producción, explica el directivo. En números redondos y de acuerdo a sus cálculos, el gobierno federal y el gobierno del Distrito Federal le deben a ICA alrededor de 20 mil millones de pesos.

El directivo reconoce que la fuerte depreciación del peso de este año les pegó en la deuda contratada en dólares, particularmente en el principal de la deuda, porque los cupones de la deuda están cubiertos en el mercado de derivados; además de que perdieron algunas nuevas licitaciones públicas.

Si bien el subsecretario de infraestructura de la SCT, Raúl Murrieta, le dijo a los medios que están en conversaciones para agilizar el pago de los adeudos a ICA, lo cierto es que la caja de la constructora no es capaz de cubrir los compromisos financieros de ICA y, a la vez, seguir construyendo.

Además, la reciente alza en las tasas de interés en Estados Unidos anunciada por la Reserva Federal, tendrá nuevos impactos de pérdidas financieras en la mayor constructora mexicana.

 

Reestructura y renegociación urgentes

En el comunicado ICA también anuncia una reestructura corporativa que, implícitamente, reconoce los yerros cometidos en la administración que encabeza Alonso Quintana, su director general, y la necesidad urgente de sacar a flote a la constructora bajo una nueva estructura corporativa y una previa negociación con los acreedores y clientes de la compañía.

La reestructura que aprobó el Consejo de Administración coloca a Alfonso González Migoya, un experimentado ejecutivo, en el mismo rango que Quintana al designarlos co-directores generales de la compañía.

Quintana se ocupará de los proyectos en proceso y González Migoya de la reestructuración operativa y financiera de la constructora. El operador de la reestructura, reportando a González Migoya, será Orlando Loera, quien también tuvo a cargo la reestructura financiera de Casas Geo y fue director de riesgos para América Latina de Bank of America Merrill Lynch.

Además, Pablo García fue nombrado Vicepresidente de Finanzas, en sustitución de Gabriel de la Concha, “quien renunció para enfocarse en otras oportunidades de negocio”, dice el comunicado con sobriedad.

El comunicado enviado a la BMV resume en palabras de Bernardo Quintana, Presidente del Consejo de ICA, la difícil situación de la empresa. “Estamos determinados a tomar todas las medidas necesarias para preservar y mejorar nuestra posición en México como la empresa líder en infraestructura y construcción”.

Y es que ICA, una empresa emblemática de la infraestructura en México y que vive principalmente de la obra pública, se ha visto en los últimos años desplazada de los grandes proyectos del gobierno federal, por otras constructoras mexicanas y extranjeras.

“Todas las medidas necesarias” en palabras de Bernardo Quintana, habla de la urgencia de la otrora gigante ICA que hoy se encuentra en graves aprietos.