Gobiernos y Finanzas Públicas

Para el gobierno la prensa no es interlocutora, sino subordinada: Trejo Delarbre

En entrevista el investigador de la UNAM y autor de 18 libros sobre medios denuncia que muy pocos medios se animan a cuestionar al secretario de Hacienda o los gobernadores en turno

13-12-2015 20:18 Por : Arena Pública
"Tenemos una costumbre política, muy mexicana, que consiste en construir ‘espejos’ en los medios al gusto de los gobernantes con dinero que no es de ellos", dice el experto en medios

No tenemos un gobierno que entienda a la prensa como interlocutora, sino que tiene la tentación de considerarlos como subordinados, como clientes; dijo Raúl Trejo Delarbre, un reconocido investigador y experto en medios de comunicación y derecho a la información en México.

Entrevistado por Arena Pública en su oficina del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, Raúl Trejo enfatiza su crítica hacia la relación de subordinación que ha establecido la prensa mexicana hacia los poderes públicos, sea el gobierno federal, los gobiernos estatales o cualquier organismo público.

Esta subordinación –explica Trejo Delarbre- exacerbada por los crecientes recursos presupuestales que reciben los medios a través de la publicidad oficial desde el gobierno de Vicente Fox, no solo se ha dado en la prensa convencional, sino también en los nacientes medios digitales.

¿Acaso se ha retrocedido en materia de liberta de expresión y de derecho a la información?, se le cuestiona al experto. “En el gobierno federal no hay disposición suficiente para reconocer la pertinencia de la diversidad de la prensa”, responde.

 

“Muy pocos cuestionan al secretario de Hacienda”

Al hacer una evaluación del estado de la prensa y de los medios en México, el autor de 18 libros sobre la materia, denunció que en México “tenemos una prensa impresa y electrónica cada vez más supeditada al dinero público y que, lejos de disminuir, se ha multiplicado”

Raúl Trejo es un experimentado investigador de la UNAM y, sin duda, el más prolífico escritor en lo que ha medios de comunicación en el país se refiere.

“Tenemos una costumbre política, muy mexicana, que consiste en construir ‘espejos’ en los medios al gusto de los gobernantes con dinero que no es de ellos, sino de nosotros. Y éste es un factor que ha impedido que tengamos medios suficientemente independientes”.

Cuestionar en los medios a funcionarios del poder público puede tener un costo elevado que puede implicar la propia sobrevivencia del medio en cuestión, nos explica Trejo Delarbre.

“Muy pocos medios se animan a cuestionar al secretario de Hacienda, al gobernador de Guanajuato o de Morelos, o al rector de la UNAM; porque son instituciones que dan dinero a los medios de comunicación y éste es un factor que impide que haya una relación más autónoma, con mas respeto y con más talante crítico entre medios de comunicación y poder político”.

En todo caso es una relación de sumisión que entraña una crisis para la credibilidad del quehacer periodístico y de la industria de los medios, deja entrever el doctor en sociología por la UNAM.

 

Prensa, sin debate e investigación

Mucho se ha dicho sobre los tirajes reales de los periódicos convencionales que circulan en la capital y en todo el país. Si bien las cifras son casi secretas, es una verdad ampliamente difundida que las ventas de ejemplares son escasas en México tomando en cuenta la población de las principales ciudades.

Raúl Trejo habla de que efectivamente se vende la mitad de lo que los principales periódicos imprimen y lo atribuye a que los periódicos siguen sin tener una auténtica inserción social.  “No han sido asumidas por la sociedad como algo realmente suyo”. Aunque también es evidente –nos dice- que los periódicos mantienen una fuerte influencia en la creación de la agenda nacional a través de los círculos gobernantes, intelectuales y de políticos.

Y si bien –explica Trejo- los nuevos medios digitales están quitándole lectores a la prensa nacional porque ésta no sabe como actuar frente a la competencia de la lectura digital gratuita; la prensa en general –en formatos digital y en papel- no ha sabido rescatar los espacios para la discusión de las ideas que se tuvo en los años ochenta o noventa.  “Se ha perdido”, dice con nostalgia el investigador universitario.

Efectivamente el número de páginas de los diarios convencionales se han reducido y con ello se ha minimizado el espacio dedicado a la información y a la opinión. El debate es una especie en extinción.

Pero para Trejo Delarbre hay un faltante con mayúsculas en la prensa mexicana: el periodismo de investigación.

“En México nunca hemos tenido un periodismo frecuente que investigue. Desde luego hay publicaciones que a veces investigan, pero siguen confundiendo la filtración con la investigación. No tenemos en los medios mexicanos - ni en los impresos, ni en los digitales- vocación y recursos para investigar”

Allí está la tarea periodística esencial pendiente: la de hurgar, de explorar, de preguntar.

“Cuando los medios digitales abran espacios a la deliberación y tengan tareas de investigación con sustento para develar la realidad… entonces sí tendremos espacios digitales que estarán reemplazando a la prensa tradicional”, reta el experto desde su oficina en Ciudad Universitaria.

 

MÁS INFORMACIÓN: Las televisoras no ponen gobernantes: Raúl Trejo.  Lea y vea en video la entrevista completa que el Dr. Raúl Trejo Delarbre concedió a Arena Pública