Economía y Sistema Financiero

¿Y cómo se financia el Estado Islámico?

El petróleo se ha convertido en el ‘oro negro’ de la organización extremista. Con precios de hasta 20 dólares por barril es como atraen a diversos compradores quienes forman largas filas para obtener la 'ganga'

18-11-2015 15:59 Por : Arena Pública
El Estado Islámico ha contratado a trabajadores con altos títulos en diversas empresas petroleras en Arabia Saudita para mantener en auge su cuantiosos negocio de crudo.
El Estado Islámico ha contratado a trabajadores con altos títulos en diversas empresas petroleras en Arabia Saudita para mantener en auge su cuantiosos negocio de crudo.

Luego de los recientes ataques que emprendió el Estado Islámico en la capital de Francia, la pregunta que queda en el aire es ¿y de dónde saca este grupo armado sus recursos?

Pues así como el petróleo sigue siendo el principal motor de la economía mundial, también este recurso es la clave del poder financiero del Estado Islámico o conocido como State Islamic of Iraq and Syria (ISIS).

Este poder radica en que ISIS tiene acceso a parte de los más ricos pozos petroleros ubicados al este de Siria. Justo en este sitio es donde la organización estableció una de sus bases principales.

Y es que el crudo se ha convertido en el ‘oro negro’ de ISIS, tal como revela una investigación emprendida por el diario inglés Financial Times (FT).

Así es como el Estado Islámico se abastece de electricidad, además de tener un cuantioso negocio por la venta de barriles de crudo, ya que el precio de venta por barril es de prácticamente la mitad del que mantiene el mercado formal.

Las cotizaciones van desde 20 a 45 dólares por barril, con ganancias de hasta 1.5 millones de dólares al día para la organización.

Mientras que el Departamento de Defensa de Estados Unidos estima que las ganancias llegan a 2 millones de dólares diarios, colocando a la organización como el de mayor financiamiento en relación a otros grupos armados.

Largas filas, de hasta seis kilómetros de largo, forman decenas de camiones cerca de la base petrolera de ISIS en Siria, con el único objetivo de surtirse de dicho combustible.

Incluso los comerciantes que le compran al grupo extremista, han declarado que la organización de la compra es tal que, se les asigna un número y turno para cuando éstos serán atendidos.

Comerciantes e ingenieros locales estiman que el grupo extremista islámico controla entre 34 mil y 40 mil barriles diarios.

"Pero no tenemos otra opción, somos la revolución de un hombre pobre. ¿Acaso hay alguien más ofreciéndose a proporcionarnos combustible?", comentó uno de los compradores, y rebeldes en Siria al Financial Times.

El petróleo es la pieza clave de esta agrupación que ha declarado entre sus objetivos la creación de un califato, a base de la desestabilización en la zona de Siria e Irak, así como ataques terroristas en diversos países como Siria, Líbano y el reciente ataque a París, así como los diversos asesinatos a periodistas y ciudadanos de cualquier nacionalidad.

ISIS opera como una empresa petrolera tradicional

Para lograr sus objetivos políticos y militares ISIS se vale de mantener una de las mejores organizaciones petroleras, al nivel de cualquier gran empresa petrolera del orbe.

Esta asociación extremista incluso ha buscado contratar a reconocidos ingenieros, técnicos y especialistas petroleros y financieros para poder llevar a cabo y fortalecer su negocio. ISIS prácticamente se ha convertido en un productor más de petróleo en el mundo.

Cuando lograron establecerse en Irak por un periodo de 10 meses -luego perdieron este territorio ante el ejército de Irak- lograban llenar al menos 150 camiones al día. En este lapso, se estima, logró hacer ganancias de hasta 450 millones de dólares.

“Ellos traían sus propios  técnicos que ajustan el proceso de llenado y almacenamiento (del crudo) así llegaron trayendo cientos de camiones de Kirkuk y Mosul (distritos ubicados en Irak)”, comentó un líder religioso del distrito Hawija en Irak.

Incluso testimonios sirios comentaron al FT que el Estado Islámico mantiene monitoreados a diversos empleados de empresas petroleras con el fin de buscarlos y ofrecerles llamativas ofertas laborales para incluirlos a sus filas.

“Miembros de ISIS han trabajado en las compañías petroleras en Arabia Saudita o otros lugares del Medio Oriente donde han sido nombrados con altos títulos en dichas compañías o conocidos como emires”, según apuntaron algunos comerciantes sirios.

 

¿El petróleo la fortaleza y debilidad de ISIS?

La fortaleza de este grupo armado radica en esta fuente energética, sin embargo el riesgo que corren es el mismo que los países productores: Llegar un punto en que comience a disminuir la cantidad de crudo que puedan extraer o ser afectados por la disminución en las cotizaciones y demanda de este energético; tal y como está ocurriendo con los principales estados productores.

Por lo que Estados Unidos, así como la propia Organización de Naciones Unidas, han buscado sofocar financieramente a esta industria, a través de la detención de algunas personas que son parte de las redes de distribución clandestinas.