Gobiernos y Finanzas Públicas

La 'memecracia' de Peña Nieto, tan sútil como peligrosa

04-09-2015 17:07

Expertos en la psicología y naturaleza del 'meme' podrían explicar porqué fenómenos virales en la web protagonizados por el Presidente tienen tanto impacto

¿Acaso es parte de una refinada estrategia de comunicación que simplemente aprovecha algo que se le sale de las manos al Presidente? Agrandar
¿Acaso es parte de una refinada estrategia de comunicación que simplemente aprovecha algo que se le sale de las manos al Presidente?

El discurso del presidente Enrique Peña Nieto en Palacio Nacional por su Tercer Informe de Gobierno, será recordado más por un video en el que se le resbala la banda presidencial y la detiene de un manotazo, que por lo que dijo ante miles de invitados.

Es inevitable decir que lo más recordado por los mexicanos en este sexenio, son los constantes videos inmortalizando algún gazapo, torpeza o error de Peña Nieto, frecuentes, por cierto.

Tan sólo la caída de la banda presidencial, el 2 de septiembre pasado, se viralizó mientras que el Presidente pronunciaba su discurso.

Hay mucha gente que se dedica a subir memes del Presidente; pero en este caso en particular, es él mismo quién autoriza a transmitirlo en vivo a través de la aplicación Periscope, minutos antes de hacer su aparición ante la multitud de invitados que lo esperaban en el patio central del Palacio Nacional.

"Me encuentro aquí en Palacio Nacional para dar mi Tercer Informe…", así inició su mensaje en Periscope, transmitido en vivo, y al caérsele la banda presidencial que había colocado en un escritorio, le da un sorpresivo manotazo para detenerla

 Oficina de la Presidencia

Enrique Peña Nieto on Miércoles, 2 de septiembre de 2015

 

A raíz de todo esto surge la interrogante: ¿Porqué como Presidente subiría algo así? o ¿Por qué su equipo de asesores permite este tipo de videos? ¿Acaso es parte de una refinada estrategia de comunicación que simplemente aprovecha algo que se le sale de las manos al Presidente?

Pareciera que no. Lo cierto es que los memes son una forma de desahogar la furia o la impotencia del público al ver este tipo de videos y reír hasta llorar. Sobre todo en tiempos en los que la popularidad del Presidente ha caído dramáticamente como lo muestran las encuestas.

Buendía & Laredo, una firma de encuestas, halló que el 63% de los mexicanos considera que el rumbo del país va por muy mal camino.

Y es que los memes -potenciados a través de las redes sociales- pueden ser aprovechados para provocar todo tipo de sentimientos, según Delia Rodríguez, autora de Memecracia, los virales que nos gobiernan.

“¿Quiénes están conspirando en la política, el periodismo, el mundo de la fama y el espectáculo para secuestrar nuestra atención? ¿Qué podemos hacer contra ellos?” son las interrogantes que cita la periodista en su libro. Y es que lo serio y lo cotidiano no provoca asombro -como un informe de gobierno- pero algo que provoque hilaridad e indignación, sí.

Calcetagate

En su cuenta de Twitter oficial Peña Nieto escribió: “Aclarando el #calcetagate”.

¿Se imagina a la alemana Angela Merkel dando una explicación de porqué sus zapatos no combinaban con su vestido en una reunión de asuntos internos?

El calcetagate, que creó Peña Nieto, se da porque en primer lugar comenzaron a circular fotografías en las redes señalando que el Presidente se había puesto los calcetines al revés durante la Quinta Edición de la Carrera Molino del Rey, una competencia en la que participó Peña Nieto en una demostración de su buena salud y condición física.

Acto seguido el Presidente toma una fotografía de sus calcetines de la marca Under Armour, para aclarar que no los usó al revés. La crítica en las redes sociales a la "aclaración" presidencial fue abrumadora. ¿Por qué Peña Nieto se tomaba tiempo para hacer este tipo de aclaraciones y no aquellas sustantivas, como el asunto de la Casa Blanca?

Si se trata de llamar la atención, de llenar con humor y oxigenar al enrarecido clima político del país para bloquear las peripecias que han deteriorado la imagen del presidente, los memes pueden ser una salida.

Explica Delia Rodriguez que los memes tienen ese efecto en las personas.  “Los memes no tienen que ser necesariamente buenos, ni bellos, ni útiles, ni verdad. Lo único que hacen es extenderse y sobrevivir” dice la autora.

Hasta ahora el calcetagate, la caída de la banda presidencial, entre otras burlas al presidente de México en memes y redes sociales, pueden introducir a la sociedad en un efecto inocente pero a la vez peligroso. Porque el meme se puede aprovechar mucho, dice Rodriguez Marin.

Richard Brodie dedicado a escribir sobre la ciencia de los memes, la memética, explica la particularidad memeoide en uno de sus libros: "Es el paraíso del virus de la mente: ha subordinado tu inteligencia y capacidad de resolución de problemas con el fin de preservarse a sí mismo”.

Rodríguez agrega que esta corriente arrastra y convierte a las personas en víctimas del meme peligroso que, además, es muy sutil.

Acaso las torpezas y los gazapos frecuentes del Presidente Peña Nieto ya se han convertido en poderosos virus de lo insustancial del líder de la nación. Una corriente que ha arrastrado a la popularidad presidencial hacia lo intrascendente y jocoso.

 

A FONDO: Primer capítulo del libro Memecracia, los virales que nos gobiernan de Delia Rodríguez 

MAS INFORMACIÓN:  Peña Nieto en su peor momento; 3 de cada 4 cree que no tiene control sobre los problemas    

Comentar