Economía y Sistema Financiero

Cruda realidad: Ingresos de los hogares caen 14.2% en los últimos 6 años

Entre 2012 y 2014 los ingresos promedio de los hogares cayeron 3.5% real según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2014

16-07-2015 14:47 Por : Arena Pública
El ingreso corriente monetario de los hogares disminuyó 1.9% entre 2012 y 2014, cuando había crecido 7.8% en el periodo 2010-2012
El ingreso corriente monetario de los hogares disminuyó 1.9% entre 2012 y 2014, cuando había crecido 7.8% en el periodo 2010-2012

Las cifras son contundentes. Los ingresos que perciben los hogares mexicanos se siguen deteriorando sin que avizoren recuperación inmediata alguna. En los dos últimos años cayeron 3.5% sumando un preocupante deterioro de 14.2% en los últimos seis años. 

Hoy el INEGI reportó que el ingreso corriente por hogar en 2014 tuvo un promedio trimestral de 39,719 pesos, una caída de 3.5% real respecto a 2012, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2014. Este resultado representó un retroceso respecto al periodo 2010-2012, cuando el ingreso real promedio por hogar se incrementó en 1.5% en dicho periodo.

La caída se observó también en la mayoría de los deciles de ingreso, puesto que el único que registró avance fue el primer decil (población de menores ingresos) con un crecimiento de 2.1% real en el periodo de referencia. Las caídas más fuertes en el ingreso se presentaron en los deciles 7, 8 y 9, que tuvieron retrocesos de 5.7%, 6.1% y 5.6%, respectivamente.

Para 2008, año en que inició la crisis financiera internacional y que tuvo consecuencias directas en el crecimiento económico del país al año siguiente, el ingreso promedio trimestral por hogar fue de 46.285 pesos en términos reales, lo que significa que los ingresos de los hogares en 2014 han caído 14.2% respecto a aquel año.

En lo que se refiere al agregado de los ingresos en el país, medido como el ingreso corriente total, en 2014 fue de 1.258 billones de pesos, que significó un retroceso de 3.2% real respecto a 2012, después de un fuerte incremento de 8.3% real en el lapso 2010-2012.

De este modo, el ingreso corriente monetario -que corresponden a remuneraciones del trabajo subordinado, ingreso por trabajo independiente, renta de la propiedad y transferencias- en 2014 dio un total de un billón de pesos y disminuyó 1.9%, desde un avance de 7.8% que registró en el periodo 2010-2012.

Y el resto que contribuye el ingreso corriente es aquel no monetario, que tuvo un valor de 257 mil millones de pesos, y que también retrocedió 7.9% con relación al periodo 2010-2012, cuando creció 10.4%. Al ingreso corriente no monetario pertenecen rubros como las remuneraciones y transferencias en especie, estimación del alquiler de la vivienda, y el autoconsumo.

La caída sostenida en los ingresos reales de los hogares explica el deterioro que ha sufrido el consumo y la demanda agregada en los últimos años afectando el crecimiento económico.

Distribución del Ingreso

Los tres últimos deciles de hogares con mayores ingresos concentraron el 62.5% del ingreso promedio trimestral en 2014, mientras que los restantes, que son 70% de los hogares, recibió el 37.5% de los ingresos durante el año pasado. Estos porcentajes fueron muy similares a los de 2012.

Esta distribución se reflejó en el indicador de desigualdad, conocido como el coeficiente de Gini, que toma valores entre cero y uno. Cuando el indicador se acerca a uno significa que hay mayor concentración del ingreso y, por el contrario, cuando se acerca a cero la concentración del ingreso es menor.

En este sentido, el valor obtenido de este coeficiente en 2014 con transferencias recibidas (pueden ser las que reciben los hogares por parte de familiares del extranjero o subsidios gubernamentales, sólo por mencionar algunas) fue de 0.438 puntos, cifra que no representó variación respecto al valor que tuvo en 2012, que fue de 0.440.

Esto implica que el cálculo del Coeficiente de Gini permite observar el efecto positivo de las transferencias en la distribución del ingreso, debido a que si en 2014 no se hubiera contado con las transferencias mencionadas, la concentración del ingreso habría sido aún mayor, es decir de 0.491, similar al 0.496 que registró en 2012.

 

 

 

Para más información ver: Los resultados de la encuesta nacional de ingresos y gastos de los hogares 2014.