Gobiernos y Finanzas Públicas

PRONAPRED falla en transparencia de datos, diagnósticos y resultados: México Evalúa

24-06-2015 13:15

Incongruencia en la metodología y criterios del PRONAPRED generan cuestionamientos acerca de los diagnósticos de dicho programa.

Los diagnósticos del PRONAPRED, en 2014, son mejores, pero no necesariamente útiles: México Evalúa Agrandar
Los diagnósticos del PRONAPRED, en 2014, son mejores, pero no necesariamente útiles: México Evalúa

Sí podemos atajar la violencia y el crimen en el país. Esta es la premisa de la que, como sociedad, debemos partir. No lo hemos logrado, es una la realidad que debemos asumir, afirma México Evalúa a 2 años y  más 5 mil millones de pesos invertidos en el Programa Nacional de Prevención del Delito (PRONAPRED).

“Prevención del delito en México: ¿Cuáles son sus prioridades?” es una investigación de la organización civil México Evalúa que analiza las más de 5 mil 500 acciones de prevención emprendidas por los gobiernos de los municipios seleccionados en el marco del PRONAPRED.

En su segundo año de intervención, las autoridades encargadas del Programa no transparentaron la metodología o criterios con base en los cuales seleccionaron las 57 demarcaciones prioritarias que recibieron los recursos federales del mismo en 2013, ni las 16 nuevas demarcaciones que incluyeron en su segundo año, tales  como: Hidalgo de Parral y Guadalupe y Calvo, Chihuahua;  Delg. Cuauhtémoc, Venustiano Carranza y Álvaro Obregón, DF; entre otras).

Sobre los polígonos, que son los territorios donde se implementa la mayoría de las acciones del programa, sabemos aún menos: en una gran cantidad de casos no se les identifica por nombre y en ningún caso se explicó la metodología ni criterios para elegirlos.

Si bien la información, indica México Evalúa, ha mejorado respecto al 2013- mejoraron los datos cuantitativos sociodemográficos, económicos y de incidencia delictiva-, los diagnósticos en cuanto a las demarcaciones no sirven para diseñar acciones efectivas.

Solo la mitad desagrega la información a nivel polígono, no asocian factores de riesgo con algún tipo de delito o los problemas que lo generan y no queda claro que sea a partir de los diagnósticos que se hayan definido las acciones, son  algunas de las conclusiones en los diagnósticos del PRONAPRED vistos por México Evalúa.

En muchos casos, la documentación oficial en la que las entidades federativas describen los proyectos que llevarán a cabo por parte del PRONAPRED  –misma que debe aprobar la Subsecretaría como requisito para la primera ministración de los recursos– no incluye el nombre de la(s) colonia(s) o comunidad(es) que conforman los polígonos, constata el informe de México Evalúa.

A falta de una identificación nominal, y más allá de un mapa genérico y sin nombres, no se especifican tampoco las coordenadas geográficas que permitan ubicar a los polígonos. En su lugar, se asigna un número a cada polígono, a manera de identificación.

Es importante aclarar que cada demarcación comprende un municipio, con excepción de las zonas metropolitanas. Y aunque éstas concentran dos o más municipios, el PRONAPRED las define como una sola demarcación.

También, menciona México Evalúa, las acciones de prevención más frecuentes en el PRONAPRED son los talleres de habilidades y valores. También destacan campañas comunicacionales entre las acciones más recurrentes del Programa, a pesar de que sus alcances son difusos o difíciles de dimensionar.

Mientras que las acciones de probada efectividad para incidir en factores de riesgo identificados, estipula el informe, como becas, terapias, y acompañamiento académico quedan relegadas en los últimos lugares en cuanto a frecuencia por parte del PRONAPRED.

Es decir, la distribución del presupuesto del PRONAPRED 2014 revela las prioridades del Programa: no se privilegian las acciones que han demostrado su potencial para prevenir la delincuencia y la violencia.

Las acciones de rehabilitación de espacios públicos, que ocupan el sexto lugar en el ranking de acciones más frecuentes por parte del PRONAPRED, que representan el 36% de las acciones que resultan de la identificación de espacios inseguros, reciben la mayor cantidad de presupuesto: 334,277,000 millones de pesos, el 13,5% del presupuesto total.

En la actualidad, el otorgamiento de los fondos no está vinculado a un diagnóstico previo sobre los factores de riesgo, ni sobre las características que debe atender un programa de prevención, Indica México Evalúa. La repartición de los subsidios tampoco toma en cuenta las diversas formas de violencia y delincuencia, y sólo responde a un tipo muy particular de éstas, que es el homicidio.

Por ello, formular programas de prevención partiendo exclusivamente del indicador de homicidio es problemático. Además de que las cifras de este delito pueden presentar inconsistencias según la fuente de información utilizada, existen diversas formas graves de violencia que no necesariamente resultan en homicidios.

En consecuencia, puntualiza el informe, cuando se utiliza el homicidio como principal medida de violencia, se tiende a subestimar otros fenómenos violentos.

Dos acciones más cuestionables del Programa son la entrega de aparatos auditivos y las de huertos comunitarios. En estas acciones no se aprecia una teoría de cambio sólida que deje en claro cómo su implementación tendrá como resultado la prevención del delito y la violencia, o harán a sus beneficiarios menos vulnerables ante estos fenómenos.

Además, los principales beneficiarios de las acciones del PRONAPRED 2014 son los jóvenes. Por el contrario, los individuos que ya cometieron delitos son los menos atendidos por el Programa. Nos preocupa, señala México Evalúa, el bajo porcentaje de acciones diseñadas para atender a población en situación de reclusión que el propio PRONAPRED define como prioritaria.

El PRONAPRED es un programa diseñado y financiado por el gobierno federal, y coordinado por la Subsecretaria de Prevención y Participación Ciudadana  de la Secretaría de Gobernación, cuyo objetivo es atender los factores de riesgo y de protección vinculados a la violencia y la delincuencia.

Diseñar acciones de prevención que incluyan una teoría de cambio sólida, resultados medibles, mecanismos de focalización efectivos y transparentes, evidencia contundente que sustente la pertinencia de la acción seleccionada, son elementos que deberían contar como requisito para la aprobación de las acciones por parte de la Subsecretaría, recomienda México Evalúa. 

A FONDO: “Prevención del delito en México: ¿Cuáles son sus prioridades?” por México Evalúa.

Comentar