Economía y Sistema Financiero

Brasil vulnerable por corrupción de Petrobras y una débil economía

El reciente escándalo de la petrolera pone en riesgo sus proyectos energéticos y la estabilidad política del país.

12-05-2015 14:22 Por : Arena Pública
El país encabezado por Dilma Rousseff enfrenta débil crecimiento económico y señalamientos políticos tras el destape de casos de corrupción en la petrolera Petrobras.
El país encabezado por Dilma Rousseff enfrenta débil crecimiento económico y señalamientos políticos tras el destape de casos de corrupción en la petrolera Petrobras.

El escándalo de corrupción en la mayor empresa energética de Brasil, Petrobras, y una economía con un débil crecimiento ponen a este Estado sudamericano como el “más vulnerable” de los países emergentes, señaló el diario británico Financial Times (FT).

De acuerdo a un reportaje del FT éstos factores han puesto en serios problemas a la economía de Brasilia y a su presidenta, Dilma Rousseff, cuya popularidad se ubica como la más baja de los 5 años que lleva al frente del poder Ejecutivo.

El más reciente caso de corrupción en la petrolera Petrobras- que se destapó en 2014, cuando se descubrió el desvío de recursos de la compañía por parte de algunos de sus funcionarios a través de esquemas de sobornos, sobreprecios y fraude en las licitaciones al respecto- podría retrasar algunos de sus principales proyectos de exploración en alta mar.

Además de esto, hay que añadir otros factores que afectan a la empresa energética,el contexto de inestabilidad y baja en los precios del crudo acontecido desde 2014, y una deuda total por más de 106 mil millones de dólares.

Este hecho de corrupción también cimbró la esfera gubernamental de Dilma Rousseff, ya que parte de estos funcionarios provenían del partido político del cual ella fue militante, el Partido de los Trabajadores.

Lo cual derivó también, en protestas sociales en las principales ciudades de Brasil como Sao Paulo, quienes exigieron un juicio político para Rousseff.

Cabe destacar que a este panorama se le suma las dificultades económicas que ha enfrentado Brasilia cuando en el primer trimestre del 2014 registró su primer déficit para meses más tarde entrar en recesión.

Ante estos factores Rousseff, se planteó como uno de sus principales cambios la llegada de un nuevo ministro de finanzas, Joaquim Levy.

Quien desde su inicio en el cargo, se propuso que la economía brasileña obtenga en 2015 un superávit presupuestario de 1.2% y de 2% para 2016.

En un escenario en el cual las finanzas brasileñas  también se ha visto golpeada por una descenso en la demanda de sus materias primas por parte de China y a su vez una disminución en los precios de exportación de las mismas.
 
En tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su más reciente informe “Perspectivas económicas: Las Américas, publicada en abril  estimó que Brasil tendrá una contracción de 1% en su PIB para este 2015.

 

A FONDO: Consulta el reportaje “Consecuencias de Petrobras y crecimiento deficiente añaden presión a Rousseff”, del Financial Times.

MÁS INFORMACIÓN: América Latina le apuesta a mantener sus tasas de interés hasta 2016. Nota de Arena Pública del 29 de abril de 2015.