Gobiernos y Finanzas Públicas

El combate frontal a la corrupción ya tiene una pierna... le falta otra

Fue aprobada la Ley de Transparencia, pero aún falta el Sistema Nacional Anticorrupción.

16-04-2015 18:22 Por : Arena Pública
Se prevé el Sistema Nacional Anticorrupción sea votado por los senadores el próximo martes.
Se prevé el Sistema Nacional Anticorrupción sea votado por los senadores el próximo martes.

Una de las dos piernas para el esfuerzo del combate a la corrupción en México está completa: por 264 votos a favor y 68 en contra la Cámara Baja aprobó la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Ésta fue remitida al Poder Ejecutivo para que sea aprobada o vetada y sea publicada en el Diario Oficial de la Federación.

De esta manera sólo queda que el Senado de luz verde al Sistema Nacional Anticorrupción, el cual es la última pieza del rompecabezas del andamiaje legal que —según el consenso de expertos y académicos— México necesita para hacer frente a la corrupción en el sistema político mexicano.

Estos cambios, a punto de ser una realidad completa, no podrían entenderse sin la desaparición y ejecución de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, en los últimos días de septiembre pasado.

Derivado del descontento e indignación social, el Poder Legislativo se vio presionado para acelerar la reforma a la Ley de la Ley de Transparencia, presentada al Congreso por el presidente Enrique Peña en los primeros meses de su mandato.

En tanto, a iniciativa del grupo parlamentario del PAN, retomando las sugerencias de sociedad civil, lanzó a la opinión pública su propuesta para un Sistema Nacional Anticorrupción lo suficientemente sólido como para auditar y castigar la falta de probidad en el servicio público.

Entre los puntos más importantes de la Ley General de Transparencia, aprobada esta jueves se:

  • Obliga a transparentar y permitir el acceso a su información a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, órganos autónomos, partidos políticos, fideicomisos, fondos públicos, personas morales y físicas y sindicatos que ejerzan recursos públicos.
  • Crea el Sistema Nacional de Transparencia, encabezado por el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) y complementado con órganos garantes locales.
  • Se privilegia los principios de certeza, eficacia, imparcialidad, independencia, legalidad, máxima publicidad, objetividad, profesionalismo y transparencia.
  • Establece que toda la información en posesión de sujetos obligados deberá ser pública y accesible siempre y cuando sea reservada por razones de interés público o seguridad nacional.
  • Limita las reservas a la información a 12 años como plazo máximo.
  • En caso de violaciones graves a los derechos humanos la información relacionada no podrá reservarse.
  • Establece que toda persona tiene el derecho humano de acceso a la información sin discriminación.
  • Establece que ninguna otra Ley puede contravenir la Ley General de Transparencia.
  • Contempla un sistema de imposición de sanciones para funcionarios que no hagan pública la información.

De esta manera, se integraron varios puntos que organismos de la sociedad civil como México Evalúa, Transparencia Mexicana, el IMCO o la Red por la Rendición de Cuentas habían estado empujando entre los legisladores.

Entre los puntos que se quedaron fuera de la Ley de Transparencia fue que no se hizo obligatorio a los funcionarios públicos publicar sus declaraciones patrimoniales, así como que los diputados y senadores no serán sujetos obligados hasta que estos implementen un programa de reorganización administrativa, contable y financiera.

El paso que sigue se dará el próximo martes, cuando en el Senado se vote al Sistema Nacional Anticorrupción. Según versiones no oficiales, se prevé que sea aprobado como llegó el 25 de enero a la Cámara de Senadores desde su colegisladora.

De ser así, se enviará a los congresos de los 31 estados y del Distrito Federal para su aprobación.

El Sistema Nacional Anticorrupción que votarán los senadores el próximo martes: 

  • Dará mayores atribuciones a la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública para la investigación del uso de recursos públicos y al Tribunal Federal de Justicia Administrativa para aplicar sanciones a servidores públicos que incurran en faltas administrativas. 
  • Creará un Comité de Participación Ciudadana cuyos consejeros serán hombres y mujeres sustraídos de la sociedad civil con amplia trayectoria en materia de transparencia, combate a la corrupción y rendición de cuentas. 
  • Ampliarán las facultades del Congreso para legislar en materia de combate a la corrupción y se otorgan facultades a la Cámara de Diputados para el fortalecimiento de la fiscalización.

De acuerdo con el director de Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez, al país le urgen la aprobación de ambas legislaciones puesto que no se generarán impactos de forma inmediata. 

Puesto que el Sistema Nacional Anticorrupción necesitará legislación secundaria, previó en entrevista telefónica que éste tendrá repercusiones en la vida pública hasta dentro de dos años, ya implementadas ambas legislaciones totalmente.

 

Más información: Se avala ley de transparencia… con transitorio que protege a Congreso. Nota de Arena Pública del 19 de marzo de 2015.

MÁS INFORMACIÓN: A 5 meses de Iguala, diputados dan luz verde al Sistema Nacional Anticorrupción. Nota de Arena Pública del 26 de enero de 2015.