Economía y Sistema Financiero

Remesas, otra víctima de la desaceleración mundial

A pesar de la reducción, el Banco Mundial ve potencial en ahorros y capitalización de bancos.

15-04-2015 12:19 Por : Arena Pública
Las tasas de crecimiento de las remesas en 2015 serán las más bajas desde la crisis de 2009.
Las tasas de crecimiento de las remesas en 2015 serán las más bajas desde la crisis de 2009.

El dinero que los migrantes en el mundo envían a su país natal verán un decremento en 2015, debido al bajo crecimiento económico de Europa y Rusia según consta en la más reciente reseña sobre migración y desarrollo del Banco Mundial.

Las tasas de crecimiento de las remesas de este año son las más bajas desde 2009, en plena crisis mundial. Se especula que las remesas hacia el mundo en desarrollo alcancen los 440 mil millones de dólares, un aumento anual de apenas 0.9%.

Al incluir las transferencias a países del primer mundo, la suma llega a 586 mil millones.

A pesar de las débiles cifras, se proyecta que en el transcurso de los siguientes dos años se vea una recuperación considerable. 

Para el siguiente año el flujo mundial de remesas puede acelerar en 4.1%, lo que equivale a la cifra estimada de 610 mil millones de dólares, mientras que en 2017 sería de 636 mil millones derivado de una recuperación gradual de la dinámica económica del mundo.

Por lo pronto, la volatilidad en los mercados, la caída en los precios petroleros y la desaceleración casi generalizada en el mundo afectará directamente a los que menos tienen en los países en desarrollo.

Según las más recientes estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) la economía global crecerá este año en 3.5%, y no en 3.8% como creía a finales de 2014. 

Los principales países que reciben remesas en el mudno son India, China, Filipinas, México y Nigeria, según el Banco Mundial.

El Banco de México (Banxico) refiere en su base de datos sobre remesas que del 2013 al 2014 éstas se redujeron en 8%.

En el acumulado a febrero de 2015, presentan un crecimiento anual de 3.1%.

“Estos mega flujos se puede aprovechar en el financiamiento de proyectos de desarrollo e infraestructura”, indicó el economista en jefe y vicepresidente superior del Banco Mundial, Kaushik Basu. “Los migrantes y las transferencias son, sin lugar a dudas, protagonistas de la economía mundial actual”.

Las remesas y ahorros de migrantes han probado ser una ventaja. La Reseña del Banco de México estima que los países del tercer mundo podrían producir hasta 100 mil millones de dólares en ahorros de migrantes al año, disminuyendo el costo de las remesas.

Igualmente, los bancos nacionales de estos países pueden usar el capital de las remesas como garantía para auxiliar con el endeudamiento internacional. También puede mejorar la calificación de crédito del país receptor, disminuyendo así el costo de endeudamiento y alargar sus plazos de vencimiento, de acuerdo con la Reseña.

 

 

MÁS INFORMACIÓN: México recibió menos remesas con dólar mejor valuado. Nota de Arena Pública del 2 de febrero del 2015.