Economía y Sistema Financiero

Desde Washington a las arcas de México llegará el impacto de las decisiones de la Fed

23-03-2015 13:29

El alza en las tasas elevará el costo de la deuda del gobierno e implicará riesgos: CEESP.

El CEESP encabezado por Luis Foncerrada, señaló que una normalización en la tasa de interés de EU traerá consigo que México también eleve su tasa. Agrandar
El CEESP encabezado por Luis Foncerrada, señaló que una normalización en la tasa de interés de EU traerá consigo que México también eleve su tasa.

La eventual alza de la tasa de interés por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed, por su acrónimo en inglés) puede afectar negativamente las finanzas públicas de México, advirtió el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

En su análisis económico semanal, el Centro refirió que la acción de política monetaria de la Reserva Federal elevará el costo financiero de la deuda pública nacional, “por lo que las autoridades deberán ajustarse a una política de endeudamiento responsable”.

De acuerdo con los Criterios Generales de Política Económica 2015, el costo financiero de la deuda pública ascenderá este año a 4 mil 650 millones de pesos, que representan el 10% de los ingresos presupuestarios. 

El monto presupuestado para este costo es 3.4% mayor a lo aprobado en 2014, según el documento elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).  

La advertencia del CEESP va directamente sobre la acelerada tendencia en el endeudamiento gubernamental de los recientes años: durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto los compromisos del gobierno mexicano han crecido 19.5%.

El pasado 4 de marzo el titular de la SHCP, Luis Videgaray Caso, dijo que el gobierno mexicano deberá estar preparado debido al incremento en el costo financiero de la deuda derivado del incremento de la tasa así como por la merma de recursos por el derrumbe de los petroprecios.

De esta manera, se hará una reingeniería profunda del Presupuesto 2016 a fin de reducir y hacer más eficientes los gastos.

El gobierno central no tiene otra opción, puesto que ha prometido no elevar los impuestos o crear nuevos, así como no incurrir en mayor deuda a la ya programada.

El CEESP apunta que no observa en el futuro salidas de capitales o afectaciones en la deuda de corto plazo a causa de las decisiones de la Fed; sin embargo, el Banco de México debe adoptar una postura reactiva y mantener la calma.

“Los riesgos de anticipar dicha medida no se minimizan cuando no sabemos ni cuándo ni en cuánto será el ajuste. Sobre todo en un entorno de debilidad de la economía mexicana”, refirió el Centro.

El Banco de México no ha definido claramente si se adelantará o reacciónará cuando se dé el alza en las tasas de interés.

La semana pasada la Reserva Federal, en voz de su presidenta, Janet Yellen, anunció que la decisión de elevar la tasa de interés no podría darse antes de junio, además de que ello ocurrirá cuando EU tenga una mayor estabilidad económica, una mejoría aún mayor en el mercado laboral y una tasa inflacionaria cercana al 2%.

Según reportó Arena Pública este 20 de marzo, el consenso entre los especialistas mexicanos arroja una opinión mayoritaria por septiembre como fecha para que Banxico eleve las tasas de interés.

 

A FONDO: Consulta el análisis La Fed pospone el aumento a sus tasas de interés, elaborado por el CEESP.

MÁS INFORMACIÓN: Septiembre gana partidarios en las apuestas como fecha para que Banxico mueva las tasas. Nota de Arena Pública del 20 de marzo del 2015.

MÁS INFORMACIÓN: La Fed mantiene terreno, se resiste a cambiar las tasas antes de junio. Nota de Arena Pública del 18 de marzo del 2015.

Comentar