Gobiernos y Finanzas Públicas

Crece importación de maíz y provoca déficit en balanza agropecuaria 2014

Los productores mexicanos de maíz enfrentan serias desventajas competitivas.

04-03-2015 09:44 Por : Arena Pública
Estados Unidos, país que provee más del 80% del maíz importado a México, produce 15 veces más que el país.
Estados Unidos, país que provee más del 80% del maíz importado a México, produce 15 veces más que el país.

El año pasado la balanza agropecuaria registró un déficit de 172.1 millones de dólares que fue provocado principalmente por un considerable aumento de las importaciones de maíz y una significativa disminución de las exportaciones de jitomate, de acuerdo con los últimos datos del Banco de México.

 En 2014 la importación de maíz —que representa el 20% del total de las importaciones agropecuarias— se incrementó 16.6% anual, que significó un incrementó de 342.3 millones de dólares. 

 Por su parte la exportación de jitomate —producto con el mayor peso en las exportaciones al representar el 13.3% del total— registró una caída de 8.6% anual que significó una merma de 153.1 millones de dólares el año pasado para registrar un total de mil 613 millones de dólares.

 En los últimos seis años la importación de maíz ha registrado un comportamiento muy desigual, mientras que en 2008 y 2011 creció a 53.8% y 88.8%, respectivamente, en 2013 y 2012 cayó en 0.2% y 31.4%, respectivamente.

 A pesar de que el maíz es uno de los cultivos más representativos del país y más sembrados en el territorio nacional, los productores mexicanos sufren de serias desventajas frente a otros países, principalmente ante Estados Unidos, país que provee más del 80% del maíz importado.

 En México sólo los productores medios —que poseen de cinco a 20 hectáreas— y los grandes —con más de 20 hectáreas— pueden acceder a tecnologías y créditos, de acuerdo con un diagnóstico incluido en el Programa para Democratizar la Productividad 2013 - 2018, inscrito en el Plan Nacional de Desarrollo.

 Lamentablemente los productores medios y grandes representan sólo el 14% del total.

 El restante 86% de los productores son pequeños, es decir, poseen menos de cinco hectáreas, por lo que su limitada extensión les impide alcanzar las ventajas de las economías de escala y les “restringe la adopción de nuevas tecnologías e insumos mejorados y limita su acceso al financiamiento”, de acuerdo con el diagnóstico mencionado.

 La inequidad en la distribución de tierras también afecta negativamente la productividad nacional, pues los grandes terratenientes producen 1.5 más toneladas por hectárea que los pequeños, es decir, 3.9 toneladas de maíz por hectárea contra 2.4 toneladas de estos segundos.

 De ahí que la diferencia entre la producción de maíz de Estados Unidos y la mexicana sea abismal, mientras México produce 23.2 millones de toneladas anuales, el país vecino lo hace en 361 millones de toneladas, es decir, su producción es 15 veces mayor.

 El maíz es una muestra del problema estructural que permea al resto de la producción agroalimentaria a nivel nacional, donde el 68% del total de las pequeñas propiedades —con menos de cinco hectáreas— son productores que cosechan para el autoconsumo.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) han previsto que hacia el 2023 las importaciones de alimentos en México podrían crecer 14% y la producción sólo 4.1%.

 

 

A FONDO: Consulta el documento Producción de Maíz 2014-2015.

MÁS INFORMACIÓN: En 10 años aumentarán importaciones de alimentos mexicanos. Nota de Arena Pública del 11 de noviembre del 2014.

MÁS INFORMACIÓN: Sólo 14% de productores de maíz tienen acceso a créditos y tecnología. Nota de Arena Pública del 20 de octubre del 2014.