Economía y Sistema Financiero

Pega duro cuesta de enero, capacidad de compra cae 6%

En enero disminuyó considerablemente la posibilidad de las familias para comprar electrodomésticos.

06-02-2015 10:54 Por : Arena Pública
La cuesta de enero del 2014 y 2015 ha sido considerablemente más pronunciada que en 2012 y 2013.
La cuesta de enero del 2014 y 2015 ha sido considerablemente más pronunciada que en 2012 y 2013.

Con una caída de 6% mensual la capacidad de compra de los mexicanos fue el componente del Índice de Confianza del Consumidor que reportó la caída más pronunciada en enero, con cifras desestacionalizadas.

La llamada “cuesta de enero” o presión sobre la liquidez de las finanzas familiares derivada del endeudamiento o crecimiento del gasto por las fiestas decembrinas se tradujo en la caída de cuatro de los cinco componentes que integran el Índice elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Sin embargo, las posibilidades de compra de bienes durables —muebles, televisor, lavadora, entre otros aparatos electrodomésticos— fue mejor en enero del 2015 que en primer mes del año pasado, pues bajo esta comparación reportó un crecimiento de 18.3% anual.

Enero y febrero del 2014 registraron la peor caída de la confianza del consumidor en cuanto a la posibilidad de compra de los hogares al registrar 63.9 y 60 puntos en el Índice, respectivamente, cuando el puntaje en por lo menos tres años no había disminuido en menos de 73 puntos, con cifras originales.

Al inicio del año pasado los ingresos de los hogares se vieron severamente presionados porque a la cuesta de enero se sumó la implementación de la reforma fiscal.

Entre otras imposiciones, la reforma incrementó el monto a pagar de ISR para personas físicas, homologó en 16% el pago de IVA en las fronteras del país e introdujo un IETU a alimentos de alto contenido calórico y refrescos.

Por otra parte el componente que mide la percepción de las familias sobre la situación de la economía en el presente comparada con la de hace un año ha caído desde octubre pasado, con cifras desestacionalizadas se observa que en ese mes registraba poco más de 95 puntos y en enero cayó a cerca de 89.

Simplemente de diciembre a enero registró una caída de 1.32% con cifras desestacionalizadas. Por lo menos desde octubre pasado los mexicanos perciben que la situación económica del país es cada vez peor.

En sintonía con la presión que sufrió en enero la percepción sobre la capacidad de compra de los hogares, la percepción sobre la mejoría de la situación económica de los miembros del hogar en enero del 2015 respecto al mismo mes del año anterior cayó 0.95% y la percepción sobre la situación en el futuro también se redujo 0.89%.

Así, la serie desestacionalizada del Índice de Confianza del Consumidor —que agrupa a la percepción respecto a la capacidad de compra, la situación económica de los hogares y la economía del país— cayó 1%.

De agosto a octubre pasado el Índice de Confianza comenzó a subir, pero la tendencia se revirtió y en enero sumó su tercer caída consecutiva desde noviembre del 2014 para registrar cerca de 92 puntos —en la serie desestacionalizada—.

De acuerdo con el análisis de la junta de gobierno del Banco de México —en su último anuncio de política monetaria— en el corto plazo los ingresos de las familias mexicanas podrían verse presionadas.

Lo anterior porque el peso mexicano podría mantenerse depreciado por un tiempo prolongado e incluso depreciarse aún más, lo que elevaría los precios de los productos y servicios del país.

 

A FONDO: Consulta el Índice de Confianza del Consumidor elaborado por el INEGI con datos a enero del 2015.

MÁS INFORMACIÓN: Peso podría permanecer depreciado por mucho tiempo: Banxico. Nota de Arena Pública del 29 de enero del 2015.