Gobiernos y Finanzas Públicas

Nuevo Rey, misma política petrolera en Arabia Saudita

El 90% del presupuesto depende de petróleo, Salman bin Abdulaziz afrontara un déficit presupuestario.

23-01-2015 16:58 Por : Arena Pública
Arabia Saudita seguirá firma en su posición de no reducir la producción petrolera.
Arabia Saudita seguirá firma en su posición de no reducir la producción petrolera.

Salman bin Abdulaziz se convirtió en el nuevo dirigente de Arabia Saudita tras el reciente fallecimiento del rey Abdullah bin Abdulaziz, al tomar posesión del cargo anunció que dará continuidad a la política petrolera saudí que ha provocado el desplome mundial del precio del petróleo.

En consecuencia, una de sus primeras acciones al tomar el trono fue emitir un decreto para ratificar al ministro del petróleo, Ali al-Naimi, uno de los partidarios de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no redujera su producción diaria estimada en 30 millones de barriles diarios.

Lo anterior aún y cuando en los últimos ocho meses los precios del crudo han descendido 55%, afectando al mismo Arabia Saudita, el mayor exportador de crudo a nivel mundial con cerca de siete millones de barriles diarios.

El 90% del presupuesto saudí depende de las exportaciones petroleras por lo que se prevé que en el 2015 el nuevo rey afronté un déficit presupuestario.

En su conjunto, la región de Medio Oriente y África del norte perderán 300 mil millones de dólares en 2015 por los bajos precios del petróleo, y hasta un punto porcentual de su crecimiento económico por esta causa, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El fenecido Abdullah bin Abdulaziz llegó al poder en 2005 y destacó por fortalecer la posición económica de la nación saudí en la región de Medio Oriente, así como por mantener cifras récord en el crecimiento del PIB.

“Él era un estadista mundial que fue admirado no sólo en Arabia Saudí, sino en todo el mundo. Creía firmemente en la cooperación global y en el trabajo duro para lograr esta meta,” comentó la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

“Fue un líder siempre sincero que tuvo el coraje de sus convicciones. Una de ellas era la firme y apasionada creencia en la importancia de la relación Estados Unidos-Arabia Saudita, para la estabilidad y seguridad del Medio Oriente y más allá," señaló el mandatario estadounidense, Barack Obama.

 

MÁS INFORMACIÓN: En el largo plazo, la postura petrolera de Arabia Saudita hace sentido: Foreign Affairs. Nota de Arena Pública del 7 de enero del 2015.