Energía e Infraestructura

Medio oriente perderá 300 mil mdd en 2015 por caída de precios petroleros

FMI ajustó un punto porcentual el crecimiento de países árabes por debilidad de precios del petróleo.

21-01-2015 18:23 Por : Arena Pública
Los países importadores tienen la oportunidad de utilizar los ahorros que están generando en infraestructura para crecer.
Los países importadores tienen la oportunidad de utilizar los ahorros que están generando en infraestructura para crecer.

Los países productores de petróleo del medio oriente y el norte de África perderán 300 mil millones de dólares en 2015 por el bajo nivel de precios del hidrocarburo, es decir, una quinta parte de las ganancias que registraron en 2014 de acuerdo con el director del departamento de medio oriente y Asia central del Fondo Monetario Internacional (FMI), Masood Ahmed.

El mundo se encuentra en medio de una guerra de precios petroleros entre los países productores de la OPEP y Estados Unidos, naciones que se han obstinado a no disminuir su producción ante el temor de ceder mercado a su contrincante.

Aunado a lo anterior, la producción de algunos países como Irán y el mismo Estados Unidos se ubican en niveles históricos, por lo que hay una sobre oferta mundial en el mercado que no esta siendo absorbida porque algunos de los principales consumidores, la Eurozona y China, atraviesan por una situación económica adversa.

Así, el petróleo Brent —de referencia para la producción de los países árabes— se cotizó a un promedio mensual de 111.9 dólares por barril apenas en junio pasado. A la fecha ha caído 55% en su cotización mensual para quedar en 50 dólares por barril en lo que va de enero.

Ante este panorama el director del departamento de medio oriente y Asia central del FMI consideró la única opción para los países petroleros es adaptarse a esta nueva realidad.

En años pasados, cuando los precios del petróleo rebasaron los 100 dólares por barril, los productores árabes generaron reservas económicas que hoy tendrán que utilizar para detener los impactos de los bajos precios del petróleo, así como para adaptar sus planes de gasto de forma gradual, explicó Ahmed.

Un análisis del FMI estimó que las ganancias de dichos países crecerían 4% antes de que el mundo experimentara la fuerte caída de precios petroleros, misma proyección que luego se ajustó a la baja en un punto porcentual para quedar en 3%.

“El reto para estos países es adaptar los planes de gasto de los años siguientes a la nueva realidad independientemente de lo que duren los bajos precios de lo cual aún hay incertidumbre,” precisó el economista.

Del otro lado de la moneda, los países importadores tendrán un respiro para poder pagar menos por su consumo petrolero, para el 2015 el FMI prevé que por esta circunstancia tengan un crecimiento económico de 4%.

“Los países importadores tienen la oportunidad de utilizar los ahorros que están generando en infraestructura para crecer y también para mejorar sus situación fiscal, que usualmente se encuentran en condiciones de presión”, expuso Masood Ahmed.