Economía y Sistema Financiero

Dólar fuerte, petróleo barato y sociedad encrispada ensombrecen el panorama

Manuel Sánchez, subgobernador de Banxico, los reconoció como amenazas a las metas de inflación y crecimiento.

13-01-2015 15:00 Por : Arena Pública
La apreciación del dólar amenaza la expectativa de inflación 2015, según el subgobernador de Banxico, Manuel Sánchez.
La apreciación del dólar amenaza la expectativa de inflación 2015, según el subgobernador de Banxico, Manuel Sánchez.

La tasa de inflación prevista para este 2015 en México y la economía misma están en riesgo debido a la volatilidad económica a nivel interno y externo, reconoció el subgobernador del Banco de México, Manuel Sánchez.

En una presentación para el Santander México Day 2015, Sánchez enumeró los elementos que propician este riesgo: la actual apreciación del dólar; la inestabilidad social; los precios petroleros; y el estancamiento en la confianza de los consumidores y productores.

En lo que toca a la inflación, Banxico estima que para este año será de 3% con un margen de un punto porcentual.

Sin embargo, el miembro de la junta de gobierno del Banco Central enfatizó que para alcanzar estas metas hay que mantenerse alerta ante la apreciación del dólar frente al peso.

Ésta podría encarecer productos importados o con componentes vendidos en dólares.

Como reportó Arena Pública la semana pasada, en 2014 la inflación nacional cerró en 4.08%, la más alta en los últimos cuatro años de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), lo cual superó a la tasa esperada para ese año.

Las declaraciones del subgobernador complementan a las realizadas por el gobernador del Banco el pasado diciembre, Agustín Carstens, quien aseguró que los fundamentos mexicanos se mantienen sólidos pese a una divisa estadounidense al alza.

“En la medida en que el tipo de cambio pudiera afectar la inflación, es algo que nos ocupa y obliga a reaccionar”, expresó el 16 de diciembre.

En cuanto a la economía en su conjunto, en su trabajo el subgobernador hizo eco por lo ya expuesto en las minutas de política monetaria del Banco de México a finales de año: la inestabilidad social, y su efecto disuasivo en los agentes económicos, está ya presente en las preocupaciones de sus economistas.

Para el 2015 Banxico prevé un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 3% y 4%, mientras que para el 2016 el pronóstico es de de 3.2% y 4.2%.

Las inquietudes del subgobernador sobre el devenir de la economía nacional están acompañadas por la incertidumbre sobre la normalización de la política monetaria de EU y la próxima alza en las tasas de interés.

No todo es un panorama oscuro en el referido análisis. Entre las condiciones positivas observada en el escenario actual destacó que Estados Unidos presenta una eventual recuperación gracias a su creciente industria petrolera y un mayor consumo interno.

Esta condición se espera impacte en el crecimiento del PIB mexicano, aunado a la estrecha relación económica entre México con el país vecino.

En tanto, también hay elementos que presionarán a la inflación a la baja: precios petroleros más bajos, eliminación de cargos de larga distancia en comunicaciones telefónicas y efectos fiscales favorables para la base de la pirámide de contribuyentes, según Manuel Sánchez. 

 

 

A FONDO: Consulta la presentación del subgobernador de Banxico, Manuel Sánchez, sobre los riesgos para la economía mexicana. 
 

MÁS INFORMACIÓN: Situación social y depreciación del peso arriesgan economía: Banxico. Nota de Arena Pública del 5 de diciembre de 2014.