Economía y Sistema Financiero

Realidad petrolera llega a Hacienda; promete ajustes al gasto

Ante una ambiciosa agenda el otro camino a seguir era la deuda.

08-01-2015 13:22 Por : Arena Pública
De no reducir el gasto, el camino que quedaba era mayor deuda.
De no reducir el gasto, el camino que quedaba era mayor deuda.

La caía en picada de los precios petroleros tendrá impacto en la ambiciosa agenda de gasto del gobierno federal. Hoy ante medios el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, aseguró que si la administración de Enrique Peña Nieto reciente una caída en sus ingresos por la vía petrolera, ésta ajustará el presupuesto.

El Presupuesto de Egresos de la Federación 2015 —aproximadamente una cuarta parte es renta petrolera— está basado en la idea de que el barril de petróleo crudo de la Mezcla Mexicana oscilará este año a un costo de 79 dólares. Hoy amaneció en apenas 40 dólares.

El Secretario dijo que una de las principales prioridades del gobierno es mantener la estabilidad macroeconómica en un entorno adverso por la caída de los precios del petróleo y la expectativa en la modificación de la política monetaria de Estados Unidos.

“La decisión clave del presidente de la República es que cualquier necesidad de ajuste por una disminución de los ingresos habrá de realizarse reduciendo el gasto público”, dijo.

El funcionario no especificó si los recortes podrían verse este año o hacia 2016. Videgaray mismo ha reiterado en varias ocasiones que los ingresos del gobierno federal están asegurados durante 2015 gracias a las coberturas petroleras.

La declaración fue realizada durante la presentación del Estudio Económico México 2015 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), órgano internacional siempre atento a las finanzas públicas de las naciones y su responsabilidad en el gasto.

Ante la caída constante del petróleo en los mercados desde junio pasado y la negativa del gobierno central de elevar los impuestos la única opción a seguir por parte de la administración peñista desembocaba en mayor endeudamiento.

La deuda ha registrado un acelerado crecimiento en los dos años de gobierno de Enrique Peña Nieto, según han alertado especialistas. En este periodo el ritmo anual de crecimiento del endeudamiento es de 2.3%, cuando durante el sexenio calderonista la marcha fue de 1.3%.

La deuda mexicana acumulada representará en 2015 el 43% del PIB nacional, un nivel aún manejable, de acuerdo a los estándares internacionales.

Durante la conformación del presupuesto para este año, asociaciones de la sociedad civil, como México Evalúa o el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) solicitaron a legisladores imponer límites a la facultad de la Secretaría de Hacienda de incurrir en deuda de forma discrecional y así reducir la posibilidad de un endeudamiento irresponsable ante la necesidad de cumplir con compromisos políticos.

Proyectos de importante envergadura están pendientes de ser financiados por parte del gobierno central, como son los trenes rápidos desde el Distrito Federal a Querétaro y Toluca, el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México o las nuevas tres Zonas Económicas Especiales para el sur del país; además del financiamiento del Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018, que considera recursos por 7.7 billones de pesos.

La realidad petrolera mundial parece haber llegado por fin a las oficinas de Hacienda.

 

MÁS INFORMACIÓN: Alerta roja por el petróleo. Columna de Samuel García del 7 de enero de 2015. 

MÁS INFORMACIÓN: En 2015 deuda de México llegará a nivel más alto. Nota de Arena Pública del 17 de diciembre de 2014.

MÁS INFORMACIÓN: De cara al PEF 2015, focos rojos ante persistente caída en precios del crudo. Reportaje de Arena Pública del 14 de octubre de 2014. 

MÁS INFORMACIÓN: 14% de ingresos públicos para 2015 serán deuda. Nota de Arena Pública del 17 de octubre de 2014.