Economía y Sistema Financiero

En el largo plazo, la postura petrolera de Arabia Saudita hace sentido: Foreign Affairs

07-01-2015 12:35

La negativa de reducir su cuota productiva podría darle rendimientos en un futuro sin competencia.

La postura del gobierno del rey Abdullah de Arabia Saudita tiene al mundo en vilo. Agrandar
La postura del gobierno del rey Abdullah de Arabia Saudita tiene al mundo en vilo.

La estrategia de Arabia Saudita para mantener los precios bajos de petróleo en el mundo resulta muy peligrosa en el mediano y corto plazo; sin embargo, en el panorama económico más lejano ésta tiene sentido, comentó la revista Foreign Affairs.

De acuerdo con su más reciente artículo sobre el tema, titulado “La jugada petrolera de Riad”, la influyente publicación estadounidense asegura que mantener los precios petroleros en un rango de entre 50 y 60 dólares por barril durante los próximos dos años tendrá importantes repercusiones.

“La lógica económica pura podría estar conduciendo la postura saudí: mientras sus competidores luchan por mantener la producción, Riad (capital de Arabia Saudita) probablemente esté aputando a incrementar su participación de mercado”, comentan los firmantes del artículo y analistas especializados en Medio Oriente del Consejo del Atlántico, Bilal Y. Saab y Robert A. Manning.  

De manera consistente Arabia Saudita ha hecho oídos sordos a las súplicas para reducir su producción petrolera de países petroleros como Venezuela, cuyas finanzas están al borde del colapso ante la caída de sus ingresos; puesto que son 70% dependientes del crudo.

Los autores sugirieron que si durante 2014 la inversión en los sectores del petróleo y gas en Estados Unidos cayó 37%, 2015 podría observar una caída aún mayor debido al poco atractivo del precio petrolero.

En tanto que el gas más barato podría incrementar su consumo e impulsar el abaratamiento de vehículos más eficientes en materia energética, así como hacer a las energías eólicas, solares y nucleares más competitivas.

Rediciendo la competencia global —comentó la revista—, Arabia Saudita, que posee el 73% de las reservas probadas en el mundo, podría estar pavimentando el camino para pronunciados incrementos en el futuro.

Pero esto viene con un costo alto en el corto plazo: la pérdida en 2015 de ingresos para el gobierno del rey Abdullah por 89 mil millones de dólares, asumiendo que el precio del barril oscile los 55 dólares.

Un recorte presupuestario importante deberá ser entonces la respuesta y que podría venir acompañado de inestabilidad social por el recorte de salarios de trabajadores de gobierno y en programas sociales en alrededor del 50%, según la publicación.

Además, unos precios tan castigados del energético como los que han acaparado las portadas de los diarios desde noviembre pasado podrían causar tensiones entre Arabia Saudita y Rusia e Irán, cuyas finanzas públicas también dependen en gran medida de la renta petrolera.

“Causar dolor en Teherán y Moscú no necesariamente resultará en concesiones o una actitud cooperativa. Irán podría duplicar su apoyo al presidente sirio Bashar al-Assad y en sus esfuerzos por expandir su influencia en el mediterráneo y la península árabe. Y Vladimir Putin podría acusar de la implosión de la economía rusa a una conspiración estadounidense-saudi”, comenta.

Este coctel explosivo abonaría a la inestabilidad política de un ya de por sí atribulado Medio Oriente con el conflicto en Siria y la presencia de ISIS.

“Los gobiernos típicamente hacen grandes apuestas cuando están sobreconfiados o crecientemente preocupados. La estrategia petrolera de Arabia Saudita no refleja confianza. Riad ha escogido un tiempo extraño, uno de tensión, caos e incertidumbre, para lanzar sus iniciativa más arrojada en la geopolítica del petróleo desde su “petróleo por seguridad” negociada con el presidente de Estados Unidos, Franklin Roosevelt, en 1945”, concluyó la publicación.

 

MÁS INFORMACIÓN: Precios de petróleo para junio han caído 41%. Nota de Arena Pública del 6 de enero de 2015.

MÁS INFORMACIÓN: Países árabes deben seguir ejemplo de México en la ruta de la diversificación. Nota de Arena Pública del 24 de diciembre de 2014.

Comentar