Gobiernos y Finanzas Públicas

Revista de sátira sufre ataque terrorista en París

Murieron 12 personas, entre ellos tres caricaturistas y el editor en jefe de la revista.

07-01-2015 10:17 Por : Arena Pública
Desde el 2011 los periodistas eran custodiados por la polícia a causa de un ataque a sus instalaciones con una bomba molotov.
Desde el 2011 los periodistas eran custodiados por la polícia a causa de un ataque a sus instalaciones con una bomba molotov.

Doce personas murieron durante un ataque terrorista al semanario de sátira Charlie Hebdo en París, diez más resultaron heridas de las cuales cuatro se debaten entre la vida y la muerte, según relató el diario estadounidense The New York Times.

 La revista, conocida por ridiculizar a figuras de gran relevancia en distintas religiones, entre las que destacan portadas sobre el fundador del Islam, Mahoma, fue atacada por segunda ocasión luego de que en 2011 una bomba molotov incendiara sus instalaciones.
"Charlie Hebdo es parte de una tradición venerable en el periodismo francés que se remonta a las hojas de escándalo que denunció María Antonieta en el período previo a la Revolución Francesa. La tradición se combina con el radicalismo de izquierda, escurridizo y provocativo que a menudo roza lo obsceno", señaló el corresponsal de la BBC news en París, Hugh Schofield.

 El presidente de Francia, Francois Hollande, acudió al lugar de los hechos y los calificó como un ataque terrorista “de barbarie excepcional”, por lo que convocó a su gabinete a una reunión de emergencia de seguridad nacional y elevó a su nivel más alto la alerta antiterrorista en todo el país.

 En el acto falleció el artista gráfico Jean Cabut mejor conocido como Cabu, el editor en jefe Stephane Charbonnier, apodado Charb, Bernard Maris, economista y periodista y dos policías, entre otros.

 El ataque ocurrió poco después de las once de la mañana cuando tres hombres con capuchas negras irrumpieron en el edificio de la revista y dispararon contra empleados y periodistas —quienes estaban en medio de una reunión editorial— con fusiles AK-47.

 Luego huyeron en un coche negro y fueron encontrados por la policía en el límite norte de París donde intercambiaron disparos, pero los atacantes lograron huir.

 Los hechos conmocionaron a una ciudad repleta de turistas atraídos por los descuentos de invierno y obligaron a reforzar las medidas de seguridad en plazas y transporte público.

 Fuentes del Ministerio del Interior consultadas por el diario El País no descartan la posibilidad de que se trate de un ataque de origen islamista, aunque prefirieron no pronunciarse aún respecto a los responsables del hecho.
"Es en Francia, que tiene la población musulmana más grande de Europa donde las presiones son mayores. En parte, esto es una herencia del pasado colonial como resultado de la falta de integración, a pesar del avance de algunos políticos musulmanes", escribió Philip Johnston en el Telegraph.

 Este ataque es considerado el más sangriento ocurrido en la capital de Francia desde 1995, cuando una bomba explotó en la estación del metro Saint-Michel donde murieron ocho personas.

 El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó el ataque y señaló en un comunicado: “he ordenado a mi administración presentar todo el apoyo necesario para llevar a los terroristas a la justicia.”

 Por su parte la canciller de Alemania, Angela Merkel, aseguró que el hecho “se erige como un ataque a la libertad de expresión y de prensa, un elemento central de nuestra libertad y cultura democrática que de ninguna manera puede ser justificado.”

 La última portada del semanario hace referencia al polémico libro “Sumisión”, de Michel Houellebecq, el cual advierte que el próximo presidente de Francia será Musulmán. 

 El último tuit del semanario es una imagen del auto proclamado jefe del Estado islámico, Abu Bakr al-Baghdad con el comentario “los mejores deseos.”

 

Francia se encuentra en alerta antiterrorista porque el año pasado militantes islamistas hicieron un llamado a atacar a ciudadanos de la región Galia —Francia, Bélgica, oeste de Suiza, alguna zonas de Holanda y Alemania al oeste del Rin— en represalia a las ofensivas militares francesas contra bastiones extremistas en medio oriente y África, según la agencia Reuters.

 

 

Stephane Charbonnier mejor conocido como Charb.

 

 

Jean Cabut mejor conocido como Cabu.

 

 

Bernard Maris

 

A FONDO: Consulta el comunicado del gobierno de Francia en el que anuncia nuevas medidas de seguridad. (Vigipirate relevé au niveau "alerte attentat").