Gobiernos y Finanzas Públicas

En 2015 deuda de México llegará a nivel más alto

La SHCP planea disminuir paulatinamente la deuda hasta que represente 41.1% del PIB en 2020.

17-12-2014 09:34 Por : Arena Pública
El secretario de Hacienda, Luis Videgaray confía en las fortalezas de las finanzas públicas para sortear las adversidades.
El secretario de Hacienda, Luis Videgaray confía en las fortalezas de las finanzas públicas para sortear las adversidades.

El próximo año la deuda acumulada de México conocida como saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público llegará a su nivel más alto, pues representará el 43.3% del Producto Interno Bruto del país, de acuerdo con el documento Criterios Generales de Política Económica 2015.

El plan de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) es que durante el 2015 y 2016 el saldo acumulado de la deuda del país permanezca en ese nivel para posteriormente y de manera paulatina comenzar a disminuir hasta representar el 41.1% del PIB en el 2020.

Lo anterior sucederá si los planes y expectativas de la secretaría siguen su curso tal como se han planteado, es decir, si México logra sortear con fortuna riesgos que la misma dependencia ha reconocido y si la reforma energética es lo pujante que se estima.

Entre otros riesgos, la SHCP ha planteado en su Plan Anual de Financiamiento 2015 “el inicio del alza de tasas de interés de Estados Unidos, que podrían dar lugar a un reacomodo de portafolios que podría implicar reversiones de flujos de capital, volatilidad en los mercados financieros y efectos de contagio”.

Además de otros recientes como la depreciación del peso frente al dólar en 8.8% en el último mes para llegar a 14.7 pesos en tipo de cambio fix ó la caída de los precios internacionales del petróleo.

La mezcla mexicana de petróleo crudo de exportación ha caído más de 50% en los últimos seis meses, ayer tocó su mínimo en cinco años con 49.46 dólares por barril, precio diario, luego de alcanzar los 102 dólares en junio pasado.

En este sentido, el think tank estadounidense Council on Foreign Relations advirtió que si el bajo precio del petróleo se vuelve una norma, las finanzas públicas mexicanas se verán seriamente presionadas y ha recomendado a Estados Unidos estar listo para ofrecerle ayuda.

Un petróleo con bajas cotizaciones ya ha sido el origen de crisis financieras en el pasado para México, como la observada en 1976 durante el sexenio de José López Portillo y en las cuales Estados Unidos ha tenido que intervenir, sostiene.

Como resultado de la caída de los precios del petróleo, el gobierno mexicano podría necesitar adquirir nueva deuda, elevar ingresos o recortar el gasto. Cada opción podría crear retos políticos y económicos. En respuesta, México usualmente preferirá elevar la deuda en lugar de potenciar los ingresos (no petroleros, es decir, aumentar impuestos) o recortar el gasto. Elevar la deuda es la ruta políticamente más sencilla para el gobierno mexicano”, asegura la institución.

La SHCP planea elevar en 4% del PIB la deuda total del país —requerimientos financieros del sector público— el próximo año, luego de haberla elevado 4.2% del PIB en 2014.

En 2016 la deuda se elevaría 3.5% del PIB; en 2017 3% y finalmente a partir del 2018 al 2020 sólo 2.5% del PIB.

El próximo año el gobierno federal planea un endeudamiento de 573 mil 365.9 millones de pesos —equivalente al 3.1% del PIB— que podría ampliarse hasta 595 mil millones de pesos en deuda interno y por hasta 6 mil millones de dólares para el gobierno federal y la banca de desarrollo en el mercado externo, techos de deuda aprobados en la Ley de Ingresos de la Federación.

A Petróleos Mexicanos se le autorizó un techo de deuda para el año próximo de hasta 110.5 miles de millones de pesos a nivel interno y 6.5 miles de millones de dólares en el externo.

Mientras que para la Comisión Federal de Electricidada (CFE) se autorizó una deuda de 8 mil millones de pesos en el sector interno y 700 millones de dólares en el externo.

“Para 2015 se contempla financiar la mayor parte de las necesidades de recursos del Gobierno Federal en el mercado interno, privilegiando la emisión de instrumentos de mediano y largo plazos”, apunta el documento Criterios de Política Económica.

La SHCP tiene confianza en que podrá lograr el objetivo planteado, disminuir el saldo histórico de la deuda del país y también en que el contexto en que se inserta este reto no representará un obstáculo de preocupación.

“A pesar de los riesgos antes descritos, es importante mencionar que México cuenta con características y elementos que le permiten estar mejor preparado para enfrentar posibles escenarios adversos, ya que el país mantiene una posición financiera sólida, con finanzas públicas sanas y niveles manejables y sostenibles de deuda, lo cual ha sido reconocido tanto por diversas agencias calificadoras, como por organismos financieros internacionales” sostiene en el documento Plan Anual de Financiamiento 2015.

En la opinión del think tank estadounidense Council on Foreign Relations la contratación de nueva deuda no es detectada como un riesgo para México por el momento, ya que sus finanzas públicas han sido sometidas a bases más sólidas que la mayoría de los mercados emergentes.

De acuerdo con el Council la relativa baja carga de deuda acumulada y la reputación de una buena gestión macroeconómica hacen que el tomar deuda adicional sea mucho más fácil que hace diez años.

Según el documento del think tank fechado este diciembre, el petróleo necesita caer por debajo de los 70 dólares el barril por más de un año para someter al presupuesto mexicano bajo estrés severo.

En un escenario extremo que involucre una cotización de 40 dólares por barril el gobierno mexicano estará forzado a recortar “sensiblemente el gasto”, particularmente se teme que el sobre endeudarse reduzca su credibilidad fiscal.

 

A FONDO: Consulta el documento Criterios Generales de Política Económica 2015.

MÁS INFORMACIÓN. Petróleo hace caer a bolsas del mundo. Nota de Arena Pública del 15 de diciembre del 2014.

MÁS INFORMACIÓN: Con petróleo barato, EU debe preparase para desequilibrios en finanzas mexicanas. Nota de Arena Pública del 15 de diciembre del 2014.