Gobiernos y Finanzas Públicas

Como se perfila, el Sistema Nacional Anticorrupción será insuficiente ante la crisis

10-12-2014 13:36

Académicos y organizaciones civiles lanzaron una propuesta integral para ponerlo a la altura.

Mauricio Merino, presidente de la Red por la Rendición de Cuentas, aseguró que la ciudadanía debe presionar a la clase política por resultados en este punto de quiebre para la vida nacional. Agrandar
Mauricio Merino, presidente de la Red por la Rendición de Cuentas, aseguró que la ciudadanía debe presionar a la clase política por resultados en este punto de quiebre para la vida nacional.

Si la sociedad civil no presiona a la clase política se corre el riesgo de tener un Sistema Nacional Anticorrupción insuficiente ante el tamaño de la crisis por la que atraviesa México, coincidieron académicos y organizaciones civiles.

Actualmente en la Cámara de Diputados, a iniciativa del Partido Acción Nacional, se está dando paso al debate para la conformación del Sistema Nacional Anticorrupción. Éste ha sido respaldado por el gobierno de Enrique Peña Nieto como respuesta ante el reclamo de justicia por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero.

El predictamen del Sistema Nacional Anticorrupción, según han denunciaron los partidos de oposición en la Cámara de Diputados, no fortalece a la Auditoría Superior de la Federación y sugiere un Consejo de Integridad, presidido por el Presidente de la República y los gobernadores. Lo cual ha suscitado profundas críticas, considerándolo como absurdo.

Así, como se ha venido perfilando la discusión del Sistema en el poder político, éste podría desembocar en un mecanismo institucional inefectivo y limitado, de acuerdo con 78 académicos entre los cuales figuran nombres como Mauricio Merino, Juan Pardinas, María Elena Morera, María Amparo Casar o Sergio López-Ayllón, y 31 organizaciones, como Causa en Común, Centro de Estudios Espinosa Yglesias, la Red por la Rendición de Cuentas, el Instituto Mexicano para la Competitividad, México Evalúa o Fundar.

La propuesta

Para evitarlo, estos presentaron una propuesta consistente en un Sistema Anticorrupción sustentado en la armonización y coordinación de cuatro órganos autónomos, la creación de dos leyes y una reforma.

En el primer apartado propusieron que el Sistema Nacional Anticorrupción contenga un tribunal de cuentas que imponga sanciones y emita recomendaciones vinculatorias. Éste deberá:

  • Contar con funcionarios altamente capacitados y seleccionados por el Senado de la República.
  • Capacidad de atraer casos graves de corrupción a nivel subnacional.
  • Tener acceso irrestricto a todos los sistemas informáticos y bancarios para conocer la información patrimonial de funcionarios.
  • Facultad de recibir quejas y denuncias.
  • Tener autonomía de gestión y normativa internas.

Así mismo, se debe crear una fiscalía anticorrupción:

  • Independiente y especializada en investigar, integrar y someter expedientes a consideración de jueces penales en casos de corrupción.
  • Que cuente con personal altamente capacitado sometido a eficaces controles de confianza.
  • Con autonomía funcional, presupuestal y de gestión.

También se debe de contar con una Secretaría de la Función Pública (SFP) reformada que:

  • Tenga mejores facultades para mantener la legalidad en el servicio púbico.
  • Pueda Evaluar el desempeño de políticas y programas.
  • Cuente con mayores recursos presupuestales, humanos y técnicos.
  • Tenga mayores facultades para supervisar y controlar el ejercicio de las funciones del resto de la administración pública federal.

Por último también se debe reformar a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para que:

  • Tenga autonomía e independencia.
  • Esté facultada para auditar el ejercicio del gasto en curso y los años fiscales anteriores.
  • Y se encuentre obligada a publicar oportunamente conclusiones y hallazgos de sus auditorías.

En lo que toca a la creación de leyes, se propone:

  • Una Ley Anticorrupción que establezca los tipos administrativos de mayor impacto social, económico, político y presupuestal, así como los delitos especiales clasificados como corrupción.
  • Una Ley Nacional de Fiscalización para armonizar de los trabajos de la ASF, de la SFP y de los organismos auditores estatales.

El corolario de esta propuesta es una reforma a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos que establezca los principios y obligaciones básicos del servicio público.

Según los promoventes, el Sistema debe estar creado en la Constitución antes de terminado 2014, legislado en materia secundaria con nombramientos antes de septiembre de 2015 y con su estructura administrativa antes de terminado el próximo año. 

Así lo presentó el PAN

El Sistema Nacional Anticorrupción como lo presento el PAN al Congreso de la Unión considera entre sus puntos más importantes la creación de un Consejo Nacional en el que participen todos los órganos públicos que intervienen en el sistema y amplia representación ciudadana mediante un Comité Ciudadano para la Ética Pública.

Como eje se busca que existan sanciones severas contra quienes cometen actos de corrupción y que esto sea reproducido en estados y municipios.

Para el control interno se propuso una Secretaría de la Función Pública más fuerte en materia de auditoría e investigación con un titular ratificado por el Senado de la República.

En cuanto al control externo que la Auditoría Superior de la Federación y una nueva Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción sean los responsables de auditar el uso de los recursos públicos e investigar con amplias facultades actos de corrupción.

Según ha trascendido, las fuerzas políticas en la Cámara de Diputados han acordado darle celeridad a la aprobación del Sistema Nacional Anticorrupción, aunque sea en un periodo extraordinario de sesiones este diciembre; sin embargo, los cambios realizados por el Partido Revolucionario Institucional a la propuesta panista ha complicado el panorama.

El cambio es ahora, en medio de la tormenta

Durante la presentación de esta iniciativa, representantes del movimiento urgieron al Poder Legislativo a hacer su trabajo y a establecer un Sistema que realmente pueda atajar el problema de la corrupción en el país.

El excomisionado del Instituto Federal de Acceso a la Información, José Octavio López Presa, aseguró que de no contener alguno de estos componentes propuestos, el Sistema Nacional Anticorrupción será insuficiente.

Puesto que está rota la autonomía e independencia de los evaluadores respecto de los evaluados, se tiene que cambiar radicalmente la evaluación del servicio público en México.

Por su parte, el director general de Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Juan Pardinas comentó que los partidos políticos han centrado el debate en quién deberá dirigir estos nuevos órganos y no tanto así en los mecanismos que estos tendrán para poner un alto a la corrupción en México.

“Me preocupa mucho el nivel de simulación al que se está prestando el Congreso. No veo que nada de lo que se está discutiendo vaya a cambiar de manera sustantiva lo que está sucediendo en el país. El legislativo está subordinado a los ritmos y la falta de ambición y de miras de la presidencia de la República para enfrentar  el problema”, reclamó.

También presente en el evento, el director de la encuestadora Consulta Mitofsky, Roy Campos, comentó que, ante la desconfianza a la clase política, la ciudadanía no debe quitar el dedo del renglón en sus exigencias.

El presidente de la Red por la Rendición de Cuentas, Mauricio Merino,  aseguró que el país atraviesa por una crisis de confianza y legitimidad pública. Ante ésta el Congreso y el Poder Ejecutivo deben responder a la altura del desafío, no sólo persiguiendo al corrupto sino combatiendo las condiciones que facilitan los actos de corrupción.

“Nos preocupa que esta crisis quiera ser paleada con soluciones parciales, como las que se han venido discutiendo en la Cámara de Diputados. La gente se debe hacer cargo de la causa contra la corrupción en México.

“No debemos renunciar a la idea de que las instituciones políticas no le pertenecen a la clase política, le pertenecen a la sociedad. Y por lo tanto reaccionar sin tener conciencia sobre la necesidad de construir instituciones distintas que puedan servir como antídoto contra la corrupción sería un error. Necesitamos recuperar las instituciones, dignificarlas y hacerlas nuestras, porque nuestras han sido siempre… pero nos las arrebataron”, finalizó el académico.

 

A FONDO: Conoce la propuesta del PAN para el Sistema Nacional Anticorrupción.

A FONDO: Consulta la propuesta hecha por académicos y organizaciones civiles para contar con un Sistema de calidad.

MÁS INFORMACIÓN: Si políticos quieren recuperar la confianza, obligatorio combatir la corrupción. Nota de Arena Pública del 13 de noviembre de 2014.

Comentar