Gobiernos y Finanzas Públicas

Ayotzinapa es muestra de la necesidad de reducir la pobreza

19-11-2014 12:35

El presidente del Banco Mundial confió en que el gobierno mexicano resolverá el caso en su totalidad.

El Banco Mundial prestará al gobierno mexicano 350 millones de dólares para la implementación del Programa Prospera, antes Oportunidades. Agrandar
El Banco Mundial prestará al gobierno mexicano 350 millones de dólares para la implementación del Programa Prospera, antes Oportunidades.

Tragedias como la de Ayotzinapa demuestran la necesidad de continuar invirtiendo en el futuro de los más vulnerables, mejorar su bienestar y proveerles con mejores oportunidades y mejores empleos, dijo el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim.

“Estamos aquí para hablar de la importancia de las redes de protección social que los países otorgan a sus ciudadanos pero sería un error estar aquí en México y no hacer una reflexión sobre la tragedia de la desaparición de 43 jóvenes (en Ayotzinapa).

“Quisiera sumar mi voz en apoyo a las familias de los estudiantes desaparecidos, se merecen la verdad, se merecen justicia. Estoy seguro, y sé, que el gobierno hoy por hoy está haciendo todo su esfuerzo para develar los hechos en su totalidad y llevarán ante la justicia a los responsables que cometieron esta injusticia”, añadió.

En respuesta, el presidente Enrique Peña Nieto dijo agradecer las expresiones de solidaridad ante los “hechos lamentables y de consternación social” por parte del Banco Mundial, como a su vez por la confianza depositada en México para ayudar en la evolución de la política pública de desarrollo social.

Lo dicho por el principal ejecutivo de la institución bancaria internacional más importante del mundo ocurrió en el marco de la firma de un convenio de asistencia con el gobierno mexicano por 350 millones de dólares para la implementación del Programa Prospera.

Este crédito es parte de una bolsa crediticia total de 16 mil millones de dólares aportada por el Banco Mundial en 122 países para ampliar programas de transferencias sociales a los estratos más desprotegidos en los últimos siete años.

Éste, ayudará a implementar técnicamente el rebautizado programa de inclusión social Federal Prospera, el cual representa una evolución del programa Oportunidades gracias al incremento de apoyos para la educación técnica, educación financiera, apoyos productivos y el cuidado de la salud y alimentación, dijo el directivo.

Además del crédito, el Banco Mundial realizará un proceso constante de evaluación, transparencia y rendición de cuentas a Prospera.

Presente en el evento, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, aseguró que Oportunidades había sido exitosos en generar capital humano, pero fracasó en romper el ciclo intergeneracional de la pobreza.

En la mismo lógica, Enrique Peña dijo que éste se quedó corto a la hora de incluir en el proceso productivo a los más pobres y en ir más allá del asistencialismo; hecho que pretende ser corregido con Prospera al aportar herramientas para que las familias salgan adelante mediante su trabajo sin dejar de recibir los beneficios sociales ya establecidos en administraciones anteriores.

Para este 2015, añadió Jim Yong Kim, se espera un decrecimiento económico promedio en América Latina de 1.2%, una mala señala si se considera que el crecimiento del ingreso es el responsable del 70% del éxito de los países para eliminar la pobreza extrema.

Con el objetivo de incentivar el crecimiento económico, los países deben adoptar, dijo, reformas estructurales que les permitan incorporar a los más desprotegidos a la vida productiva y financiera.

En el caso de México, el directivo calificó los cambios estructurales como “valerosos” y dijo que el Banco Mundial está dispuesto a seguir apoyando al gobierno mexicano y difundir su experiencia.

Jim Yong Kim aseguró que México es un líder en la innovación de programas de asistencia social, gracias a Oportunidades, por ser uno de los primeros programas en el mundo de transferencias en efectivo condicionadas con incentivos a las familias para invertir en la educación y el futuro de los hijos, así como por sus sistemas de evaluación y transparencia.

Oportunidades, añadió, sirvió de modelo para los programas de transferencias en 52 países, al cual el Banco Mundial aportó 2 mil 700 millones de dólares en préstamos de bajo interés desde el 2009.

“Dada la tendencia que hay hacia la desigualdad, los gobiernos deben dar pasos y tomar acciones para asegurar que las ganancias del crecimiento se repartan de una manera igualitaria”, dijo.

“Prospera une a la política social con la política económica. Es un puente para que las personas en vulnerabilidad puedan aprovechar las condiciones de crecimiento, empleo y productividad que se abren a partir de las reformas que están en acción”, atajó el presidente Enrique Peña.

 

MÁS INFORMACIÓN: Prospera beneficiará a 6 millones de mujeres con servicios financieros. Nota de Arena Pública del 4 de septiembre de 2014. 

Comentar