Economía y Sistema Financiero

Entorno energético adverso llama a un presupuesto más eficaz: CIEP

A diferencia de la década pasada, México contará con menos recursos petroleros en el futuro.

11-11-2014 17:02 Por : Arena Pública
El director general del (CIEP), Héctor Villarreal Paez, aseguró que los días de derroche presupuestal han llegado a su fin.
El director general del (CIEP), Héctor Villarreal Paez, aseguró que los días de derroche presupuestal han llegado a su fin.

El cambiante mercado energético le implicará a México contar con menores recursos presupuestales hacia el futuro. De ahora en adelante, la ejecución de un gasto más eficiente y una planeación estratégica deberán ser una norma, compartió el director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestal (CIEP), Héctor Villarreal Paez.

Destacó que los años de abundancia en el presupuesto por la vía de la renta petrolera para el país se han agotado.

En la década pasada, bajos precios productivos, una mayor producción y un precio extraordinario en el barril de petróleo permitieron contar con una cartera más abultada de gasto. Tan sólo de 1997 al 2012, el gasto público creció de forma real 108%.

Gracias a esto —añade— ha existido poca movilidad en la estructura presupuestal mexicana, en la cual los ramos que la componen no han registrado una variación de recursos superiores al 7% en los últimos años.

Sin embargo, el contexto ha cambiado.  La caída natural en la productividad petrolera mexicana y mercados mundiales con precios del barril a la baja hacen que el presupuesto ya no alcance para cubrir todos los compromisos.

Tan sólo de junio a esta semana de noviembre de 2014, la cotización de la mezcla mexicana descendió 27% al pasar de un precio diario de 102 dólares por barril —máximo anual— a 74 dólares, aseguró.

En tanto, de acuerdo con datos de Pemex ,la producción de hidrocarburos en México ha caído desde 2005 —cuando alcanzó su máximo histórico de pozos en operación— a una tasa promedio anual de 3.3%. Desde esa fecha hasta las estimaciones del cierre para el 2014 se ha pasado de producir 3.3 millones de barriles diarios a 2.2 millones.

Lo anterior cobra importancia si se considera que alrededor del 30% del presupuesto nacional proviene de la renta petrolera, según datos del CIEP.

“Mucho de lo que vimos la década anterior funcionó porque teníamos estos presupuestos crecientes y ocurrieron en gran parte por lo que estaba pasando en el mercado petrolero. No es casualidad que el gobierno quiera hacer cosas y no le alcance”, comentó.

La sábana ya no alcanza para todos —añadió—, por lo que es necesario retirar gasto de algunos rubros para cubrir otros y detectar derroches desde el Poder Legislativo y desarrollar mecanismos de evaluación más precisos por parte del Poder Ejecutivo.

“Estamos entrando a unas nuevas reglas del juego donde si tú quieres hacer algo tienes que descobijar otra parte del gasto. No les está alcanzando el dinero, lo que vimos en la década pasada se acabó”, dijo.

Por su parte, el director general del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), Enrique Cárdenas, comenta que el concepto de la transparencia presupuestal va cobrando fuerza en el país; sin embargo, de nada sirve si los derroches de dinero son conocidos por el público pero no hay consecuencias para funcionarios en materia de responsabilidades y para los órganos de gobierno en cuanto a restricción del gasto debido a su ineficacia.

Ambos expertos añaden que frente al incremento de compromisos y una reducción en los ingresos existe el riesgo latente de llegar a niveles de deuda peligrosos por parte del gobierno federal.

“A nivel macro hay un problemón. Tenemos un déficit creciente y ¿quién lo va a financiar? Entre más nos endeudemos mostramos al mundo nuestra debilidad en las finanzas públicas y la prima de riesgo va a ir creciendo y por lo tanto lo que hay que pagar por deuda va aumentar”, comentó Cárdenas.

Las proyecciones de déficit (ingresos menos gasto) del gobierno mexicano para 2015 alcanzará el 3.5% del PIB, según estimaciones oficiales.

"No utilizar el déficit en este momento sería probablemente un acto de irresponsabilidad porque implicaría una fuerte contracción en materia de inversión pública con consecuencias sobre el crecimiento económico," dijo el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, en septiembre pasado.

 

MÁS INFORMACIÓN: Consulta el documento "Implicaciones Económicas del PEF 2015; las refoRmas estructurales" elaborado por el CIEP.