Salud y Medio Ambiente

En 10 años aumentarán importaciones de alimentos mexicanos

10-11-2014 10:18

Hacia el 2023 las importaciones podrían crecer 14% según la OCDE y la FAO.

Las importaciones de alimentos pasarán de representar el 33.7% del consumo mexicano en 2014 al 34.1% en 2023, según la FAO y la OCDE. Agrandar
Las importaciones de alimentos pasarán de representar el 33.7% del consumo mexicano en 2014 al 34.1% en 2023, según la FAO y la OCDE.

Hacia el 2023 las importaciones de alimentos en México podrían crecer 14%; esto, mientras la producción lo hará en 4.1%, de acuerdo a previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Según proyecciones para los próximos diez años de 31 productos alimenticios, México incrementará su dependencia con el exterior para abastecer el consumo nacional.

Lo anterior debido a que las importaciones pasarán de representar el 33.7% del consumo mexicano en 2014 al 34.1% en 2023.

En el país está pendiente una reforma al marco jurídico que regula el campo, ya anunciada por el gobierno federal como parte de su agenda de cambios estructurales. Según informó el secretario federal de agricultura, ganadería, desarrollo rural, pesca y agricultura, Enrique Martínez y Martínez, la construcción del Presupuesto 2015 detuvo la marcha de la iniciativa.

Entre los cambios que se prevé que contenga dicha reforma se encuentran mecanismos para incrementar la productividad, reordenar el mercado, simplificar los reglamentos y la transferencia tecnológica, entre otros; con lo cual se prevé depender cada vez menos de las importaciones.

El jefe de la División de Comercio Agroalimentario y Mercados de la OCDE en París, Jonathan Brooks, comentó que el incremento en las importaciones prevista por el documento se basa en las condiciones actuales del mercado, clima y en las políticas públicas.

Sobre este último punto —dijo— el gobierno mexicano está a tiempo de hacer cambios.

La importación de granos representa el 60% del total de las importaciones mexicanas entre los números recopilados por ambos organismos internacionales; éstas se prevé que crezcan en los próximos diez años 15%.

En el caso de la importación de oleaginosas —segundo en importancia por volumen— se espera un crecimiento potencial de 6.5%, en las carnes de 3.7%, en los derivados lácteos 17.9% —principalmente por leche en polvo—, en los edulcorantes de 42.5% y en el pescado de 25.9%.

El director de la División de Ciencias Económico Administrativas de la Universidad Autónoma de Chapingo, Abel Pérez, aseguró que la gran atomización del campo mexicano, dividido principalmente en minifundios, está entre las principales causas del atraso productivo, el cual calificó de “crítico”.

La poca educación, acceso a tecnología, pobreza, baja inversión e infraestructura ausente, que inciden en una menor productividad y desarrollo del campo, deben ser atacados en la reforma pendiente, en opinión del académico.

Por su parte, Jonathan Brooks, atajó que los apoyos generalizados, en la experiencia de la OCDE, no funcionan y generan derroches, por lo que el dinero que los gobiernos mexicanos vayan a canalizar en el futuro al campo debe ser focalizado a los más necesitados y bajo la lógica de maximizar la producción.

 

A FONDO: Consulta el documento de la OCDE-FAO Perspectivas Agrícolas 2014-2023.

A FONDO: Consulta la base de datos sobre perspectivas agrícolas de la OCDE -FAO.

Comentar