Energía e Infraestructura

La apertura del sector energético es un caldo de cultivo para la corrupción: FTI

El apetito por invertir y la debilidad del Estado pondrán a prueba a la sociedad, empresas y gobierno.

05-11-2014 12:31 Por : Arena Pública
Frank Holder, presidente para América Latina FTI Consulting, comentó que los medios de comunicación jugarán un papel crucial para atacar la corrupción.
Frank Holder, presidente para América Latina FTI Consulting, comentó que los medios de comunicación jugarán un papel crucial para atacar la corrupción.

El apetito por la inversión derivado de la Reforma Energética y la debilidad institucional del Estado mexicano es un caldo de cultivo para la corrupción corporativa y gubernamental, alertó Frank Holder, el presidente para América Latina de la firma de inteligencia empresarial FTI Consulting.

En entrevista con Arena Pública, este exanalista político-militar para el gobierno estadounidense advierte que como economía emergente que es, México es al mismo tiempo un lugar idóneo para la inversión pero con un Estado de Derecho débil con una alta ineficacia para hacer cumplir la ley.

Sobornos a funcionarios para la obtención de permisos y concesiones, evasión fiscal o fraudes al interior de las empresas son algunas de las posibilidades a las que México se está arriesgando en el futuro próximo.

“Es una receta para el desastre cuando se combina la presión de las empresas por obtener ganancias con un ambiente de poca regulación y poca eficacia y donde hay gran corrupción. Ese coctel es donde se producen las grandes explosiones de casos de corrupción. Pasa también en países altamente regulados, pero es más fácil hacerlo en donde no hay instituciones fuertes, eso hace muy peligrosa la convivencia con el capitalismo salvaje”, comenta.

De acuerdo con él, enfrentarse a la corrupción para hacer negocios en México es un factor bien considerado por las empresas que pretenden invertir en el país; y los agentes económicos del sector energético esperando llegar no son la excepción.

Según el último reporte sobre inseguridad y corrupción en México elaborado por FTI, el 36% de 514 directivos de empresas en México consultados se han enfrentado a fraudes u otro tipo de acciones corruptas al interior de sus organizaciones.

México no es excepcional en este sentido. En casos como el argentino y el brasileño donde también hubo apertura al sector energético se desencadenó el encrudecimiento de los círculos de corrupción en los procesos empresariales, platica.

“En el caso mexicano tenemos todas las características clásicas de un mercado emergente: un grado de corrupción ya conocido, una justicia lenta e ineficaz cuando se trata de crímenes de guante blanco y una falta de aplicación de la ley”, dice.

Para el también autor del libro “La Integridad en los negocios”, la prevención y desincentivo de la corrupción debe de venir desde tres frentes.

Primero, el Estado debe hacer efectivo el cumplimiento de la legislación vigente con apego a la ley ya que desde las cortes a las administraciones municipales se verán sujetas a la tentación de coludirse en actos de corrupción. Especialmente los órdenes municipal y estatal deben hacer valer el Estado de Derecho.

Los gobiernos y sistemas judiciales tendrán la obligación de castigar con firmeza los hechos de corrupción, que siempre los habrá, demostrando cero tolerancia.

En una segunda instancia, para que lo anterior suceda, la sociedad civil debe asumir la responsabilidad de la constante exigencia de transparencia, rendición de cuentas y honradez de sus autoridades.

Sobre este punto —añade Holder— resulta crucial la probidad en el papel que vayan a jugar los medios de comunicación como vigilantes de la acción de gobierno y empresas, aportando información crítica y veraz a la sociedad, y sobre la cual se basarán las exigencias contra la corrupción. Al mismo tiempo, la prensa cargará con la responsabilidad de realizar una cobertura lo más objetiva posible sin llegar al extremo de ahuyentar la inversión.

Por último, las empresas deben establecer principios éticos básicos para hacer negocios en México. Esto resulta más eficaz que medidas de auditorías internas y acciones reactivas de mejora en procesos.

Tras grandes casos de corrupción como Oceanografía o Walmart en México, para las empresas —dice— cada vez menos el "gana a cualquier costo" es una opción. El "gana de la forma correcta" se está imponiendo y México debe estar a la altura de esta tendencia.

A FONDO: Consulta el informe de FTI Consulting sobre cómo impacta la seguridad a las empresas en México.