Economía y Sistema Financiero

Después de reforma laboral, 11% de las empresas suprimieron las prestaciones laborales

Kelly Services destacó que no se han creado los empleos suficientes después de la normativa.

05-11-2014 06:46 Por : Arena Pública
Tras encuestar a 15 mil trabajadores activos en México se concluyó que 19% de las empresas redujo las plazas de trabajo.
Tras encuestar a 15 mil trabajadores activos en México se concluyó que 19% de las empresas redujo las plazas de trabajo.

El 11% de las empresas mexicanas eligieron dejar sin prestaciones sociales a sus trabajadores después de la Reforma Laboral, aprobada en las últimas semanas del sexenio del expresidente Felipe Calderón en noviembre de 2012.

De acuerdo al análisis “Radiografía y el Futuro del Trabajador en México, tras la Reforma Laboral”, de la compañía internacional en soluciones de recursos humanos Kelly Services México, éste es sólo uno de los efectos nocivos que han acompañado a dicha legislación, la cual ha fallado en generar suficientes empleos formales.

Según el documento, tras encuestar a 15,000 trabajadores activos en México, se concluyó que 19% de las empresas redujo las plazas de trabajo, 17% canceló los aumentos de sueldo, 20% de los directivos disminuyó la inversión en capacitación y el 23% postergó planes de inversión.

Griselda Hernández, CEO de Kelly Services México, comentó que producto de esto, hoy en día el 56% de los profesionistas en el país trabaja de manera independiente a falta de creación de suficientes plazas laborales en el sector formal.

Esta carencia sistémica en el mercado laboral mexicano, era precisamente el punto que la Reforma Laboral pretendía atacar, en un país donde el 52.7% de la Población Económicamente Activa vive en la informalidad laboral.

Entre los principales temas tocados por la Reforma fue el establecimiento de esquemas más flexibles de contratación mediante el establecimiento del pago por hora, periodos de prueba y el outosourcing como prácticas legales.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), al cierre de 2012 se contabilizaban 9.97 millones de trabajadores por cuenta propia, los cuales representaban el 19.3% de la Población Económicamente Activa. Ahora estos son 10.99 millones y representan el 21.1%.

“Las empresas contraen su presupuesto, pero necesitan realizar proyectos, así que el trabajador autónomo se convierte en una válvula de escape”, comentó la ejecutiva.

Ante este panorama, ataja el estudio, México ocupa el cuarto lugar en fuga de cerebros, solamente por debajo de Gran Bretaña, Filipinas e India, talento que de por sí es escaso en el país.

La industria del gas y el petróleo resulta la mejor evaluada en cuanto a condiciones laborales y satisfacción por los encuestados de la empresa, seguida de la logística, la automotriz, la farmacéutica y la de tecnologías de la información y telecomunicaciones.

 

A FONDO: Consulta el reporte de Kelly Services sobre el futuro del trabajador en México tras la Reforma Laboral.