Gobiernos y Finanzas Públicas

Reforma Fiscal rescata ingresos del sector público

Los ingresos petroleros en el acumulado a septiembre están por abajo 2.2% respecto a 2013.

31-10-2014 15:01 Por : Arena Pública
La Reforma permitió una mayor recaudación de impuestos como el IEPS, IVA y el ISR, dijo el titular de la Unidad Política de Ingresos Tributarios de la SHCP, Rodrigo Barros.
La Reforma permitió una mayor recaudación de impuestos como el IEPS, IVA y el ISR, dijo el titular de la Unidad Política de Ingresos Tributarios de la SHCP, Rodrigo Barros.

La Reforma Fiscal salvó a México de una caída mayor en sus arcas debido a menos ingresos petroleros de enero a septiembre de este año.

De acuerdo al Informe sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública al tercer trimestre de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), los ingresos no petroleros crecieron en el acumulado al cierre de septiembre de 2014 de forma real y anualizada en 6.1%, al llegar a 1 billón 365,338 millones de pesos.

En tanto,  los ingresos petroleros se ubicaron en 897,200 millones de pesos, inferiores en 2.2% en términos reales debido al desplome en el precio del barril de crudo en los mercados internacionales y una menor producción petrolera mexicana.

En conferencia de prensa, el titular de la Unidad Política de Ingresos Tributarios de la SHCP, Rodrigo Barros, dijo que la Reforma Hacendaria permitió una mayor recaudación de gravámenes al consumo, como lo son el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA), la cual creció en 49.1% y 16.9%, respectivamente.

Además, el Impuesto Sobre la Renta (ISR) creció 8.8% ajustando las bases comparativas entre años al descontar ingresos concurrentes en 2013.  

“La Reforma estuvo diseñada para que los ingresos públicos se basaran más en fuentes permanentes y estables de ingresos, como son los tributarios, que en fuentes de carácter no renovable y sin duda es un avance”, dijo.

Los números ofrecidos por Hacienda dan cuenta de cómo poco a poco la producción petrolera está perdiendo peso en la conformación del presupuesto nacional, recargándose en una mayor recaudación.

Actualmente los ingresos petroleros representan el 30%, mientras que en 2006 eran el 37%, de acuerdo a cifras del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Según información de Pemex, la producción de hidrocarburos en México ha caído en el acumulado a septiembre de 2014 2.3% respecto al mismo periodo de 2013.

Esto no es accidental. Desde 2005 la producción ha caído a una tasa promedio anual de 3.3%. De esa fecha a las estimaciones del cierre para el 2014 se ha pasado de producir 3.3 millones de barriles diarios a 2.2 millones.

En lo que concierne a los precios, la mezcla mexicana alcanzó en 2012 su más alta cotización promedio en lo que va del Siglo XXI al llegar a los 101.96 dólares por barril. De ahí en adelante, se observa una depreciación constante.

En 2013 promedió 98.46 dólares y en lo que va de 2014 registra un promedio de 94.49 dólares y para 2015 se estima rondará los 79 dólares; cotización empujada a la baja por una mayor producción en Estados Unidos y una menor demanda países emergentes como en China.

A pregunta expresa sobre si el contribuyente mexicano podría soportar una carga aún mayor en el sustento de los ingresos del Estado, Rodrigo Barrios comentó que México aún se encuentra en los niveles más bajos internacionales de recaudación, a pesar de que para 2015 se espera alcanzar una cifra record de ingresos tributarios representando el 10.7%  del Producto Interno Bruto (PIB).

Presente en el evento, el titular de la Unidad de Planeación de Hacienda, Ernesto Revilla, desestimó un impacto mayor del contexto internacional en el desempeño económico y nivel de endeudamiento mexicanos.

Si bien reconoció que en el ámbito internacional persisten las malas noticias con bajas tasas de inflación —principalmente en el mercado europeo a causa de un deprimido consumo— y desaceleraciones económicas, dijo que el país cuenta con un sólido crecimiento económico a partir de la segunda mitad del año.

Según el Indicador General de la Actividad Económica (IGAE), la economía nacional creció 2.5% anual en julio, lo que representó una ligera desaceleración respecto a junio, cuando creció 2.7%. Para agosto sufrió una desaceleración al registrar un crecimiento de 1.3%.

En cuanto a la deuda, la cual representa el 40.8% del PIB, ha sido utilizada por el gobierno para impulsar el crecimiento y se encuentra en un nivel seguro. Hacia 2017 y 2018  —dijo— se espera que concurra a menores niveles. 

 

A FONDO: Consulta Informes sobre la situación económica, las finanzas públicas y la deuda Pública de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

MÁS INFORMACIÓN: De cara al PEF 2015, focos rojos ante persistente caída en precios del crudo. Nota de Arena Pública del 14 de octubre del 2014.

MÁS INFORMACIÓN: Tras cambio en el precio del barril, diputados deben recortar gasto corriente. Nota de Arena Pública del 31 de octubre del 2014.