Gobiernos y Finanzas Públicas

¿Qué dicen los indicadores sobre la administración de Ángel Aguirre?

Las principales métricas en materia económica dan grises resultados

28-10-2014 09:18 Por : Arena Pública
En tres años la economía guerrerense sólo creció 1.6%.
En tres años la economía guerrerense sólo creció 1.6%.

Ángel Aguirre Rivero se fue de la gobernatura de Guerrero en medio del escándalo por los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa; sin embargo, ¿cuál es su legado en materia económica para el estado?

Con un rezago histórico, Guerrero de manera constante es aludido a malas noticias no sólo en materia de seguridad sino también sobre economía, ocupando los últimos lugares en casi todos los indicadores. ¿Qué avances se registraron durante los tres años de su administración en las principales métricas, desde abril de 2011 a octubre de 2014?

De acuerdo al último dato disponible del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de enero de 2011 al mismo mes de 2014 la economía guerrerense creció sólo 1.6%.

Lo anterior, cuando el promedio de crecimiento entre los 31 estados y el Distrito Federal en ese periodo es de 7.5%. Sólo Campeche y Durango tuvieron un peor desempeño. Chiapas y Oaxaca, también entre las entidades más rezagadas del país, crecieron 4% y 9%, respectivamente.

En cuanto al empleo registrado ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de abril de 2011 al mismo mes de 2014, éste creció 3.5%, mientras que el promedio nacional fue de 11%. De nuevo Guerrero fondea la tabla.

De hecho, el estado ocupa el primer lugar nacional de informalidad laboral, donde el 75.6% de su población económicamente activa no cuenta con las estándares mínimos de seguridad social y condiciones contractuales, la mayoría dedicada al ambulantaje..

En el indicador de la Inversión Extranjera Directa (IED) de la Secretaría de Economía (SE), a la administración de Ángel Aguirre Rivero le va un poco mejor. Del cierre de 2011 al de 2013, la IED en el estado creció 40%, ubicándose en el lugar 17 de 32 en cuanto al crecimiento entre los estados.

En cuanto a seguridad, condición necesaria para hacer negocios, las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública le dan el tiro de gracia a la gestión del gobernador con licencia.

Según los datos, para el cierre de 2010, meses antes de que Aguirre Rivero tomara el poder, Guerrero ya era un estado violento, se registraban 43 homicidios por cada 100,000 habitantes, sólo en Chihuahua y Sinaloa había más sangre, donde se asesinaban a 110 y 78 personas.

No obstante, con datos a septiembre de 2014, ahora Guerrero se ubica como el estado más violento, según el gobierno federal, registrando 32 asesinatos por cada 100,000 habitantes y desbancando a Chihuahua y Sinaloa, donde ahora la tasa es de 22.5 y 22 homicidios.

El Tec de Monterrey en su estudio de 2012 “La competitividad en los estados mexicanos” comenta que para que la economía de guerrero pueda alcanzar y sostener un nivel de competitividad alto debe contar con el recurso humano adecuado para llevar a cabo las funciones económicas de producción e innovación.

Sin embargo, el grado promedio de escolaridad en Guerrero en 2010 era de 7.3%, uno de los más bajos del país.

En su último reporte sobre competitividad estatal con datos a 2010, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) dice sobre Guerrero —al cual ubica en la posición 30 entre las 32 entidades federativas—:  que la desigualdad, el analfabetismo y el rezago en la participación de la mujer son los principales lastres del estado.

Estas condiciones no fueron reducidas en Guerrero, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). La pobreza pasó de representar en 2010 el 67.6% de su población al 69.7% en 2012.

¿Qué dicen los principales indicadores de la administración de Ángel Aguirre Rivero?

 

MÁS INFORMACIÓN: Ayotzinapa y el pacto fiscal. Columna de Arena Pública del 24 de octubre del 2014. 

MÁS INFORMACIÓN: Trasfondo de tragedia en Ayotzinapa es la no rendición de cuentas: RRC. Nota de Arena Pública del 21 de octubre del 2014.