Gobiernos y Finanzas Públicas

El empleo resiente incremento del salario mínimo

27-10-2014 15:19

Por cada 10% que sube el salario mínimo, el empleo decrece 1%, según un estudio del FMI.

El impacto del incremento al salario mínimo en el empleo difiere entre empresas por su tamaño. Agrandar
El impacto del incremento al salario mínimo en el empleo difiere entre empresas por su tamaño.

Por cada diez puntos porcentuales que se eleva el salario mínimo, el empleo decrece 1%, concluyó un estudio del Departamento de Investigación del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los investigadores Yi Huang, Prakash Loungani y Gewei Wang llegaron a esta conclusión tras revisar la información sobre salarios mínimos de 2 mil 400 municipios de China y los registros del gobierno acerca del 70% de las firmas industriales en aquel país desde el 2004.

Los académicos explican que el impacto difiere de empresa a empresa, siendo más intenso en aquellas con bajos sueldos, donde un incremento del 10% en el salario mínimo resultó en una caída de 1.8% del empleo.

Los autores del texto señalan que las conclusiones a las que llegaron en su trabajo son importantes en el contexto internacional y las economías emergentes, ya que China concentra aproximadamente el 25% de la fuerza laboral mundial.

Medir el impacto del incremento en el salario mínimo sobre la generación del empleo —reconocen— resulta difícil debido a la cantidad de factores, a veces inobservables e incuantificables, que pueden influir en el resultado.

No obstante, la información generada por el documento —añaden— es crítica para la formulación de una política pública que esté considerando incrementar el salario mínimo y para saber hasta qué punto.

Prakash Loungani, uno de los autores del estudio titulado “Salarios Mínimos y Empleo: Evidencia de China” reconoce lo polarizante que resulta elevar los salarios mínimos en las economías emergentes, tema constantemente presente en la agenda pública.

Mientras algunos piensan que hacerlo representa un impacto positivo para las economías y los individuos al darles mayor ingreso a los estratos de menor salario, existe también la preocupación de los efectos negativos para el empleo.

“Nuestro trabajo intenta llenar esta brecha” , refiere.

En México, la propuesta hecha recientemente por el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, al Poder Legislativo considera elevar el salario mínimo de 67 a 171 pesos diarios hacia el 2018, es decir 155%.

Si el escenario planteado por Huang, Loungani y Wang es correcto, y la iniciativa del jefe de gobierno llegara a buen puerto, el empleo en México caería en 15% al hacer un ejercicio matemático simple.

“Los salarios mínimos pueden ayudar a la causa de la equidad, garantizando que los trabajadores, en particular los de bajos salarios, tengan lo suficiente para vivir. Pero si el aumento del salario mínimo reduce el empleo, y termina por excluir a los trabajadores de bajos salarios de las perspectivas de empleo, puede tener efectos adversos en tanto el bienestar y la eficiencia”, concluye Loungani.

 

A FONDO: Consulta reporte del FMI, versión en inglés.

MÁS INFORMACIÓN: Salario mínimo, estancado en lo que va de 2014. Nota de Arena Pública del 13 de octubre del 2014.

Comentar