Gobiernos y Finanzas Públicas

Dilma se queda

Con un reducido margen de victoria, la sucesora de Lula cumplirá 8 años al frente del gobierno de Brasil.

27-10-2014 10:51 Por : Arena Pública
La presidenta reelegida dará paso a reformas en aquel país, según expresó en su discurso de victoria.
La presidenta reelegida dará paso a reformas en aquel país, según expresó en su discurso de victoria.

Por un delgado margen de victoria, Dilma Rousseff ejercerá un segundo periodo de cuatro años al frente del gobierno brasileño a comenzar el 1 de enero de 2015.

Con su victoria, el Partido de los Trabajadores (PT) estará en el poder 16 años al hilo, tras el mandato de ocho años de Luiz Inácio Lula da Silva desde 2003.

Según conteos preliminares, 51.64% de los brasileños votaron por la exguerrillera de 66 años de edad, mientras el 48.36% prefirió al liberal Aécio Neves, candidato opositor del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB). En esta jornada electoral se registró un porcentaje de abstinencia de 21.1%.

La victoria del PT a nivel federal se dio a pesar de haber perdido las gobernaturas en los dos estados más poblados de Brasil, Sao Paulo y Río de Janeiro.

Este margen de ganancia es la diferencia más ajustada desde el final de la dictadura brasileña en 1985.

En Brasilia, capital de aquel país, la presidenta dijo sobre este cierre que no respondía a una división de Brasil, sino a que “las emociones han salido, a veces de forma contradictoria, con un sólo objetivo: buscar lo mejor para el país”.

A su vez, prometió cambios y reformas y un plebiscito para darle forma a la reforma política exigida por buena parte de la población.

“Vamos a construir un Brasil más productivo y más moderno, pero también más solidario y que cuide a las personas, especialmente a las mujeres, a los negros y a los jóvenes”, sostuvo.

Por su parte, Neves felicitó a la mandataria reelegida, y declaró “dejo esta campaña con el sentimiento de que cumplí mi papel. He felicitado a la presidenta reelecta, le he deseado éxito y le he resaltado que la mayor de sus prioridades es ahora la de unir al país”.

El estancamiento de la economía brasileña, las críticas por casos de corrupción y las protestas sociales suscitadas durante el Mundial de Futbol de Brasil 2014 hacían posible pensar en un transición en el poder. Por un momento, tras la primer vuelta presidencial, Aécio Neves parecía llevarse la victoria, ya que entre las preferencias ostentaba el 51% frente al 49% de Rousseff.

De acuerdo con datos del Banco Mundial, en lo que va del mandato de Dilma Rousseff (2011-2014), el Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil sólo ha crecido en un promedio de 2%, sin considerar los resultados para 2014.

Esto, frente al mandato de ocho años (2003-2010) de Lula da Silva en Brasil, donde se registró un promedio de crecimiento anual de 4.1%. En ese tiempo, la economía brasileña llegó a crecer hasta 8% durante 2010, tras la severa crisis mundial.

En cambio, la presidenta ha dado seguimiento a la política de su predecesor para el abatimiento de la pobreza, con la cual ésta se ha reducido en 75% en los últimos 11 años, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés).

Los mercados no tomaron a bien la noticia en Brasil. Mientras el real (moneda brasileña) ha caído en torno a 3% frente al dólar, los futuros del selectivo de la Bolsa brasileña Ibovespa han cedido hasta un 6%.

Los aliados de Dilma Rousseff en el Cono Sur, Evo Morales de Boliva, Cristina Kirchner en Argentina y Rafael Correa en Ecuador, se apresuraron a felicitarle vía Twitter, destacando la victoria como un paso hacia la integración regional y la vigencia del modelo de inclusión social.

 

MÁS INFORMACIÓN: Dilma debe irse: The Economist. Nota de Arena Pública del 17 de octubre del 2014. 

OPINIÓN: Brasil: Rousseff va ganando; los mercados perdiendo. Blog de José Miguel Moreno del 02 de octubre del 2014. 

MÁS INFORMACIÓN: Fútbol y problemas de Argentina llevan a Brasil a la recesión. Nota de Arena Pública del 29 de agosto del 2014.