Gobiernos y Finanzas Públicas

Peña privilegia promoción de reformas en detrimento de Estado de Derecho: The Economist

20-10-2014 11:39

El gobierno no parece entender la importancia del imperio de la ley en su agenda económica.

La revista destaca que el 93.8% de los delitos en 2013 no fueron reportados o investigados. Agrandar
La revista destaca que el 93.8% de los delitos en 2013 no fueron reportados o investigados.

El gobierno de Enrique Peña Nieto ha priorizado las reformas económicas sobre la ley y el orden, sin admitir que ambas son igualmente importantes para el desarrollo, reportó el prestigioso medio inglés The Economist.

En un artículo para su edición impresa titulado “México y la impunidad: cuando el crimen está sin control”, asegura que los recientes hechos violentos en Iguala, Guerrero -donde desaparecieron 43 estudiantes- dan cuenta de que México aún está lejos de ser un Estado respetuoso de la ley.

Esto, en un contexto donde la falta de confianza de los mexicanos en sus autoridades policiales significa que el número de delitos no investigados, así como el número total de delitos, es “pasmosa”: el 93.8% de los crímenes en México durante 2013 no fueron reportados o investigados.

La Reforma Penal, la cual homologó los procedimientos a nivel nacional, resulta positiva para para contrarrestar la impunidad, y lograr una mayor rendición de cuentas; sin embargo, el gobierno ha promovido inadecuadamente el nuevo sistema de justicia “en parte porque se ha tratado de restar importancia a cualquier atisbo de violencia que podría disuadir a los inversores extranjeros”, le comentó a la publicación el jefe del proyecto Justicia en México, de la Universidad de San Diego, David Shirk.

Y añade: "ellos no parecen entender la importancia del imperio de la ley en su agenda económica".

Sabino Bastidas, analista político entrevistado por la revista británica, dijo que el problema radica en que los gobiernos locales y estatales son mucho más débiles que en el ámbito federal, lo que significa que las ciudades “son gobernadas como feudos”.

En un sistema donde el poder trae privilegio —dice—, y el privilegio puede literalmente significar no obtener castigo por un asesinato, no se trata sólo de que las instituciones tengan que cambiar, sino toda una estructura de pensamiento.

“Él (Enrique Peña) tenía las piezas pero nunca tuvo la visión del rompecabezas completo y ahora está pagando el precio”, dice la publicación citando al exsecretario de relaciones exteriores durante el mandato de Vicente Fox, Jorge Castañeda.

 

MÁS INFORMACIÓN: Asesinando las reformas. Columna de Samuel García en Arena Pública.

Comentar