Economía y Sistema Financiero

"Irracional" que mexicanos paguen pasivo laboral de Pemex: IMCO

31-07-2014 08:30

Increíble que haya mexicanos de primera, segunda y cuarta categoría, dice Manuel Molano, director general adjunto del IMCO, en alusión a los sistemas pensionarios del país.

Agrandar
"En unos años un bolero -que no tiene pensión- pagará con el IVA la pensión de un trabajador relativamente rico de Pemex”: Molano

Como 'irracional' calificó el IMCO que 29.3 millones de trabajadores que laboran en el sector informal de la economía y que no tienen acceso a un sistema de pensiones, paguen las pensiones vía impuestos de 120 mil trabajadores en activo y 80 mil jubilados de Pemex, de aprobarse en el Congreso que los pasivos laborales de Pemex se conviertan en deuda pública.

"Creo que no hay ninguna racionalidad en que tengamos que hacernos cargo de un mal manejo y diseño del fondo de pensiones… Lo que me asusta es que en unos años el bolero que está en la esquina y que no tiene pensión, con el IVA que paga estará fondeando la pensión de un trabajador relativamente rico en Pemex”, dijo Manuel Molano, director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO)

Hace 20 años los trabajadores que cotizaban en el Instituto Mexicano del Seguro Social se mudaron a un sistema de pensiones de contribución definida -donde cada trabajador costea su pensión con la aportación a un fondo de un porcentaje de su salario- administrado por el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), pero los trabajadores de Pemex y otras pensiones públicas no lo hicieron, explicó Molano.

Entre otras ventajas, los trabajadores de Pemex pueden jubilarse a los 55 años y no a los 65 como el resto de los sistemas de pensiones. Los petroleros reciben al jubilarse su salario íntegro mes a mes que además incrementa año con año según sea el aumento estipulado en el contrato colectivo de trabajo, mientras que en otros sistemas de pensiones el recurso mensual es equivalente a poco menos del 10% del salario del trabajador en activo y no aumenta con el tiempo.

Lo anterior además de recibir pagos por tiempo extra, productividad, compensación e incentivos al desempeño, canasta básica, bonos para gas, gasolina, prima vacacional, aguinaldo, incentivos por asistencias, rendimientos, servicio médico integral, vivienda, préstamos administrativos, gastos funerarios, becas, pagos por riesgo de trabajo, indemnizaciones y seguro de vida.

“Increíble que haya mexicanos de primera, segunda y cuarta” puntualizó Molano para referirse a la desigualdad de los sistemas pensionarios. 

De 1994 a la fecha los 17 millones de trabajadores adscritos al IMSS que se mudaron al SAR -con una aportación a su fondo de pensión de 6.7% sobre su salario- han acumulado lo equivalente al 12.5% del Producto Interno Bruto del país. Con esta capacidad de ahorro a la población ocupada en el sector formal le tomaría 200 años acumular los recursos que se necesitan para pagar las pensiones públicas, dijo Molano.

Al 2013 el pasivo laboral de Petróleos Mexicanos ascendía a 1.153 billones de pesos. En los próximos 10 años se jubilarán aproximadamente 20 mil trabajadores más con las prestaciones y condiciones actuales, pues de haber una modificación al contrato colectivo de trabajo estas no aplicaría en retroactivo.

Manuel Molano enfatizó en la necesidad de que los trabajadores de Pemex -por lo menos los nuevos- migren a un esquema de contribución a través de una Afore, como en el que están todos los trabajadores del sector formal.

El economista experto en temas de productividad y competitividad señaló que el pasivo de Pemex lleva a reflexionar ¿qué hará el país? pues actualmente no sólo la paraestatal cuenta con un sistema pensionario privilegiado, sino que “ni siquiera sabemos cuantos sistemas de pensiones públicas existen” y en que condiciones.

“Tendriamos que transparentar como se negocian estos contratos colectivos cada año, la Secretaría del Trabajo tendría que tener un registro anual de estos cambios: el crecimiento al salario y prestaciones y los impactos fiscales. Porque yo no sé si cualquier municipio tiene un fondo que mañana se convertirá en una bomba para las finanzas públicas,” advirtió Molano.

Además, criticó que el gobierno “satanice” a la industria de las administradoras de fondos para el retiro, cuando en su opinión, “lo que tendría que satanizar es el tipo de locuras y contubernios que están haciendo las pensiones públicas”.

Actualmente la deuda por el acumulado de las pensiones públicas en México -incluyendo a Pemex- asciende a 20 billones de pesos, equivalentes al 120% del PIB, según ventiló durante las discusiones de las leyes secundarias que regularán el sector energético, el diputado Alfonso Roblero del Partido del Trabajo.

 

OPINIÓN: Pasivos de Pemex: puntualizaciones. Columna de Samuel García del 30 de julio del 2014.

MÁS INFORMACIÓN: Deuda pública llegaría a 50% de PIB si asume pasivos de Pemex y CFE. Nota de Arena Pública del 28 de julio del 2014.

MÁS INFORMACIÓN: Gobierno absorbería pasivo de Pemex a cambio de modificaciones en contrato colectivo.  Nota de Arena Pública del 28 de julio del 2014.

MÁS INFORMACIÓN: El futuro alcanzó a las pensiones. Nota de Arena Pública del 28 de julio del 2014.

Comentar