Empresas y Empresarios

Banamex recibe mil 300 millones de pesos de Oceanografía

08-07-2014 03:30

El banco encabezado por Javier Arrigunaga recibió dinero de contratos vigentes entre Pemex y la proveedora de servicios creada por Amado Yáñez, sin embargo, hasta el momento no tiene acceso al capital.

Autoridades continúan investigando cómo se logró falsificar facturas por millones de dólares en plena era digital. Agrandar
Autoridades continúan investigando cómo se logró falsificar facturas por millones de dólares en plena era digital.

Fue en mayo pasado cuando Petróleos Mexicanos (Pemex), que dirige EmilIo Lozoya Austin, tuvo que depositar mil 300 millones de pesos en las cuentas de Oceanografía que todavía administra Banamex.

El problema es que ahora la administración de la que fuera la principal empresa proveedora de servicios marítimos para la paraestatal depende por completo del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), en donde –en medio de un concurso mercantil– ya acusan recibo de la escasez de recursos. Esos mil 300 millones de pesos servirían para cubrir muchos compromisos con proveedores y trabajadores, por ejemplo.

Fue la Procuraduría General de la República (PGR) la que ordenó congelar las cuentas de la empresa de Amado Yáñez mientras los contratos con Banamex y Oceanografía –al menos seis– siguen vigentes.

En dichos contratos los directivos del grupo financiero, que preside Javier Arrigunaga, establecieron los términos de la relación de negocios con Oceanografía desde hace cuatro años.

A través de una intensa relación contractual, Banamex le ofreció a Oceanografía todo tipo de servicios financieros: desde la administración de sus contratos con Pemex -vía la cesión de derechos- hasta coberturas contra variaciones de tipo de cambio o tasas de interés.

Banamex habría establecido una comisión de al menos 10 por ciento respecto al monto total de los contratos de Pemex por administrar la cobranza y pagar a los proveedores de la gigantesca contratista.

Con fama de mal administrador, Amado Yáñez encontró en los contratos con Banamex –que controlaba Martín Díaz– la mejor manera de dirigir recursos y cumplir en tiempo y forma con sus proveedores, con quienes mantenía una excelente relación amistosa; lo mismo invertía tiempo en ir de cacería que en pasar con ellos una temporada de vacaciones. Así era Amado Yáñez.

El contrato de cesión de derechos de cobro (contratos de Pemex), las anuencias y notificaciones de Pemex, los contratos de servicios de pago, los contratos de fideicomiso, los contratos de crédito, los contratos de cobertura, son algunos de los documentos clave que las autoridades de la Secretaría de la Función Pública y del SAE revisan para conocer cómo se falsificaron facturas en plena era digital y cómo fue posible que se desviaran más de 400 millones de dólares de los controles de Pemex pero, sobre todo de Banamex.  

Es cierto, Banamex tiene dinero de Oceanografía congelado en sus cuentas pero tampoco lo puede tocar; no podrá disponer de esos recursos para solventar el quebranto que ya quedó grabado en los libros de Citibank.

 

MÁS INFORMACIÓN: Aplica Banamex derecho de audiencia ante CNBV; nota de Arena Pública, 3 de julio del 2014.

Comentar