Empresas y Empresarios

Se prepara Vips para la guerra que viene

07-07-2014 02:45

La cadena de restaurantes adquirida por Alsea tendrá como rivales a nuevas marcas, cuya intención es introducir conceptos innovadores al mercado del país, que tan sólo en 2012 generó 692 mil millones de pesos.

Vips enfrentaría marcas orientadas hacia el sector de la comida rápida. Agrandar
Vips enfrentaría marcas orientadas hacia el sector de la comida rápida.

Con el 1.1% del Producto Interno Bruto (PIB), la industria de preparación de alimentos y bebidas experimenta un profundo proceso de consolidación en la que se prevé una guerra de precios. La compra de la cadena Vips es sólo una etapa más en este proceso.

Desde el 2008 -de acuerdo con cifras de Euromonitor- este sector ha vivido un complejo escenario derivado de la caída del consumo y de la capacidad de compra entre una población con problemas para conservar sus empleos.

No fue sino hasta el 2011 cuando en México y en los principales mercados de América Latina se presentó una reconfiguración. Fue en este periodo cuando la familia Cachua vendió la franquicia de la cadena de restaurantes Italianni's y cuando Alsea decidió incrementar su presencia en el segmento de la comida casual.

La valuación de estas adquisiciones no fue sencilla porque se perfilaron claramente como una apuesta al futuro y tomando en cuenta el potencial de ingresos por unidad. No podía ser de otra forma. La compra de Italianni's sufrió, por ejemplo, devaluaciones castigadas, desde la perspectiva de la familia Cachua.

Ahora Alsea se consolida como uno de los más importantes jugadores en este mercado y ya recibe los primeros efectos de la recuperación registrada entre el 2012 y el 2013. Pero la competencia no será sencilla.

Alsea acusa recibo de la competencia de otros jugadores que están introduciendo nuevos conceptos, marcas y formatos no sólo en México, sino también en mercados con potencial de crecimiento en América Latina.

Se estima que en México el número total de establecimientos es mayor a las 757,613 unidades, de las cuales, aproximadamente el 30.2% se consideran informales o puestos callejeros. Allí también se encuentra la gran competencia.

El valor total al 2012 de las ventas anuales de la industria de establecimientos de comida y alimentos fue de 692 mil millones de pesos, con un volumen superior a los 10,026.5 millones de transacciones y un ticket promedio de 69.1 pesos, con lo cual la presencia de establecimientos informales cobra mayor fuerza.

En un establecimiento informal el consumo puede ir desde los 39 pesos, sin embargo, en un restaurante de servicio completo como Vips el consumo rebasa los 134 pesos.

Alsea prevé que Vips se enfrente a competidores dispuestos a sacrificar el ticket promedio con menús que se alejan del llamado servicio completo y que estarán más vinculados con fast food.

La estrategia será ganar participación de mercado y posicionamiento de marca.

Durante el periodo del 2007 al 2012 se estimó que el volumen de transacciones y el valor de mercado crecieron a tasas compuestas anuales de 1.1% y 2.5%,  respectivamente, en términos reales.

Durante el 2012 el número de establecimientos del segmento de puestos informales/callejeros representó aproximadamente el 60.6% del total, mientras que el segmento de establecimientos de comida de servicio completo representó el 29.8%, los de comida rápida el 5.2%, los cafés y bares el 0.3% y el segmento de pizzas el 0.2%.

 

MÁS INFORMACIÓN: Vips, la venta que cambia las reglas del juego; nota de Arena Pública, 7 de marzo del 2014.

Comentar