Empresas y Empresarios

Sigma y Campofrío ordenan el gobierno corporativo

Las medidas corporativas contemplarán en un acuerdo inédito a todos los consejos de administración de Sigma & WH Food Europe, de Campofrío y de todas las sociedades de su grupo.

23-06-2014 08:44 Por : Arena Pública
En días pasados la empresa mexicana adquirió 80.93% de acciones de la firma ibérica.
En días pasados la empresa mexicana adquirió 80.93% de acciones de la firma ibérica.

Fue en enero pasado cuando la Comisión Europea aprobó la venta de la empresa española Campofrío a la filial del grupo Alfa, Sigma.

Con una facturación de más de tres mil millones de dólares, Sigma no enfrentó obstáculos para integrar las operaciones de Campofrío y fue hace apenas unos días cuando en el mercado de valores de España se concluyó la Oferta Pública de Adquisición del 80.93% de las acciones de Campofrío en la que también participó el grupo chino WH Group Limited.

La oferta ubicó a los títulos en 6.90 euros y una buena noticia para los inversionistas del mercado español es que, al menos por ahora, Sigma y WH Group no tienen intención de aplicar cambios significativos, al menos no durante los próximos 12 meses, aunque sí buscarán revisar detalladamente la estrategia de la compañía ibérica.

Un acuerdo relevante, por lo tanto, es el famoso pacto de accionistas que en la legislación española resguarda el gobierno corporativo de la empresa en donde confluyen intereses de inversionistas de varios países: España, China y Estados Unidos.

Para empezar, los consejos de administración de Sigma, WH Food Europe y Campofrío estarán integrados por siete miembros, cuatro de los cuales serán elegidos por Sigma México.

De facto Pedro Ballvé -presidente de Campofrío antes de esta compra- ha sido ratificado en el cargo; mientras tanto, el grupo estadunidense Smithfield Foods -que en 2004 compró el 22.4% de Campofrío pero que no pudo competir con la oferta de Sigma y los empresarios chinos- conservará la posibilidad de nombrar a otros tres miembros del consejo de administración, incluyendo al vicepresidente y al secretario no consejero, pero a partir de una lista previamente acordada entre los socios.

Sin embargo, para evitar conflictos Sigma y sus nuevos socios acordaron también que en este caso ni el presidente ni el vicepresidente del consejo de la nueva Campofrío tendrán voto de calidad en caso de empate en las votaciones.

Las medidas corporativas contemplarán en un acuerdo inédito a todos los consejos de administración de Sigma & WH Food Europe, de Campofrío y de todas las sociedades de su grupo.

Se consultará, por lo tanto, la modificación de la política de remuneración de los directivos ejecutivos y la creación o supresión de comités delegados. No son pocas las precauciones, tomando en cuenta que este tipo de desencuentros en materia de gobierno corporativo provocaron problemas entre Repsol y Pemex, lo que terminó en la desinversión de la petrolera mexicana.

 

MÁS INFORMACIÓN: ADO, Sigma, ¿Carso?, capital mexicano desembarca en España; nota de Arena Pública, 15 de diciembre del 2013.