Gobiernos y Finanzas Públicas

Rechaza Canacine favorecer al cine extranjero

29-05-2014 08:06

Ante señalamientos de proteccionismo a producciones foráneas, la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y el Videograma (Canacine) se apresta a revelar cifras sobre las ganancias del cine nacional.

Pese a la buena racha de la industria nacional, 120 películas en un año, miembros del sector aseguran se favorece al cine foráneo. Agrandar
Pese a la buena racha de la industria nacional, 120 películas en un año, miembros del sector aseguran se favorece al cine foráneo.

En Canal 11, que dirige María Enriqueta Cabrera, con amplia cobertura y teniendo como portavoces a los dirigentes de la Academia Mexicana de Cine, se transmitió un mensaje claro a las cadenas de salas para la distribución de películas: se trata –según lo expresado en el evento de premiación del Ariel de este 27 de mayo–  de un oligopolio que privilegia la exhibición de películas extranjeras, sobre todo estadunidenses, y que hasta ahora frena el crecimiento de la industria que por primera vez produjo más de 120 películas en un año.

La razón de esta buena racha tiene que ver con los estímulos fiscales que permiten a las empresas acreditar, contra el pago de impuestos (el 20% del Impuesto sobre la Renta), las inversiones que se dedican a  la industria cinematográfica.

A cambio, los patrocinadores obtienen menciones en la producción y el ya famoso product placementque busca integrar productos y servicios en la trama de una película o producción televisiva.

Ha sido a través del Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción y Distribución Cinematográfica Nacional (Eficine) que el Servicio de Administración Tributaria (SAT), a cargo deAristóteles Núñez, impulsó durante 2013 la producción de películas en todos los géneros.

Agustín Torres Ibarrola, presidente Canacine, estuvo presente durante la premiación y entrega del Ariel a las producciones más destacadas de la industria cinematográfica nacional.

Acusó por lo tanto, y en tiempo real, recibo de un mensaje que en algún momento tuvo una evocación proteccionista y que se remontó a las negociaciones del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN).

Los productores, los directores, los guionistas y actores de la industria cinematográfica pidieron un trato justo para el cine mexicano y se quejaron -a través de la Academia Mexicana de Cine- de los pocos días que algunas películas permanecen en exhibición.

Sin embargo, en la Canacine no coinciden con estos argumentos y durante los próximos días darán a conocer cifras de los logros en taquilla que han registrado algunas películas mexicanas que sí llegaron a las salas con argumentos que cautivaron al público dispuesto a pagar un boleto.

También se traerá a valor presente la iniciativa de Cinépolis que preside Alejandro Ramírez, de distribuir algunas películas mexicanas con contenido social, como La Jaula de Oro, para lo cual el distribuidor asumió gran parte de los gastos.

Hace algunos meses le comentábamos que gracias a los estímulos del Eficine se estaba generando un círculo vicioso: ahora es mejor negocio producir una película con recursos garantizados y a fondo perdido que exhibirlas.

No importa si se ven o no esas producciones porque los fondos estarían garantizados. Allí el debate en una industria que aumentó en un millón de boletos el número de entradas vendidas y que disminuyó hasta en una tercera parte el costo para alentar la demanda en una economía con un consumo débil.

 

MÁS INFORMACIÓN: Cine mexicano con cargo al fisco, nota de Arena Pública; 18 de febrero de 2014.

Comentar