Economía y Sistema Financiero

Crecimiento vendrá por “jalón” de EU, mercado interno sin expectativa positiva

28-05-2014 14:06

La minoría de los economístas encuestados por el Observatorio ¿México cómo vamos? aún piensa que el país puede crecer más de 3.1%.

El principal riesgo para el crecimiento de la economía mexicana es que EU no se recupere: Villagómez. Agrandar
El principal riesgo para el crecimiento de la economía mexicana es que EU no se recupere: Villagómez.

Economistas mexicanos como Jonathan Heath, Alejandro Villagómez, Fausto Hernández, entre otros, coinciden en que el crecimiento del país para los próximos trimestres vendrá principalmente de un repunte esperado en diversos indicadores de la economía en Estados Unidos, y muestran pocas esperanzas en la posibilidad de que se fortalezca el mercado interno, debilitado en el primer trimestre del año por el impacto que sufrió el consumo ante la alza de precios a consecuencia de la reforma fiscal.

Luego del ajuste al crecimiento del PIB para el 2014 de 2.7% desde 3.9%, las opiniones respecto al ritmo de crecimiento futuro se dividieron. En la encuesta realizada por el observatorio México ¿cómo vamos? a 14 expertos entre los que se encuentran los citados, cinco opinaron que el PIB al cierre del 2014 crecerá 2.5% o menos, cinco estimaron un registro de entre 2.6% a 3.0% y cuatro de 3.1% a 3.5%.

Para el vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Jonathan Heath -quien optó por la opción de crecimiento económico de 2.5% o menos- hay señales tanto positivas como negativas para los próximos trimestres.

Las primeras provienen de las exportaciones no petroleras -donde se ubican principalmente las manufactureras cuyo destino es 80% Estados Unidos- porque “parece ser que se estan adelantando un poco”, y las segundas de los indicadores de consumo interno que “están muy débiles, todavía no queda claro que hayan tocado fondo”.

El principal riesgo para el crecimiento de la economía vendría de que no “levanten” las exportaciones no petroleras porque “son como un motor y todo lo demás depende mucho de ese jalón,” sostuvo Heath.

El profesor e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas, Alejandro Villagómez -quien optó por la opción de crecimiento de entre 2.6% y 3.0% en la encuesta del Observatorio- opinó que los indicios de crecimiento todavía no son muy fuertes.

El principal de ellos es la considerable inversión gubernamental en infraestructura y otros rubros que necesariamente tiene que mostrar un impacto en la demanda agregada hacia el segundo semestre del año, y coincidió con Heath al señalar que el principal riesgo del ritmo de crecimiento del PIB en México está en que la economía norteamericana no termine su recuperación.

El vicepresidente del Consejo de Instituto Mexicano para la Competitividad, Roberto Newell García -quien optó por el 2.5% o menos- apuntó que para lograr un crecimiento mayor a esta tasa anual la economía de Estados Unidos “tendría que tener un repunte sensacional y el consumo doméstico tendría que tener una recuperación muy fuerte. No lo veo.”

Por su parte, el economista Fausto Hernández, profesor e investigador del CIDE, fue uno de los más entusiastas al elegir la opción de 3.1% a 3.5% basado en que “los Estados Unidos nos jalarán en el segundo semestre y algo de la construcción acelerada que está haciendo el gobierno”.

 

A FONDO: Consulta la encuesta del Observatorio México ¿cómo vamos?

OPINIÓN: La advertencia de Carstens. Columna de Samuel García del 28 de mayo del 2014.

 

Comentar